Ars longa, vita brevis

IMPORTANTE

25 de October de 2005

Esta es la última entrada de La Lengua que os va a aparecer en Bloglines (o el agregador de noticias que uséis), dado que estáis usando el canal de suscripción antiguo (http://lalengua.info/atom.xml), que no se va a volver a actualizar. El nuevo canal feed para suscribirse a La Lengua es el siguiente:

http://lalengua.info/feed

Veo que la mayoría de vosotros aún estáis suscritos al canal antiguo. Por favor, si os interesa seguir leyéndonos, actualizad vuestras suscripciones. Podéis hacer esto de dos maneras:

  1. Agregando el siguiente canal: http://lalengua.info/feed . Normalmente, cualquier agregador tiene un botón que dice “Add susbcription”, “Agregar suscripción” o algo parecido.
  2. Yendo a la página principal (http://lalengua.info) y haciendo clic en alguno de los botones de suscripción que os aparecen en la columna de la derecha, abajo, donde dice “Suscríbete a La Lengua“. Debéis pulsar el botón correspondiente a vuestro agregador (Bloglines, Feedster, Feedness, My Yahoo, Rojo).

Si tenéis dudas sobre cómo hacer todo esto, o queréis más información sobre lo que es un agregador de noticias, para qué sirve, y cómo suscribirte a blogs, no dudes en escribirme (elias.gomez@gmail.com) y te ayudaré encantado.

Nos leemos allí.

Problemas… por un tubo

23 de October de 2005

No sé si leeréis esto, aunque se supone que si aún estáis suscritos al feed antiguo, sí que lo vais a leer. El caso es que he vuelto a publicar La Lengua desde Blogger para intentar solucionar los problemas que me está dando me estoy buscando con WordPress.

Estoy haciendo lo posible por solucionarlo, y os aseguro que me he hecho con ayuda muy cualificada. En cuanto esté todo listo, podréis suscribiros a La Lengua con el nuevo feed:

http://lalengua.info/feed

Mientras tanto, seguiré publicando con regularidad. Os recuerdo que podéis leer los artículos nuevos, si todo va bien, en la misma dirección del blog: http://lalengua.info (ir).

Sabed perdonar, hermanos, e iréis al Paraíso. Salud.

P.S.: ¿Alguien entiende mucho de WordPress? Toda ayuda es poca.

Otra vez de mudanza

20 de October de 2005

Ya tenemos la mudanza definitiva (cruzo los dedos).

Podéis leernos en

http://lalengua.info

El nuevo feed para suscribiros a La Lengua es

http://lalengua.info/feed

En la barra lateral de la página principal tenéis botones para suscribiros a los agregadores más populares con un solo clic.

Nos leemos allí.

Eduardo Haro Tecglen, en coma

18 de October de 2005

Como opinante, Eduardo Haro Tecglen te puede caer bien o mal (a mí me cae mal, repito, como opinante, ya que no lo conozco personalmente) pero está claro que es un histórico del periodismo en España. Ha entrado en coma, y lo cuenta su mujer en el blog de él.

Vía Escolar.net.

Actualización, 19/10/05: Finalmente Haro Tecglen ha fallecido.

Magos y psicólogos

Si quieres saber dónde está la gracia en esta frase, más te vale aprender inglés, porque yo no pienso cometer el crimen de traducirla:

A magician pulls rabbits out of hats. An experimental psychologist pulls habits out of rats.

Consejos para los que escriben blogs

17 de October de 2005

Aunque yo sigo pensando que sólo hay uno o dos consejos válidos para esto, es decir: escribe cosas interesantes y escríbelas de forma original y divertida (haz literatura, vaya), creo que la mayoría de los consejos que da Jakob Nielsen en este artículo son bastante buenos (traduzco sólo los títulos):

Los diez errores principales de diseño de weblogs:

1. No poner una biografía del autor

2.No publicar una foto del autor

3. Los títulos de los artículos no describen el contenido

4. No dices adónde llevan los enlaces

5. Los artículos clásicos no son fáciles de encontrar

6. El calendario es la única forma de navegar por el blog

7. Publicar con frecuencia irregular

8. Mezclar temas

9. Olvidar que escribes para tu futuro jefe

10. Tener un nombre de blog tipo *.blogspot.com o *.blogalia.com

(La traducción es totalmente libre)

Creo que cumplo la mayoría de ellos, aunque hay algunos que ni por asomo (el nº 3; se podría decir que huyo de esa norma); otros con los que no estoy de acuerdo (muchas buenas bitácoras con miles de visitas acaban en *.blogspot.com); y otros que veo más dentro de mis fantasías que de un futuro próximo (el nº 9). La regla nº 5 la estoy empezando a cumplir desde hace poco, y la 6ª la cumpliré en unos días o semanas, tan pronto como consiga hacer algo decente con WordPress.

En cualquier caso, estos consejos, como todos, son para que cada cual haga con ellos lo que le plazca.

Zen

15 de October de 2005

Si un árbol cae en medio del bosque y no hay nadie allí para oírlo, ¿produce algún ruido?

Acertijo zen
Aunque no os lo creáis, esto del acertijo zen tiene su razón de ser: este es el primer post que escribo con la bitácora alojada en mi nuevo hosting.

Así que os hago una pregunta zen: ¿podéis leer esto que estoy escribiendo? Es sin duda una pregunta zen, ya que si no lo leéis, no podéis responder. Hoy no me siento muy filosófico, así que si podéis leer este artículo, os rogaría que dejáseis un comentario.

Mudanza

Si volvéis un poco más tarde y tenéis problemas para ver La Lengua, echadme las culpas a mí: estoy mudando el sitio del hosting de Arsys.es al de Lunarpages.com. Espero que no haya demasiadas complicaciones.

Si las hay, decidle a mi novia que la quiero.

Del aleph a la zeta

14 de October de 2005

Muy interesante esta imagen que narra la evolución desde el alfabeto fenicio (c. 900 a. C.) al que manejamos en casi todas las lenguas occidentales (que proviene del latino).

Vía Curioso Pero Inútil.

La trama

Para que su horror sea perfecto, César, acosado al pie de una estatua por los impacientes puñales de sus amigos, descubre entre las caras y los aceros la de Marco Junio Bruto, su protegido, acaso su hijo, y ya no se defiende y exclama: “¡Tú también, hijo mío!”. Shakespeare y Quevedo recogen el patético grito.

Al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetrías; diecinueve siglos después, en el sur de la provincia de Buenos Aires, un gaucho es agredido por otros gauchos y, al caer, reconoce a un ahijado suyo y le dice con mansa reconvención y lenta sorpresa (estas palabras hay que oírlas, no leerlas): “¡Pero, che!”. Lo matan y no sabe que muere para que se repita una escena.

Jorge Luis Borges, El Hacedor.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho