Ars longa, vita brevis

La metamorfosis

29 de April de 2010

Franz Kafka es un autor incomprendido, dicen todos los que entienden de algo, o los que quieren dárselas de eso. Y yo estoy de acuerdo. Pero no porque piense que en su narrativa hay disquisiciones metafísicas que es necesario desentrañar valiéndose de manuales de filosofía, sino precisamente porque, al ser un escritor y un fenómeno con un magnetismo tan evidente, todo el mundo quiere buscarle esos tres pies al gato, y leen sus narraciones sobrevolándolas, como si no fuese posible que el pobre bohemio quisiese, simplemente, contar la historia de un hombre que un día se despierta convertido en una cucaracha de un metro setenta y cinco. Lo del magnetismo de Kafka es evidente. Hay muchos escritores que cuentan con un adjetivo castellano creado en su honor (Cervantes, Homero, Calderón, Lorca, etc.), pero sus adjetivos suelen referirse a cuestiones literarias: obra cervantina, poema homérico, tragedia calderoniana, teatro lorquiano. Solo Kafka, y puede que algunos más, donaron su nombre a un adjetivo que puede aplicarse a la literatura y a la vida, pero sobre todo a la vida. ¿Qué no es kafkiano hoy en día? Mirad la tele, la política, la economía, las leyes, la educación pública… Creo que Kafka es el Jules Verne del siglo XXI, de igual modo que Verne fue el Jules Verne del siglo XX. Uno en ciencia y el otro en psicología y sociología.
(more…)

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho