Ars longa, vita brevis

Breve historia del cero

7 de May de 2013

Aun sin estar seguro de su fiabilidad histórica en los detalles, me ha resultado muy simpática esta «historia del cero» que aparece en el libro Las trampas del deseo, del psicólogo israelí Dan Ariely, que estoy leyendo ahora:

Fueron los babilonios quienes inventaron el concepto de cero; luego los antiguos griegos debatieron sobre él en elevados términos (¿cómo algo podía no ser nada?); el antiguo erudito indio Pingala lo emparejó con el numeral 1 para obtener los dígitos dobles, y tanto los mayas como los romanos hicieron de él parte de sus sistemas de numeración. Pero en realidad el cero encontró su lugar alrededor del año 498 de nuestra era, cuando el astrónomo indio Aryabhata se levantó de la cama una mañana y exclamó: ‘Sthanam sthanam dasa gunam’; que traducido quiere decir más o menos: «De posición a posición, 10 veces su valor». Con ello nacía la idea de notación decimal que relaciona el valor de un dígito con su posición. A partir de ahí el cero experimentó un auge: se difundió al mundo árabe, donde floreció; atravesó la península Ibérica rumbo a Europa (gracias a los musulmanes hispanos); fue objeto de algunos retoques por parte de los italianos, y luego cruzó el Atlántico para llegar al Nuevo Mundo, donde a la larga resultaría tremendamente útil (acompañado del dígito 1) en un lugar llamado Silicon Valley.

Esto viene en un capítulo dedicado, ahí es nada, a investigar por qué ejerce en nosotros una influencia mágica cualquier oferta que incluya algo gratis, incluso en las circunstancias —que las hay— en las que puede ser contraproducente para nosotros.

Según yo tenía entendido —y según defiende también el artículo en la Wikipedia—, los romanos no conocieron el cero. Cuando algo no era nada, usaban el indefinido nihil (de donde proceden, por ejemplo, los vocablos castellanos «nihilismo» y «aniquilar»). Es por ello que el castellano, cuyo léxico procede mayoritariamente del latín, hubo de adoptar el arabismo sifr («vacío») que dio un doblete en nuestro idioma: «cero» y «cifra», si los recuerdos de mis estudios de Historia de la Lengua Española no me han abandonado del todo. Pero para mí lo más llamativo del párrafo que he citado más arriba, sin duda, es la idea de que, si al final el cero no hubiese llegado a nuestra civilización, los adelantos informáticos habrían sido distintos. La mitad del lenguaje que entienden los ordenadores —léase: teléfonos, televisores modernos, videoconsolas, documentos electrónicos— es el número cero. ¿Cómo nos las habríamos arreglado? Es una interesantísima idea, creo, para una distopía que yo no estoy capacitado para imaginar.

1 comentario en “Breve historia del cero”

  • # Suso dice:
    10 de May de 2013 a las 0:14

    Mucho me temo que la realidad no hubiera sido tan distinta. Por un lado, el hecho de que el código binario se represente con ceros y unos se debe a que son dos símbolos conocidos, no a que tengan un significado importante en los sistemas. Por ejemplo, muchos circuitos electrónicos establecen para el 0 un valor de tensión de -5V y para el 1 5V. En realidad creo que daría un poco igual que fuese 0/1 ó A/B ó cualquier otra dupla. Igualmente en muchos sistemas la unidad de información más pequeña con la que se trabaja es el byte, cuya representación va de 0 a F (equivalente a 15). Igual que el hecho de no utilizar un sistema de numeración octal o hexadecimal no nos ha privado de construir máquinas que los utilicen como base, no creo que no disponer del cero fuese un gran problema para el desarrollo de la informática.

    Lo que sí veo más problemático es que si no existiese el concepto de cero, no se podría haber avanzado apenas en Matemáticas (¿cómo existirían los números negativos, por ejemplo?). Y si las Matemáticas no hubiesen alcanzado una cierta complejidad dudo que alguien hubiese podido idear ningún tipo de aparato computacional, ya que al fin y al cabo un ordenador no deja de ser una calculadora que hace operaciones básicas a una velocidad de vértigo 🙂

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho