Ars longa, vita brevis

Nueve

24 de April de 2012

Hoy este blog cumple nueve años. Es un buen momento para saber quién sigue leyéndolo, aunque no esté en sus horas más altas. Gracias por estar ahí.

Agenda

22 de April de 2012

Poco puedo añadir a lo muchísimo que se ha dicho ya sobre el tema.

Un par de preguntas sobre el «copago»

18 de April de 2012

Como ya se lleva meses diciendo, llamarlo copago es un error. El total de la subvención a los medicamentos se paga mediante los impuestos. Y los que más tienen, más impuestos pagan (estoy hablando de las clases medias y bajas, todo el mundo sabe que en este país los ricos no pagan impuestos).

1. Dicen que se ve a marabuntas de ancianos llevándose toneladas de medicamentos. La primera pregunta es: ¿Quién se los receta? Supongo que un doctor en Medicina. Una de dos: o los medicamentos recetados son necesarios —yo siempre he confiado, y confío, en el criterio de los médicos— o los doctores están actuando mal. Si la respuesta es la segunda, debe actuarse contra quienes recetan innecesariamente, no contra los que ya han pagado, con sus impuestos, los medicamentos.

2. La segunda pregunta es esta: ¿Nos van a bajar los impuestos? Porque, si se deja de subvencionar parte de los medicamentos, es para que haya menos gasto de las arcas públicas. Si no nos bajan la presión fiscal, ¿adónde irá el dinero ahorrado? ¿A algún rescate de la banca, como se rumorea? Seguro que, siguiendo su costumbre, el presidente Rajoy sale inmediatamente a dar explicaciones. O no.

El FMI, Alemania, la salud y la vida: unos datos (actualizado).

11 de April de 2012

1. El Fondo Monetario Internacional califica de “riesgo” el que la gente viva demasiado.

2. Se ha repetido hasta la saciedad, como un mantra, eso de que la sanidad española es insostenible. No solamente lo han hecho los medios autoproclamados liberales, también otros que, no declarándose liberales, de facto lo son (el otro día, por ejemplo, lo oí en Radio Nacional de España). Sin embargo, la sanidad española se encuentra entre las más baratas de la Unión Europea.

3. España es el séptimo país del mundo en esperanza de vida, de una lista de 210. Es decir, estamos dentro del 5% de países más longevos. Si quitamos países cuya población no permite equipararlos al nuestro, como San Marino (31.716 habitantes) o Hong Kong (7.008.900), somos el segundo.

3 bis. Todos los países que nos dan lecciones sobre economía, sostenibilidad o sanidad se encuentran por detrás de nosotros. Francia, dos puestos por detrás. Alemania, veinticinco. Estados Unidos, cuarenta y tres.

4. Nuestra renta per cápita es inferior a la de todos los países nombrados. Con una menor renta per cápita y un gasto sanitario menor que el de Francia y el de Alemania —del de Estados Unidos no dispongo de datos—, nuestra esperanza de vida es mayor.

5. Con todos estos datos, un país que hasta ahora, ganando menos y gastando menos recursos, tiene una esperanza de vida mayor, está tomando lecciones de unos países que, con más dinero y más gasto, viven menos. Solo podemos llamar a eso de una manera: estupidez.

Había una fábula —no recuerdo el autor; si alguien lo sabe, que lo indique en los comentarios— en que un cuervo tuerto intentaba dar consejos a una zorra. La zorra, con buen criterio, mandaba al cuervo a paseo: “¿Cómo vas a darme consejos tú, que no has sabido cuidar de ti mismo?”

En esta fábula, nosotros somos la zorra. La diferencia es que esta vez tomamos las palabras del cuervo como el súmmum de la sabiduría. Así nos lucirá el pelo.

5 bis. El derecho a la baja por enfermedad. El derecho a un sueldo digno. El derecho a la huelga. El derecho a la manifestación pacífica. Ahora, el derecho a la vida y a la salud. La velocidad con la que estamos aceptando la renuncia a derechos que se han conseguido después de cientos de años de lucha no puede presagiar nada bueno.

Coda: Se puede seguir tirando de datos. Por ejemplo, que muchos jubilados europeos vienen a España a operarse o recibir asistencia médica, porque es gratuita y de calidad, rechazando las de sus propios países. Y más: que España es, que yo sepa, de los pocos países que ofrece asistencia médica gratuita realmente universal, incluyendo a los inmigrantes, sean legales o no. Todo nos lleva a lo mismo: es probable que nuestro sistema sanitario sea el más eficiente del globo. Y se lo quieren cargar, para que únicamente seamos los primeros en el deporte rey. Pena, asco y vergüenza de los gobernantes que tiene este pobre pedazo de tierra.

El amor

2 de April de 2012

Cierto era que me había sentido mejor durante estos quince días de ausencia que ahora, en el día de mi regreso, aunque todavía en el camino desatinaba como un loco, respingaba como un azogado, y a veces hasta en sueños la veía. Una vez (esto pasó en Suiza), me dormí en el vagón y, por lo visto, empecé a hablar con Polina en voz alta, dando mucho que reír a mis compañeros de viaje. Y ahora, una vez más, me hice la pregunta: ¿la quiero? Y una vez más no supe qué contestar; o, mejor dicho, una vez más, por centésima vez, me contesté que la odiaba. Sí, me era odiosa. Había momentos (cabalmente cada vez que terminábamos una conversación) en que hubiera dado media vida por estrangularla. Juro que si hubiera sido posible hundirle un cuchillo bien afilado en el seno, creo que lo hubiera hecho con placer. Y, no obstante, juro por lo más sagrado que si en el Schlangenberg, en esa cumbre tan a la moda, me hubiera dicho efectivamente: «¡Tírese!», me hubiera tirado en el acto, y hasta con gusto. Yo lo sabía. De una manera u otra había que resolver aquello. Ella, por su parte, lo comprendía perfectamente, y sólo el pensar que yo me daba cuenta justa y cabal de su inaccesibilidad para mí, de la imposibilidad de convertir mis fantasías en realidades, sólo el pensarlo, estaba seguro, le producía extraordinario deleite; de lo contrario, ¿cómo podría, tan discreta e inteligente como es, permitirse tales intimidades y revelaciones conmigo? Se me antoja que hasta entonces me había mirado como aquella emperatriz de la antigüedad que se desnudaba en presencia de un esclavo suyo, considerando que no era hombre. Sí, muchas veces me consideraba como si no fuese hombre…

F. M. Dostoyevski, El jugador.

Por mucho que la mejor fama entre los escritores realistas la tengan los franceses, los ingleses, y aquí, en parte por nuestro chovinismo, los españoles, yo creo que en la descripción de los sentimientos los rusos son los amos indiscutibles.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho