Ars longa, vita brevis

Con papel de fumar

25 de October de 2011

Estados Unidos es un enorme y fascinante país. Siendo un lugar donde el color de tu piel no solo puede prever tu nivel de ingresos, sino también tus posibilidades de ser condenado a muerte (por ahí están las estadísticas, no deben de ser muy difíciles de encontrar), es por otra parte también uno de los principales paladines del lenguaje políticamente correcto, del llamar a los indios nativos americanos —mientras se les mantiene en sus reservas cebados con el dinero de los casinos— y a los negros afroamericanos o africanos americanos —mientras estos engrosan la población penitenciaria—. Curiosamente, el término americanos lo reservan para los descendientes de anglosajones, sobre todo. Los autodenominados blancos (españoles que leáis esto, que sepáis que en los Estados Unidos no pertenecéis a ese grupo) copan la élite económica y política, pero en todas las películas aparece un juez negro. No seré yo el que no vea la viga en el ojo propio, pues, como buen español, veo en mi país más defectos que en ningún sitio, pero los EUA no dejan de ser una nación bastante paradójica.

Los STARS (ojo: “Estudiantes que enseñan en contra del racismo”) de la Universidad de Ohio han creado una campaña en contra de los estereotipos raciales en los disfraces, supongo que ahora que se aproxima Halloween, haciendo hincapié en que el respeto que merecen todas las culturas (?) debe impedir que uno decida disfrazarse de mexicano, oriental o negro basándose en estereotipos. La campaña, preparada con una afinación que me hace pensar en estudiantes de diseño y publicidad, ha producido carteles tan bonitos e impactantes como este:

No soy yo un entendido, pero sí un apasionado, del diseño, y creo notar gran maestría en cada uno de los detalles del cartel: el peor estereotipo posible con el que se identifica a alguien por su etnia —en este caso, a los musulmanes con los terroristas islamistas—, la cara de bueno y el aspecto de normal del individuo discriminado (casi siempre, cuando uno intenta demostrar su no racismo a toda costa, acaba mostrando que sí es racista), la cuidada aliteración de esos dos términos con relativa similitud fonética —culture y costume—, esos dos NOT resaltados con un azul idéntico al de la bandera de los Estados Unidos, entre letras blancas también presentes en el estandarte useño, que también contiene el rojo, que aquí, curiosamente, está representado en los cartuchos de dinamita que el falso terrorista ha pegado a su cuerpo.

Daría un premio al diseñador de estos carteles.

Lo malo viene cuando uno suelta sus creaciones en internet… Esto… Creo que poco se puede decir. Disfrutad (vía Boing Boing, imágenes de Know Your Meme).




Escribe un comentario

Hay que comer

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho