Ars longa, vita brevis

Tres enlaces para pensar

11 de January de 2011

El primero: en Las penas del agente Smith, Esto es un debate. Creo que todo el mundo debería memorizar este diagrama de flujo, traducido de otro sobre cómo debatir con un cristiano, o al menos imprimirlo y llevarlo siempre en el bolsillo de la camisa. Sinceramente, pienso que nos iría mejor a todos.

El segundo, en Neatorama: Por qué las madres chinas son superiores. La mencionada superioridad se refiere al mayor éxito obtenido por los alumnos chinos en los sistemas educativos, en comparación con los infantes occidentales. Una pista: el 70% de las madres occidentales piensan que presionar a sus hijos en el ámbito escolar es negativo para ellos. El porcentaje de madres chinas que piensa lo mismo es… el 0%. Otra pista, traducida directamente del post:

El hecho es que los padres chinos pueden hacer cosas que a los occidentales les parecen inimaginables, o incluso cuestionables legalmente. Las madres chinas pueden decirles a sus hijas: «Oye, gorda, pierde algo de peso». Por el contrario, los padres occidentales suelen andarse con rodeos, hablando en términos de «salud» y no mencionando nunca jamás la palabra «gordo»¹, y aun así sus niños nunca acaban yendo a terapia por desórdenes alimenticios o por falta de autoestima.

(1) Nota del blogger: consúltese el término original en el post enlazado. Creo que con the f-word se refieren, en este caso, a fatty, y no a fuck, que tengo entendido que es la f-word por paradigma.

Soy enemigo de explicaciones simplistas a problemas complejos, y con todo, tengo que admitir que suelen ser las más fiables.

El tercer enlace es un comentario en este mismo blog que estáis leyendo. Un Daniel, que creo que es lector accidental (o en todo caso, nuevo), afirma en un post que escribí hace años sobre el racismo:

Pero claro que los negros se parecen a los monos…que no vieron al presidente de sudafrica que al bailar hasta salta como un verdadero simio. No me queda duda los negros son orangutanes.

Me gustaría que, aparte de a pensar, el comentario os animara a comenzar un debate aquí. No soy enemigo de poner límites a la libertad de expresión, a no ser que atente directamente contra individuos con calumnias o injurias, y aun así no estoy muy seguro de que, según nuestra legislación, ese comentario no pueda ocasionarme problemas, por considerarme la ley una suerte de editor de este blog. ¿Puede considerarse racista ese comentario? ¿Sería, en ese caso, ilegal? ¿Se me podría procesar y condenar a mí por él, a pesar de poder demostrar —mediante el correo electrónico aportado o la I. P.— que no soy su autor?

Espero vuestras aportaciones en los comentarios.

1 comentario en “Tres enlaces para pensar”

  • # antonio molina dice:
    12 de January de 2011 a las 20:08

    ¿Y si imito muy bien el ladrido de un perro me convierto en uno?

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho