Ars longa, vita brevis

Improbable

4 de January de 2011

Llego, a través de Neatorama, a la web Improbable Research, concepto definido en la misma página como «la investigación que hace a la gente reír, y entonces la hace pensar».

En dicha página aparecen noticias sobre las investigaciones más curiosas, como la relación entre estrujar una pelota con las manos y la creatividad, la forma de reducir el olor de los espárragos en la orina o la dinámica de los hula-hop.

La que me ha llamado la atención, sin embargo, es la que publican en Neatorama: reacciones de los gatos ante hombres con barba. Al parecer, desde hace décadas, hay científicos investigando cómo se comportan los felinos domésticos ante la contemplación de un hombre con vello facial, y, aunque se ha avanzado bastante en el conocimiento del tema, de la lectura del artículo se desprende que los resultados no son aún concluyentes. Sin embargo, hay tres cosas que se pueden afirmar, si bien no categóricamente:

1. A los gatos no les gustan los hombres con barbas largas, especialmente si son oscuras.
2. Los gatos se muestran indiferentes ante hombres con barbas más cortas.
3. Los gatos parecen confusos ante hombres que tienen barbas incompletas o sin todas sus partes (supongo que se refiere a patillas, bigote, barba propiamente dicha, etc.).

Al final del estudio se nos ofrece una bibliografía de nueve —¡nueve!— libros y artículos sobre el asunto, aunque no todos se ciñen estrictamente al tema de las barbas, sino que algunos de ellos hablan sobre las reacciones felinas a las piernas peludas y a las cabezas calvas, también conocidas como bolas de billar. Otro se dedica a explicar las conclusiones de una investigación sobre las reacciones de los gatos a los sombreros. Miren, en el primer enlace de este artículo, la bibliografía al final, y comprueben, con el mismo asombro que yo, que uno de los artículos, publicado en 1983 en la revista Mind/Body Review, y titulado A Study of How Cats Respond to Body Hair (Estudio sobre la respuesta de los gatos al vello corporal), tiene un autor que es ni más ni menos que… Schwartzenegger, A. Yo no afirmo ni niego nada, ahí lo dejo.

Los gatos. Quien no los conozca no sabe que son lo más extraordinario del universo moviente. Y no, no es 28 de diciembre hoy.

¿Qué significa esto?

1 de January de 2011

Pues significa que una de mis determinaciones para este comienzo de 2011 es continuar con el blog, esta vez de forma regular. Espero contar todavía con algún lector. Si estáis ahí, feliz año nuevo.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho