Ars longa, vita brevis

Inmorales

20 de April de 2009

Se ha sabido hoy, o se sospecha al menos, que el padre de una niña que actúa en la película Slumdog Millionaire —fantástica película, por cierto, a ver si tengo tiempo de dedicarle un post— estuvo a punto de venderla por una cantidad escandalosa de dinero. El padre lo niega todo, y dice que le tendieron una trampa. Supongo que nunca se sabrá la verdad de todo esto, pero lo que sí parece confirmado es que unos periodistas del diario británico News Of The World se hicieron pasar por compradores para tener su suculento reportaje basura y hartarse de vender ejemplares.

Y yo me pregunto: ¿qué es más inmoral? Intentar vender a un ser humano, aunque no fuera tu propia hija, es un acto tan depravado que se nos ocurren pocas villanías comparables. Pero ¿qué hay de la actuación de los periodistas? Han provocado una situación desagradable con el único fin del lucro, ya que su negocio, y más si trabajan en ese periódico, es obtener noticias morbosas para recaudar dinero a la gentuza ávida de incestos, parricidios y bebés de dos cabezas. El padre, desde luego, también actuaba movido por el afán de riquezas fáciles.

Sin embargo, y puede que esto os resulte incómodo de leer, no sabemos a quién venderíamos si viviéramos en un suburbio de Bombay, si nos levantáramos muy de mañana para buscar algo de basura entre toneladas de excrementos para poder comer algo. Quién sabe si no ofreceríamos a uno de nuestros hijos en venta a una pareja adinerada, asegurando a ese hijo un porvenir mejor, y de paso pudiendo ofrecer mayores oportunidades a los otros con el dinero cobrado.

Ya lo sé, la venta de un ser humano es un acto ilegal y despreciable, y no tiene justificación, se mire como se mire. Pero yo no digo que tenga justificación, solo digo que probablemente muchos de vosotros, y yo, habríamos dudado, como quizás hizo el padre de la pequeña, si estuviéramos en una chabola infestada de ratas en el país con más pobres del mundo, y no leyendo (o escribiendo) este post en un monitor plano que cuesta el presupuesto para comida de una familia paupérrima de la India durante tres años.

De todas maneras, pensad en algo. Los que idearon la farsa, los periodistas cuya intención era vender un millón de ejemplares más, probablemente cuando aún se encontraran en su hotel de cinco estrellas, son quienes han destruido esa infancia. O al menos son mucho más responsables del destrozo que el inculto y hambriento padre.

5 comentarios en “Inmorales”

  • # julifos dice:
    21 de April de 2009 a las 6:41

    De entrada, es más inmoral “hacer” que “decir” y parece que al final el padre no hizo nada, ¿no? A diferencia de los otros, que mintieron para recaudar.

  • # MrBlonde dice:
    21 de April de 2009 a las 7:45

    Son una vergüenza los tabloides británicos, pero al menos se venden como tales, y ya se sabe qué credibilidad otorgarles. Aquí las mentiras van disfrazadas de verdades en periódicos como El Mundo.

  • # Crul dice:
    21 de April de 2009 a las 12:36

    Bueno, yo seguiría extendiendo la responsabilidad hasta los consumidores de este tipo de historias, y ahí entramos casi todos.

  • # pitufo dice:
    22 de April de 2009 a las 9:50

    Sin duda comparto lo que dice Crul, la responsabilidad es mucho más compartida…

  • # Maldito Friki dice:
    22 de April de 2009 a las 23:28

    Opino lo mismo que tú.

    Tiene mucho más delito lo que han hecho los “periodistas” que no el presunto intento de salir adelante como sea del padre de la niña.

    Y también estoy de acuerdo con Crul. Si no fuera por el morbo de los lectores (o espectadores en general), este tipo de reportajes no se harían.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho