Ars longa, vita brevis

Veinte años

12 de March de 2009

Este chico pasará los próximos veinte años de su vida en una cárcel afgana, si alguien no lo remedia, por el delito de haber distribuido un artículo sobre los derechos de las mujeres.

No puedo evitar sentir vergüenza anticipada, ya que seguramente pronto se oirán voces de numerosos gobiernos occidentales –entre ellos, quizás, el nuestro–, diciendo que aunque no comparten la condena, respetan el ordenamiento jurídico de los demás países. En realidad, ese respeto no es respeto por el país, sino por las decisiones de los poderosos sobre los parias, como siempre. Por mi parte, no siento ningún respeto por esas decisiones cubanas, chinas, afganas; es incompatible el respeto por sus gentes con el respeto por sus gobiernos y tribunales.

Sin embargo, aunque parezca una paradoja, esto me da un poco de esperanza. Una condena tan desproporcionada para un delito tan banal solo puede significar una cosa: los integristas están asustados. Sus retrógrados ideales van perdiendo terreno y acabarán por desaparecer, cuanto antes mejor. Pero el nombre de Sayed Pervez Kambaksh, si es que este mundo merece la pena, será recordado durante mucho tiempo.

1 comentario en “Veinte años”

  • # MrBlonde dice:
    12 de March de 2009 a las 23:06

    ¿Para garantizar esta democracia hay fuerzas internacionales en Afganistán? Vergüenza nos tenía que dar.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho