Ars longa, vita brevis

Cuando una lengua se pierde…

19 de February de 2009

… ¿va al cielo?

Bromas aparte, me encuentro con este estupendo artículo de Pablo en Abundando. Ignoro la formación lingüística o histórica del autor, pero es un buen ejemplo de cómo explicar cosas bastante complicadas con pocas y muy claras palabras. Os lo recomiendo. El artículo trata sobre por qué hay tantas lenguas, y por qué no menos, ni más, y sobre cómo podrían perderse unas lenguas, aparecer otras y si es posible que en un futuro extraño todo el mundo hablase un solo idioma.

No entra en el tema de si hubo una sola lengua originaria de la que proceden todas las demás, y lo entiendo, porque siendo el tema interesantísimo, aún no ha habido lingüista ni escuela que lo haya podido solventar. Algo totalmente comprensible, ya que lo más seguro es que nunca se sepa: las únicas pruebas que probablemente pudiéramos utilizar para estudiar el lenguaje de nuestros antepasados serían registros escritos o sonoros, y la escritura se inventó miles de años después de la aparición del lenguaje, y las grabaciones sonoras miles de años después de la escritura. Gracias a la comparación de lenguas vivas y a los registros escritos hemos podido documentar de forma casi segura la existencia de lenguas de las que nadie ha hablado nunca, como el indoeuropeo, pero remontarnos más atrás parece tarea imposible, y como lingüista que cree firmemente en la Lingüística como ciencia, es verdaderamente una tristeza.

No dejéis de leer el artículo, aunque vuestro interés por las lenguas sea solo el de una persona interesada vagamente por cualquier cosa interesante. Mi comentario al artículo lo reproduzco a continuación:

[…] no tengo tan claro eso de que no pase nada si una lengua desaparece. Según los lingüistas idealistas, una lengua es una forma de ver el mundo, y si al final todo el globo acaba hablando una sola lengua (lo que veo muy probable, y que sea posiblemente un inglés muy contaminado con castellano y con rasgos del chino y del árabe), habrá una visión del mundo unitaria. Esto puede hacer posible que no haya gente que piense de manera muy distinta a los demás, lo que puede acarrea la dificultad de ver los propios fallos.

El contemplar lo felices que son algunas comunidades humanas alejadas de Occidente, que sobreviven trabajando en la naturaleza y con no muchas comodidades modernas, quizás ha hecho que en esta parte del mundo no nos olvidemos de que no todo es trabajar cuantas más horas mejor para tener una tele más grande que la del vecino. No digo que esto lo haya causado el distinto idioma que hablen en Nigeria, pero sí una forma distinta de ver el mundo, quizás propiciada en todo o en parte por un distinto idioma.

Sí estoy de acuerdo en que intentar imponer una lengua a martillazos (como hicieron los romanos, Franco o algunos gobiernos autonómicos aquí y ahora) es una barbaridad, especialmente cuando se hace con fines políticos inconfesables. Para que una lengua sobreviva, no siempre es imprescindible un proceso de normalización. El griego siguió empleándose como lengua de cultura durante toda la época imperial romana por su prestigio literario y filosófico. ¿No podrían empeñarse los gobiernos en promover la creación de obras literarias y la investigación científica en las lenguas propias, en lugar de condenar al fracaso escolar a muchos alumnos que han de aprender la lengua autonómica en la escuela a fuerza de castigo y estudio? Eso, en mi opinión, también ayudaría –quizá más– a evitar la pérdida de una lengua, y sobre todo se haría por medio del respeto a una lengua de cultura, y no por miedo a multas y suspensos.

11 comentarios en “Cuando una lengua se pierde…”

  • # b... dice:
    19 de February de 2009 a las 18:20

    No creo que el inglés llegue a ser mucho más universal de lo que lo es ahora mismo. El latín pudo desplazar las lenguas de pueblos prerromanos como los celtas o iberos, pero no la de aquellos que tenían una lengua de cultura boyante (léase griegos), de la misma manera que el árabe no desplazó al persa, ni el español al italiano en los dos siglos que estuvieron en Nápoles. No puedo concebir que el inglés per se haga desaparecer al chino, al árabe ni al español, más bien creo que estos idiomas seguirán evolucionando por su cuenta, como lo han hecho durante cientos de años (salvo catástrofe…).

    En segundo lugar, una pregunta: ¿qué pruebas hay de que los romanos impusieran su lengua a martillazos? Hasta donde yo sé, a martillazos impusieron muchas cosas, pero no el idioma. Dejadme especular: los pueblos conquistados que adoptaron el latín lo hicieron porque les convenía (comercio, por ejemplo), no porque nadie los apaleara si no hablaban latín. Lo que hoy es Inglaterra estuvo bajo dominio romano el tiempo suficiente para hablar hoy una lengua romance, y no ocurrió; ¿es que la política lingüística era diferente en Hispania y en Britania? Eso de las «políticas lingüísticas» es más bien algo actual… yo creo que al emperador, con que pagaran sus impuestos, le bastaba.

  • # Maldito Friki dice:
    19 de February de 2009 a las 19:31

    “en lugar de condenar al fracaso escolar a muchos alumnos que han de aprender la lengua autonómica en la escuela a fuerza de castigo y estudio”

    No entiendo esta parte. ¿Quieres decir que no está bien que se enseñen lenguas autonómicas? ¿Que deberían ser opcionales? ¿Que deberían relegarse a un nivel secundario respecto a otras lenguas?

    Te agradecería que lo desglosaras un poco más.

  • # Elías dice:
    19 de February de 2009 a las 20:08

    b….: tienes toda la razón, en el sentido de que no hubo una normalización lingüística forzada en el imperio. No se obligó a nadie a olvidar su lengua a fuerza de pilum. Pero con la centralización económica y política conseguida con la fuerza militar, en realidad al final no hubo casi más remedio que ir olvidando la lengua materna y aprendiendo el latín, y luego tus hijos finalmente solo hablaban latín. Por eso he dicho «a martillazos», utilizando el martillo como una metáfora de fuerza indirecta.

    Maldito Friki: ¿cómo voy a decir que no está bien? Me parece estupendo que se enseñen (de hecho, creo que debe enseñarse todo). Además, si defiendo la idea de que es bueno que haya muchos idiomas, no puedo estar defendiendo que no se enseñen.

    Lo que quiero decir es que obligar a rotular comercios privados en una lengua determinada, o forzar la enseñanza en una única lengua, no es algo que en realidad ayude a la pluralidad lingüística. Convierten el idioma en una norma, una ley, una tarea de colegio. Y primero, un idioma no es eso, ni debe serlo; y segundo, es un buen método para que haya gente que odie esa lengua (los adultos, por ser algo que les puede acarrear sanciones económicas, lo que me parece demencial, estamos hablando de una lengua; los jóvenes, por convertirse en una asignatura susceptible de castigo).

    Una lengua es, además de un medio de comunicación, un hecho cultural. ¿Os imagináis que se multase a la gente por no hablar por teléfono, o por no llevar el traje regional en su comercio? Mutatis mutandis, creo que el caso es parecido.

    No creo que sea sano imponer una inmersión lingüística que tiene el objetivo de devolver una sociedad a un estadio cultural distinto (el de la preeminencia de una lengua sobre otra), haya sido este estadio anterior real o inventado por un delirio político, que hasta tanto no llego. Sobre todo cuando dudo mucho que esto sea la aspiración de una sociedad, sino más bien de una clase política que espera obtener beneficios futuros de ello.

    Creo que, en el caso de Franco, con la regularización del castellano y la discriminación del resto de las lenguas del país se pretendía, consciente o inconscientemente, predisponer la sociedad hacia el centrismo castellano, y con lo que se hace ahora en las autonomías con lengua «propia» creo que se pretende lo mismo. Cuando en Cataluña nadie tenga el castellano como lengua útil y viva para las relaciones sociales e institucionales, será más fácil para los políticos de determinada cuerda decir: «¿Veis como somos distintos? Pues ahora hemos de tomar una decisión en consecuencia.» Lo cual no es sino un proyecto político de unos políticos concretos, legítimo, pero no a cualquier coste. Y es posible que en el camino se estén vulnerando derechos de los ciudadanos, pero cuando el cambio cultural sea pleno, ya no importará a nadie.

    Pero en un país tan tonto como este, los políticos tienen una extraña y poderosa capacidad: hacer que los ciudadanos quieran lo que ellos hacen, en lugar de hacer ellos lo que queramos nosotros.

  • # Maldito Friki dice:
    19 de February de 2009 a las 20:21

    Entonces, un modelo más justo es el valenciano, en el que los padres pueden escoger si quieren escolarizar a sus hijos en español, en valenciano o en “bilingüe”. De este modo, no se hiere los sentimientos de nadie.

  • # Pablo Martínez-Almeida dice:
    20 de February de 2009 a las 10:11

    Elías, ¿te importaría cambiar el enlace para que apuntase directamente al post? De esta forma la gente no tiene que buscar la entrada en el blog. Gracias.

    ¿Mi formación histórica y lingüística? COU + económicas + MBA. Y cierta afición a la lectura, aunque sin la velocidad deseada. 😉

  • # Elías dice:
    20 de February de 2009 a las 19:38

    Arreglado, Pablo, no sé por qué ha pasado. Siempre apunto al enlace concreto. Después de casi seis años no sé cómo me ha podido pasar esto 😛

  • # --- dice:
    24 de February de 2009 a las 14:52

    Me da mucha pena ver como se están usando las lenguas para tapar otras cosas en las campañas políticas. Me da mucha pena. Y a veces, otros sentimientos más viles que este. También me aburre. Me cansa ver la manipulación y la tergiversación que se hace de ciertas realidades lingüísticas. Es cansino y al mismo tiempo, perverso.
    Me pregunto dónde estaba toda esa gente cuando en Galicia durante los más de quince años que gobernó determinado partido político. Me pregunto dónde estaban cuando el año 1983 se aprobó por unanimidad del parlamento gallego la Lei de normalización lingüística. Me pregunto dónde estaban cuando en 2004, gobernando dirignetes de diferente signo del actual, se aprobó también por unanimidad el plan de normalización lingüística.
    El decreto, aprobado más tarde, no es más que un eslabón más en esta cadena. Sólo eso.
    Otra cosa es lo que nos quieran vender o contar o sesgar.
    Conozco bien la realidad linguistica de Galicia y no sólo de Galicia. También conozco bien la realidad de las aulas de ahora y de hace veinte años. Habría mucho que decir de todo eso. Tanto como para simplificarlo en unas cuantas frases puestas aquí.
    No creo que haya que ser nacionalista para defender una lengua; nacionalista de ningún signo, tampoco español.
    Los políticos, ciertas asociaciones, ciertos medios, sus secuaces, han quebrado un consenso que estaba ahí, trabajado desde años atrás, fuera cual fuera el signo político que gobernara. Que pena me da, qué cansancio.
    Es mentira que el castellano esté fuera de las aulas de Galicia, y todos lo saben. Y todos lo utilizan.
    Es un tema que me toca. No sé si os suena la ruptura en la cadena de trasmisción de la lengua materna. Pues eso, las madres, aunque hablen con sus parejas y familias su lengua, dejan de trasmitírselas a sus hijos. También dejan de usar su lengua en contextos más formales. Detrás está la diglosia. La desigualdad.
    Que podemos entonces hacer?

  • # Darthz dice:
    25 de February de 2009 a las 18:01

    Todo este debate me ha traído a la mente la serie Firefly, de la cual hablo hace nada en mi blog y sobre la que entonces, el año pasado, estuve volviendo a ella una y otra vez y escribí algún que otro artículo extenso sobre la magna obra de Whedon. Me pareció curioso esto y lo relacioné porque en esta serie se da un poco algo que se ha tocado en el debate. El futuro de las lenguas. La historia es una space opera futurista donde tras muchas guerras y muchos siglos, las dos superpotencias que se acabaron extendiendo por el espacio fueron China y Estados Unidos, esto hizo que el idioma gobernante al final en este nuevo universo fuera uno en el que el inglés predominaba, y donde había resquicios de Chino Mandarín, sobre todo cuando insultaban, por ejemplo. Es solo ficción, pero no deja de ser curioso.

  • # Elías dice:
    25 de February de 2009 a las 18:27

    Firefly: una serie gloriosa, de lo mejor que he visto en mi vida.

    Lástima que la película sea un bodrio tan lamentable.

  • # Darthz dice:
    26 de February de 2009 a las 16:06

    Ah… hablas con un enamorado de la serie; no suelo decir nunca de las cosas “lo mejor”, “mi favorito”, etcétera, pero con Firefly todas estas reglas se rompen. Serenity a mí me parece magnífica, y le perdono sus carencias, que las tiene, sobre todo cuando la ves por primera vez. Y si la ves con doblaje. Espero que no haya hecho eso, es denunciable. Con subtítulos y en Vo, si la ves tras visionar Firefly, al menos pasó conmigo cuando la vi el año pasado por tercera vez, me encantó.

  • # Marina dice:
    8 de July de 2012 a las 0:33

    Dicen que perder una lengua es perder una visión diferente del mundo y que habalr sólo una lengua te limita el pensamiento… yo creo que eso son pamplinas porque las palabras se crearon para expresar a los demás lo que ya llevamos dentro de por sí, si estudiamos cómo se formaron un idioma no se sabe muy bien si reir o llorar, algunos son por puro ego de los humanos para diferenciarse o creerse distinto al resto, eso ocurrió con el inglés-americano y otros idiomas.

    Sinceramente, nunca me he sentido especial por hablar castellano.

    Lo más irónico es que si una lengua muere sin que esa zona o país haya sido conquistado o habido mestizaje, es porque sus propios hablantes han dejado de transmitirla a los hijos o los hijos han dejado de interesarse para aprender otras lenguas que les garantizen un mejor futuro.

    La solución no es imponer a el resto ese idioma en el colegio y con lo de los rótulos, como en Cataluña, en realidad sólo usan un idioma para creerse distintos, mejores, no se, me parece una pena preservar un idioma en esas condiciones, y lo peor es que poco a poco le van lavando el cerebro a las personas alimentando sus EGOS.

    todo por el ego del ser humano.

    Un idioma es algo práctico, debe servir para comunicar con muchas personas no para crear barreras y enfrentar a la gente, si el castellano estuviera de capa caída yo no lo dudaría, no lo impondría a mis hijos, preferiría inculcarles una lengua que los ayude en su futuro.

    En España se habla castellano, y no permitir que alguien en este territorio se exprese en castellano en cualquier institución u organismo es anticonstitucional. Y los ciudadanos les siguen el juego a los políticos poruqe lo más fácil es creer que eres iferente al resto sólo por hablar otro idioma.

    En fin…

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho