Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php:339) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » La Lengua responde

Ars longa, vita brevis

La Lengua responde

29 de November de 2008

Inicio –y espero terminar también– aquí una nueva sección: La Lengua responde. El motivo es el siguiente: he recibido un comentario en la cola de moderación, comentario que no voy a aprobar. Pero primero os voy a informar, sobre todo si lleváis poco tiempo por aquí, acerca de sobre qué va esto de la moderación de los comentarios (si queréis ir directamente al meollo, saltaos los próximos seis párrafos).

Yo soy un fundamentalista de la libertad de expresión. Creo que todo el mundo debería poder decir lo que le dé la gana, moleste a quien moleste y ofenda a quien ofenda, siempre que la expresión de fulano no tenga la única intención de insultar a mengano. Por eso, desde que empecé a escribir este blog, y han pasado ya más de cinco años, siempre he permitido los comentarios en él (desde la primera época de Blogger, en que el sistema no albergaba comentarios y tenía que instalar un código de otra web para que la gente pudiera escribir). Con los comentarios de los lectores he conocido a mucha gente interesante, he conocido sus webs, que a menudo eran tan interesantes como las personas, y sobre todo he conocido ideas nuevas. Pero bueno, lo mejor de todo no era que yo lo conociera, sino que todos los que leen el blog pudieran conocerlo. Además, a menudo los comentarios añaden una información valiosísima a los posts, hasta el punto que muchos de ellos son más interesantes que el propio artículo.

Cuando mudé el blog a WordPress, y no recuerdo la fecha, pero debe de hacer por lo menos como tres años, he sido víctima de muchos comentarios de publicidad no deseada (spam para los amigos). Es el gran problema de este sistema de publicación. Sin embargo, encontré un magnífico plugin que eliminaba la mayoría de los comentarios publicitarios, y permitía pasar los comentarios de personas reales (el sistema es realmente eficiente, que yo recuerde sólo ha interpretado como spam un comentario válido en un par de años).

Sin embargo, aún se colaban de vez en cuando algunos comentarios malignos. Así que tomé una decisión: activé la opción de WordPress que impide que un comentario salga publicado, a no ser que la dirección de correo que se aporte –y que queda en todos los casos oculta, así que no os preocupéis– ya tuviera un comentario aprobado manualmente.

Dicho en breve: si uno de vosotros escribe un comentario, y escribe su dirección de correo electrónico –requisito insalvable–, apruebo ese comentario, y el resto de los que escribáis es publicado automáticamente. Así puede cada uno escribir los comentarios que quiera, una vez ha demostrado que es una persona y no un programa publicitario. Permito la libertad de expresión, prohíbo la publicidad no deseada y no pierdo demasiado tiempo en el asunto. Todos contentos.

Y ahora vamos con el porqué de este post-sección. Hoy he recibido un comentario que quiere ser publicado, pero que no va a serlo. El comentario fue escrito para la entrada ¡Bu!, que escribí hace un par de días. Dice algunas cosas con las que no estoy en absoluto de acuerdo, pero que por supuesto tiene todo el derecho a decirlas. Me gusta escuchar y leer opiniones muy contrarias a las mías, porque creo que es una de las mejores maneras de aprender.

Sin embargo, el autor del comentario intercala dos o tres insultos por cada opinión, y eso es algo que no le permito ni a mi padre, y mucho menos, como es lógico, a un aspirante a troll. Uno puede venir a mi blog, si quiere, a decir que si nos cargáramos a todas las ballenas el mundo sería un lugar maravilloso. Me parece una estupidez, pero creo que la gente tiene derecho a decir estupideces. Pero esta es mi casa, oiga, y a mi casa no va a venir usted a insultarme. Bueno, puede venir, si quiere, pero no va a pasar de la puerta.

Voy, sin embargo, a responder a su correo, por si vuelve a pasarse por aquí a leer, cosa que dudo. Escribo sus opiniones en negrita y mi contestación en regular:

Creo que un profesor deberia estar mejor informado.

Yo también. No solo un profesor, sino todos los profesores. Y no solo los profesores, sino todo el mundo. A ver si no prosperan las propuestas de quienes creo sus amigos, y abandonan la idea de controlar Internet: todo el mundo estará mejor informado.

Bajarse musica o peliculas por internet es ilegal, salvo que hayas comprado previamente lo que te estas bajando.

Eso es men-ti-ra. Te remito a este enlace, con un fragmento de una entrevista a un abogado especializado en propiedad intelectual, para que te aclares las ideas. Además, es algo que cae por su propio peso: si fuera ilegal, estos artistas que tienen a todo un Gobierno trabajando a su servicio ya nos tendrían a todos en la cárcel. Para el resto de tu insultante e ignorante párrafo, te sigo remitiendo al mismo enlace (si no te acuerdas de lo que escribiste te puedo devolver tu comentario por correo). La ley española dice que bajarse cosas de la red no es ilegal si no existe ánimo de lucro. Y varios jueces, en sentencias firmes, han dictado que ver una película en tu casa no es ánimo de lucro, a no ser que cobres entrada a tus amigos. Eso hasta que el Gobierno cambie la ley, haga una a medida de sus cuatro apesebrados artistas (y en contra de la mayoría de la población) y entonces empiece a encarcelar a la mitad de la población española. Mientras tanto, es totalmente legal, y a ver si te vas enterando.

El ejemplo que pones de la panaderia es improcedente y ridículo. Si no eres capaz de distinguir entre el aroma del pan y una creacion protegida por la ley, eres un *** (omito la palabra por ofensiva y por contener faltas de ortografía) o tienes ****, y me pregunto como te permiten dar clases.

El aroma del pan es producido por el trabajo del panadero. La película que me bajo del eMule es producida por una gran cantidad de personas. Ambas cosas se pueden disfrutar, en España, de acuerdo con las leyes vigentes, sin pagar a nadie. Si te molesta te chinchas, hasta que logréis cambiar la ley. Yendo al final del párrafo, me permiten dar clases porque he demostrado, en un proceso selectivo consistente en varias pruebas (entre ellas un examen escrito sobre un temario de más de setenta unidades) que estoy capacitado para ello. Es más: lo he demostrado dos veces. Hace algo más de dos años, cuando aprobé las oposiciones sin plaza (con un aprobado raspado) y este mes de julio, cuando obtuve la nota más alta en el proceso selectivo (con casi un punto completo de diferencia sobre la segunda nota). Para ello tuve que demostrar, además, un conocimiento de la vigente Ley Orgánica de Educación. Nada tuvo que ver, sin embargo, el que mi exiguo conocimiento de las leyes de propiedad intelectual sea bastante más amplio que el tuyo.

La propiedad intelectual ni es un capricho ni una arbitrariedad. Es un sistema justo de retribucion del trabajo de todos los que participan en ella, que costó siglos de lucha conseguir.

Puedo estar de acuerdo o no, pero no creo haber hablado de ello en mi post. Sobre el resto del párrafo, ya que hablas tanto de leyes, podría caer dentro de la denominación de «calumnias» en el Código Penal. De hecho, si bajar películas del eMule fuera delito, el de calumnias sería bastante más grave, ya que afecta a la persona en cuanto tal y a su honor, no a sus posesiones, así que piénsalo un poco antes de ir por ahí dando lecciones de ética y de Derecho. Por suerte o por desgracia, no tengo ni tiempo ni ganas de ir denunciando a gente como tú. Ni siquiera eres un delincuente interesante.

Para tu informacion, hace 20 años, cuando se empezaron a fabricar cacharros qu ecopiaban obras ajenas -básicamente los cassettes de la Philips, las fotocopiadoras,etc.- se creo un conflicto entre las industris electronicas y los propietarios de las obras, que se resolvió en un pacto privado, luego recogido en ley: Los autores permitian la comercializacion de aparatos de copia solamente para hacer copias de material adquirido legitimamente y en compensacion, los fabricantes pagarian un canon por aparato y material virgen. Ese es el famosos canon, y la unica copia legal al margen de las vendidas oficialmente, la que realiza un usuario para el mismo a partir de un original que ha adquirido legalmente, la copia privada.

Los autores no «permiten». No son nadie para «permitir» ni prohibir nada. Son ciudadanos como yo. Los fabricantes no tienen que pedirles permiso para comercializar productos: tienen que atenerse a las leyes y punto. Es cierto que –contrariamente a la idea de democracia–, en España muchas veces las leyes parece que las redactan unos pocos grupos privilegiados, como los autores, y luego los políticos las respaldan y publican, en pago de vete tú a saber qué servicios (aunque parece estar bastante claro). Para tu información (parafraseándote). Lo de que la única copia legal es la que hace un usuario a partir de un original que ha adquirido legalmente, es tu opinión. Que, por cierto, es distinta que la de varios jueces, que supongo que estarán peor informados que tú.

Esto es lo que deberias explicar a tus alumnos. Serias un profesor un poco menos popular, pero bastante mas decente. Cuando quieras, voy a tu clase y te explico a ti y a tus alumnos que eres un *** y un *** y cual es la realidad de los hechos. Y, de paso, que es inaceptable insultar, imjuriar y mentir y que una persona sensata y normal no deberia atreverse a opinar sin saber y a insultar a quien vale mil veces mas ella sin mas argumentos que una montaña de falsedades.

Sustituyo los insultos por asteriscos, y respeto las faltas de ortografía. Te informo de que no soy un profesor popular, ni es mi intención: solo soy un profesor. Mi trabajo no consiste en obtener popularidad. Yo soy un profesional. Mi trabajo es enseñar, aun a costa de quienes intentan desinformar a los alumnos para convertirlos en homo consumens sin cerebro. Y sobre la última oración… pues mira tú quién fue a hablar.

Por cierto, no estás invitado a mi clase. No tiene nada que ver el hecho de que no parezcas tener mucha idea de lo que hablas. Es porque no demuestras tener educación. Y en mis clases se empieza siendo educado: los alumnos y el profesor se respetan, se piden las cosas por favor y se dan las gracias luego, y nadie insulta a nadie. Además, por mucho que tú lo creas, dudo que puedas enseñarles nada. Ellos sí que te podrían enseñar alguna que otra norma de conducta. Pero este curso el cupo está completo.

Demostrad, si queréis, la libertad de expresión que hay aquí en los comentarios.

Epílogo

Qué mala es Internet.

Resulta que, ya por morbo, me he puesto a buscar en Google la dirección de correo que ha aportado el individuo autor del comentario, porque parecía real. Solamente me ha dado un resultado. Es un comentario en otra anotación en otro blog (no enlazo a la anotación ni, por supuesto, voy a publicar el correo electrónico de esta persona). En ese comentario, dice:

Te recuerdo que la imputacion de un delito es en si misma un delito

En el comentario que quería publicar en La Lengua, este caballero dice:

La propiedad intelectual ni es un capricho ni una arbitrariedad. Es un sistema justo de retribucion del trabajo de todos los que participan en ella, que costó siglos de lucha conseguir. Los que lo criticais, ademas de hablar generalmente sin el mas minimo conocimiento, como pruebas en tu texto, sois unos despreciables ladrones que os amparais en el anonimato que os proporciona el uso abusivo de una técnica. Sois tan despreciables como el comerciante que sisa, el empresario que no paga o no cotiza la Seguridad Social, o el carterista. O peores, ellos no presumen de sus delitos.

Curioso… bah, como ya he dicho, este tipo no me parece interesante ni como presunto delincuente. La negrita es mía.

14 comentarios en “La Lengua responde”

  • # rafagames dice:
    29 de November de 2008 a las 23:37

    Una pregunta de nada. ¿Cuál sería la onomatopeya correcta para indicar aplausos? Porque es lo único que se me ocurre hacer ahoraismo.
    Es una lástima que gente así circule por la red, pues dan ganas de vomitar, sinceramente.
    Muy correcta tu decisión sobre el comentario y tu contestación.
    Un saludo.

  • # Francisco dice:
    30 de November de 2008 a las 0:34

    @rafagames A mí se me ocurriría algo como “¡Plas, plas, plas!”

    Si alguna vez recibo a un troll así en mi blog solo espero ser capaz de responderle con la misma contundencia que tú.

  • # Guille dice:
    30 de November de 2008 a las 1:21

    Me he leido tu post enterito (dios vaya parrafada xD) y estoy totalmente de acuerdo contigo. OLE! la contestacion a lo de ser profesor por popularidad, parece que ultimamente a algunos solo les interesa eso, ser popular, quiza es para que sus alumnas les tiren la caña.

    Veo que sabes cual es tu trabajo, enseñar objetivamente, luego cada uno que tire por su camino, pero no hay que influir.

    Solo hay una cosa con la que no estoy de acuerdo para nada, y es haber dedicado un post a contestar a este tipo de gente, ni se merece eso, deberias haber tirado su comentario a la basura y ya esta.

    PD: Sorry por los accentos 😛 pero no hay muchas ganas de escribirlos.

    Saludos y sigue asi ^^

  • # MrBlonde dice:
    30 de November de 2008 a las 1:21

    Demasiadas palabras malgastadas para tan poca persona.

    Es que hay de todo en los viñedos de Internet.

  • # Ufi dice:
    30 de November de 2008 a las 2:41

    Estupenda respuesta colega, correcta, educada y eficaz. Felicidades por el blog y saludos desde México.

  • # RusS dice:
    30 de November de 2008 a las 12:00

    Estas son las entradas por las que sigo tu blog. Una respuesta impecable.

    Un saludo.

  • # megalegen dice:
    30 de November de 2008 a las 16:08

    Pues a mi sí que me parece correcto dedicarle un post al comentario del “hombrecillo que conoce las leyes”. Pues el artículo creo que no va dedicado a él, sino a nosotros. Creo que ha sido un gran ejemplo de como contestar comentarios indeseados, y se convertirá sin duda en un articulo referencia para quien diga “ya se que bajarse pelis es ilegal…” ¿¡qué!? Mira que bien contesta a eso Elías.

    Genial, y eso que todavía no ha ido el policía al cole.
    Otro aplauso.

  • # pitufo dice:
    30 de November de 2008 a las 23:12

    Y otro aplauso más

  • # Manuel dice:
    1 de December de 2008 a las 14:24

    Ejemplo perfecto de lo que precisamente buscan algunos con lo que comentabas en la entrada original, acojonar al personal y hacerles tener miedo…

    Y de hecho encaja bastante bien con lo que ahora busca el Gobierno, que se llama socialista, que quiere que sea tu ISP te ‘advierta’ de que estás descargando contenidos protegidos.

    Desde luego, el día que me llamen de mi ISP para algo así, según me lo está diciendo le pido la baja… y a ver entonces a quiénes hacen más caso los ISPs, a sus clientes o a estos sinvergüenzas que quieren cobrar por todo.

    Tu respuesta muy buena, aunque semejante tipejo no se la merezca.

  • # Pilar dice:
    2 de December de 2008 a las 12:49

    Elías: ladran, luego cabalgamos 😉

    De acuerdo con el resto. Tan buena como inmerecida.

  • # EVG dice:
    4 de December de 2008 a las 10:20

    Buenas Elías, tras mucho tiempo.

    Cosas que has pasado por alto:

    – TODO dispositivo de almacenamiento que se compra hoy en día, paga un canon [a no ser que lo compres en un país donde este no exista]. Dicho canon está creado para “sustituir” las pérdidas económicas en temas de derechos de autor. Si pago el canon, que es “legal”, este convierte mi copia en un artículo [ya no copia] legal.

    – Los insultos y calumnias son también un delito. Tu [presunto, como diría en la tele] troll es tan [presunto] delicuente, o más, como todos aquellos a los que él denomina ladrones. Y digo o más por el primer punto, dado que “semos legales”.

    – Por mi parte, y creo que por la tuya, dudo mucho de la legalidad de un canon, que viene a ser un impuesto, que se ha impuesto, valga la “rebuznancia”, por una empresa privada [por mucho que esta “vele” por los derechos de “artistillas”, que no de autor, que es otra cosa… léase “artistillas” como todos aquellos que sólo aportan su jeta o que fueron “alguien” en algún momento].

    – Respecto al canon, supongo que este debería ser repartido entre los artistas asociados a la SGAE [aunque haya otras sociedades de autores, parece que estas no existen] en función de las pérdidas que la “descarga ilegal” provoque en ellos. Pero, ¿quién mide las pérdidas reales? Me explico, supuestamente Alejandro Sanz debe tener más pérdidas en volumen de ventas que cualquier friki de por ahí, pero todos sabemos que dicho friki está en MP3 en más ordenadores que Alejandrito, así que ha tenido más “pérdidas” que el músico de quinceañeras, pero seguro que en el reparto, uno pilla y el otro no. Parafraseando a Mr. Sanz: “no es lo mismooooo…”

    – Por último, si no quieren que la gente descargue, que evolucionen. Su problema es que se han estado forrando a lo largo de años y quieren mantener el sistema.

    Saludetes.

  • # antonio molina dice:
    7 de December de 2008 a las 0:48

    Jo, en momentos como éste me arrepiento de no frecuentar últimamente tu blog tanto como antes. Sin saber demasiado sobre el tema, creo que si fuera delito bajarse cosas por internet, la Guardia Civil estaría en tu casa al rato de abrir el e-mule; es más, no existiría ya. Creo que el notas éste confunde deseo y realidad. Un abrazo malagueño.

  • # Angel Vazquez Hernandez dice:
    12 de December de 2008 a las 9:00

    Uff… a mí todavía no me ha entrado ningún troll así. Quizá sea porque soy profesor de Física y Química y, patentes aparte, la ciencia sigue la máxima de Bernardo de Chartres:
    “nos esse quasi nanos, gigantium humeris insidentes, ut possimus plura eis et remotiora videre, non utique proprii visus acumine, aut eminentia corporis, sed quia in altum subvenimur et extollimur magnitudine gigantea (Somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por alguna distinción física nuestra, sino porque somos levantados por su gran altura)”

    o, como dijo Newton siglos mas tarde

    “If I have seen further it is only by standing on the shoulders of Giants”

    Ambos pensadores afirmaban que todo conocimiento se basa en mejorar lo que otros ya han logrado. Estamos donde estamos porque los herederos de Newton no nos cobran derechos de autor. El conocimiento, si no puede ser difundido libremente, muere.

    Ya metidos en citas, si te interesa una mas próxima a Lengua y Literatura, quizá te interese la primera licencia libre escrita en lengua castellana:

    Libro del Buen Amor

    Qualquier ome que lo oyga, sy bien trobar supiere,
    puede más añadir e enmendar si quisiere.
    Ande de mano en mano: qualquier que lo pidiere.
    Como pelota las dueñas, tómelo quien pudiere.

    Pues es de “Buen Amor”, prestadlo de buen grado:
    no le neguéis su nombre ni le deis rechazado,
    no le deis por dinero vendido nin alquilado;
    porque non tiene valor nin graçia el “Buen Amor” conprado.

    (Juan Ruiz, Arcipreste de Hita.
    Siglo XIV.)

    Un saludo

    Ángel Vázquez Hernández
    Profesor de Enseñanza Secundaria (Física y Química)

    Coordinador del Comité Sectorial de Sociedad de la Información del Partido Pirata

  • # Mageos Dunnter dice:
    13 de December de 2008 a las 1:30

    Al autor, Elías, no puedo sino quitarme el sombrero ante él. Más gente como tú o como David Bravo necesitamos en esta ruina de país.

    Para el anterior contertulio, Angel… Un tirón de orejas! Que va a venir la SGAE a cobrarte el canon para el Arcipreste de Hita! ;D

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho