Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Comida

Ars longa, vita brevis

Comida

28 de September de 2008
Cantidad de comida

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: comida paises)

Si no ves la presentación sobre estas líneas, haz clic aquí.

Esta presentación me la pasó mi amigo Antonio al correo hace unos días, y por alguna razón evité ejecutar el mecanismo automatizado que empleo para los correos que empiezan por FW: y tienen documentos adjuntos (borrar sin leer). En ella se ve a unas cuantas familias de diversas partes del mundo posando delante de su provisión semanal de comida, y un breve texto que acompaña a la imagen nos informa del gasto que supone a cada una de ellas.

La primera impresión que tiene uno es la de que cuanto más industrializado está un país, más y mejor come una familia, ya que puede gastar más dinero en alimentos. Alemania y los Estados Unidos posan orgullosos delante de su botín de entre 300 y 500 dólares, colmado de alimentos de última moda envueltos en plástico. Da bastante lástima la diapositiva que representa a la familia chadiana, con su saco de harina, sus pocas legumbres y algún limón al precio de 1,62 dólares semanales.

Sin embargo, a medida que iba avanzando por las fotografías me daba cuenta de que me apetecía mucho más degustar lo que comen las familias que están en la parte media de la tabla. Son países desarrollados, pero aún no industrializados a lo bestia. México, con sus 189,09 dólares, muestra una apetecible colección de frutas, verduras y pan artesanal, aunque da un poco de grima la cantidad de Coca-Cola que son capaces de meterse entre pecho y espalda. Con China (155,06) pasa algo parecido, aunque esta vez la bebida de cola ha sido sustituida por algún sucedáneo no capitalista (Mao-Cola o vete tú a saber); en Italia, por 260,11, disfrutan de un envidiable banquete siciliano. El menú de Mongolia (40,02 dólares) me hace la boca agua, como el de Ecuador (31,55) y el de Bután (5,03). Pagaría lo que fuera por gastar 20 dólares al mes, menos de 14 euros, y disfrutar de unos alimentos que tienen una pinta de sanos que te sientan de culo en lugar de tanta patata frita de bolsa, pizza precocinada y ternera con encefalopatía espongiforme bovina.

¿Para esto trabajamos tanto? ¿Para comer plástico y pagar veinte veces más? Empiezo a entender la cara de estúpidos que se nos está poniendo.

Del monte en la ladera,
por mi mano plantado tengo un huerto,
que con la primavera
de bella flor cubierto
ya muestra en esperanza el fruto cierto.

Y como codiciosa
por ver y acrecentar su hermosura,
desde la cumbre airosa
una fontana pura
hasta llegar corriendo se apresura.

Luis de León (1528-1591), alias Fray. No, no Fry como el de Futurama, Fray como de fraile.

Aunque con el juego este del capitalismo, ya ni tener un huerto te dejan ya. A ver si revienta la burbuja y puedo comprarme unos metros cuadrados.

4 comentarios en “Comida”

  • # vane dice:
    29 de September de 2008 a las 6:38

    Más que con el coste, yo me quedaría con el número de personas de cada familia, y la mesa igual de repleta en una familia de 4 miembros que en las de más de 5. (Excepto al final, claro).

  • # Manuel dice:
    29 de September de 2008 a las 15:17

    Creemos que por vivir en las ciudades, y pagar mucho más por la comida, comemos mejor…

    Pero la realidad es que, como tú has dicho, comemos plásticos y artificio que no vale ni una décima parte de lo que nos cobran.

    Y yo lo veo cada vez que voy al pueblo de mi madre, y me como una tortilla hecha con los huevos de las gallinas que tienen mis tíos en el patio, con las patatas de su huerto… o te comes un poco de pescado comprado esa misma mañana en la lonja y pescado la noche antes…

    Ni siquiera el pan es comparable…

  • # satch dice:
    30 de September de 2008 a las 20:24

    Nada como el sabor de la sangre de un mamut recién cazado por la tribu al calor de la hoguera de la cueva…

    Aplicando mi slogan para el año lectivo 2008-2009: “Estamos en el puto año 2008/siglo XXI” (segun lo epico del momento), quiero decir que por más que nos quejemos que si las ciudades son la maldad, que si antes en el pueblo se vivia mejor, que si que bien los habitantes de Mogadiscio aquí seguimos con el culo pegado a una silla, sin viajar a la otra parte del mundo a disfrutar de la no luz, las inundaciones (aunque este año hallamos tenido tanto en Melilla como en Madrid), la no medicina, los secuestros, guerras, etc.

    Leyendo blogs amercianos creo que a veces somos poco creativos para avanzar y buscar soluciones mixtas. Dos ejemplos:

    http://www.getrichslowly.org/blog/2008/07/26/urban-fruit-gleaning-harvesting-fresh-fruit-in-the-middle-of-the-city/

    http://www.getrichslowly.org/blog/2008/08/17/u-pick-the-next-best-thing-to-growing-your-own/

    Pero de nuevo, es más comodo quejarnos de que la fruta sabe a porquería que dedicar una tarde a recolectarla al aire libre. ¿Estaré ya demasiado acostumbrado a los trolls? ¿será que tengo el día ácido? ¿el cerebro hecho fosfatina? Escucharé un rato mi iPod en mi comodo sofá a ver si me pasa.

  • # Tin Jo dice:
    5 de March de 2009 a las 21:58

    gracias por tener un sitio como este donde la gente pueda opinar y dejar sus comentarios

    Atentamente restaurante Tin Jo

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho