Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Educación, ciudadanía

Ars longa, vita brevis

Educación, ciudadanía

22 de March de 2008

Esto de la Educación para la ciudadanía está muy bien, es una cosa muy bienintencionada, pero le veo un problema de principios: a determinada edad, los adolescentes intentan restar importancia a todo lo que les enseñan en la escuela. Y además, me parece necesario y sano que lo hagan. No como un fin, sino como un entrenamiento. Que un chaval decida que la Historia o las Matemáticas no son importantes no es bueno en sí, pero sí es aconsejable que adopten la postura de criticar todo lo criticable, y que asuman que hay cosas que es necesario cambiar. Sobre todo porque, a determinada edad –especialmente cuando se empieza a ganar dinero–, uno pierde la capacidad crítica y acepta que las cosas ya son como deberían ser.

Yo supongo que esta asignatura nueva será como todas las que se les intenta enseñar a los chicos: algo que intentarán aprobar con trampas o con el mínimo esfuerzo, una entelequia ideada por sus mayores para fastidiarlos y tener la oportunidad de suspenderlos y castigarlos por ello. Así, creo que una actitud desentendida hacia la Educación para la ciudadanía, acompañada de cierta rebeldía y de intentar olvidarla una vez que se apruebe, será la norma general.

(En el castellano medieval, «castigar» era sinónimo de «enseñar».)

Estoy seguro de que habrá habido miles de pedagogos empeñados en hacer esta materia lo más eficiente posible, como estoy seguro de que de poco servirá. En fin, los psicólogos son, en teoría, los que saben cuándo se asientan mejor los principios éticos en la persona, y de qué manera se pueden inculcar mejor. Yo me temo que la ética no se enseña ni en ese momento ni en ese lugar. Y además no creo que la función de la escuela deba ser formar ciudadanos. Aunque la Ley lo diga.

Hace unas semanas, hablando con unas compañeras, les desvelé que tenía la solución perfecta para acabar con los problemas de disciplina en las aulas, e incluso con la delincuencia juvenil. Y no era ningún alarde de imaginación, era simplemente el método más antiguo y efectivo para conseguir lo que sea: el dinero.

Aseguraba yo en mi delirio que todo era cuestión de multar a los padres por las cosas que hicieran sus hijos. Porque, después de todo, si un chico con trece o catorce años le rompe la cara a un compañero de clase sin mediar provocación, o insulta al profesor o a sus compañeros, o raja ruedas de coche, una de dos: o está enfermo, o sus padres han abandonado sus funciones educativas (que son primeras y más importantes que las que podemos dar en los centros públicos). Si cada vez que un chico recibe una amonestación grave en el instituto, y entiéndase que, hoy en día, para que sea grave, tiene que ser realmente muy grave, si cada vez que recibe una amonestación grave, decía, el padre ha de pagar una multa de 100 euros por las molestias ocasionadas, al cabo de tres multas el chico es un alumno modelo. Ya se encargará el padre, por la cuenta que le trae, de enseñar a su hijo todo lo que no le ha enseñado en los años precedentes. Además, los problemas de comportamiento causan perjuicios a la educación del propio alumno maleducado y a la de sus compañeros, y esa educación cuesta mucho dinero, así que es justo que el padre que no ha ejercido su obligación de padre acarree con los gastos que ocasione su falta de responsabilidad.

Esa es la forma de acabar con la violencia y el descontrol en las aulas, que a todo el mundo parece preocuparle muchísimo pero que nadie mueve un dedo por eliminar. Tened en cuenta una cosa: una medida de esa naturaleza sería bastante impopular, así que no creo que ningún partido político se propusiera adoptarla. Y lo importante aquí no es conseguir ciudadanos, sino votos irreflexivos, que es más o menos la antítesis de un ciudadano.

La Audiencia de Sevilla ha condenado a una madre a pagar 14.000 euros a un chico a quien su hijo le rompió los dientes (El Mundo). El juez entiende que esa «conducta violenta y excesiva significa que las tareas educativas correctora (sic) ejercidas por los padres no han fructificado, bien por la laxitud a la hora de inculcarlas o bien por la tolerancia en corregir sus manifestaciones violentas». La madre intentó hacer que pagara el instituto, entediendo que cincuenta profesores tienen no solo la obligación, sino también la capacidad de vigilar durante seis horas ininterrumpidas a más de mil alumnos. Pero no ha colado.

¿Estamos en el buen camino? Habrá que esperar y ver.

4 comentarios en “Educación, ciudadanía”

  • # A.H.Lippincott dice:
    23 de March de 2008 a las 2:42

    Desde luego la Audiencia sí está por el buen camino, luego ya veremos. Que tiemble tanto irresponsable. Al fin y al cabo no hace más que aplicarse la ley. Lo más repugnante de esto, y tú lo sufrirás en el trabajo como yo, son los rollos de ‘todos tienen la culpa de lo que pasa menos yo’, ‘todos los profesores le tienen manía a mi niño’, etc. Y lo de echarle la culpa al centro esta vez no ha colado. Pero ésta es la excepción ¿no?
    ¿Alguna vez aprenderá la sociedad que nosotros no educamos, ‘sólo’ enseñamos o instruímos?
    Respecto a Educación para la Zapatería, de acuerdo con tus observaciones, menos en que no la considero una entelequia para fastidiar, sino para introducir una dosis más de politización en los centros.

  • # EVG dice:
    24 de March de 2008 a las 10:44

    Esto me recuerda al siguiente video:

    http://blogs.periodistadigital.com/electroduende.php/2007/09/19/emiliocalatayud_menores8794

  • # antonio molina dice:
    25 de March de 2008 a las 8:29

    Totalmente de acuerdo. El dinero es casi lo único que les importa a los padres y a los hijos.

  • # antonio molina dice:
    25 de March de 2008 a las 8:29

    Totalmente de acuerdo. El dinero es casi lo único que les importa a los padres y a los hijos.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho