Ars longa, vita brevis

Este país de mierda

27 de February de 2008

Unos inframentales de Talavera de la Reina (Toledo) se dedicaron, una noche cualquiera, a atrapar un grupo de gatos, maltratarlos, aparentemente matarlos y después posar sonrientes para la posteridad, orgullosos de su hazaña. No le echéis la culpa a la Ley del menor, ya que, al menos uno de los implicados, que ha sido reconocido, es mayor de edad, y los otros yo diría que también. Voy a poner un enlace a las fotos por su posible utilidad informativa, o para remover conciencias, no estoy seguro; pero os aconsejo de corazón que no las veáis si sois personas con un mínimo de sensibilidad, porque pueden hacer que os tiemble el estómago y que perdáis la escasa fe que aún conservéis en nuestra especie. Es lo que han conseguido las fotos conmigo. El enlace es este (vía Menéame).

El individuo protagonista era un afiliado a Nuevas Generaciones del Partido Popular, y al parecer incluso ha sido candidato por dicho partido en esa localidad. No tiene mayor importancia; ha sido expulsado fulminantemente de la organización, junto con otro pájaro que también aparece con él, y, además, hijos de puta los hay de todos los colores, y cualquiera recuerda dirigentes del PSOE, del PP o de Izquierda Unida que se divierten viendo cómo un tarado con indumentaria surrealista tortura un toro hasta la muerte.

¿Cómo se llega a ser así? Yo he conocido, de niño, otros chicos que por diversión cazaban pájaros o tiraban pedradas a los gatos, e incluso creo que, por desgracia, eso puede formar parte de la psicología infantil de una especie cazadora como la nuestra. De mayores ya no lo hacen, no sé si porque se les ha pasado la ventolera o porque no lo consideran apropiado de la edad, y creo que prefiero no saberlo. Pero ¿cómo un tipo hecho (aunque no derecho) puede tener como concepto de una noche de diversión un aquelarre sangriento de esta clase? Si yo fuera los padres de este imbécil, pasaría las noches en blanco preguntándome qué he hecho, o que no, para que un vástago mío acabe siendo así, y/o miraría mi póliza de seguro médico para buscar al psiquiatra más cercano. Eso si no se lo han inculcado ellos, claro.

No creo que haya ya ningún memo que sostenga que los animales no sufren, especialmente los animales superiores, como los mamíferos. Y partiendo de ahí, creo que todos entendemos que lo lógico sería que hubiese leyes que se planteasen en serio castigar a quien provoca un sufrimiento innecesario a los animales, sin otro fin que el sufrimiento por sí mismo, sin buscar más que el propio regocijo ante el martirio ajeno. Pero no será en este país de mierda, donde es necesario que la barbarie contra los animales siga protegida por la ley para mantener el espectáculo que más contribuye a que nunca podamos llegar a considerarnos de verdad un estado civilizado.

Según el actual código penal (si es que llega a juzgársele por él), el héroe de las fotografías podría ser condenado a entre tres meses y un año de cárcel, condena que no conocerá si carece de antecedentes. Y eso si no lo libran sus contactos, o si no llega a formarse incluso algún movimiento popular para evitar el linchamiento mediático de este degenerado, que tampoco me extrañaría. En este país, no.

4 comentarios en “Este país de mierda”

  • # Antonio dice:
    28 de February de 2008 a las 1:26

    Ahora estamos de fiesta por aquí. Ya sabéis de la afición por tirar petardos en estas tierras levantinas. Pues son muchos los padres que inician alegremente a sus hijos en tan sana costumbre. Hoy mismo, un padre tiraba petardos dentro de un contenedor de basura para que lo vieran sus hijos pequeños y le rieran las gracias. Después nos quejamos de que los jóvenes no respetan nada. Vamos, vamos, que los adultos estamos tarados…

  • # Andrea dice:
    28 de February de 2008 a las 19:36

    No veré las fotos, no necesito verlas para saber hasta dónde puede llegar la maldad del hombre. Lo más triste es que el hombre no sólo hace eso con los animales sino con los de su misma especie. Si quieres hablar de mierdas, no es tu país una mierda sino también el mío y, en últimas, el mundo entero.

  • # v dice:
    29 de February de 2008 a las 21:40

    Uli,me gusta tu rebeldía,no tengo tiempo de decirtelo habitualmente,por causas varias.
    Me siento identificado contigo y con tu indignación.Y es que lo peor del concepto “gente” es que está fabricado de personas.

  • # javier gallego dice:
    2 de March de 2008 a las 18:34

    Lo más triste es que no solo se de este caso en el mundo. Hay incluso empresas multinacionales (formado por personas) que se dedican en la actualidad a maltratar o a matar directamente a animales sin un sentido racional pero si económico, lo que me parece bastante cobarde e incluso irracional por parte de la “persona” que realiza estas acciones en contra de sus principios.

    Pero esto ya sobrepasa un límite, lo exhiben como si fueran objetos, como si fueran nimiedades en este pequeño mundo… Yo flipo y todavía sigo dándole vueltas a aquello que los partidos ignorantes llaman “El Cambio Climático” como una buena demagogia para otros borregos.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho