Ars longa, vita brevis

Say It All

29 de February de 2008

Enlace al vídeo en YouTube

If you ever need forgiveness, I give.
I have done so may incomprehensible things.
This could go on for forever on end.
There’s nowhere to run
nowhere to escape.
Don’t tell you knew until we awake.

There is no way to say it all,
play it again and say it all.
I said a little,
the rest is a riddle.

Our night’s too short to say it all,
play it again and say it all.
You know the punchline,
it’s all in the punchline.

Una canción movidita para el viernes, venga, que ya queda poco. Y si os gusta la música, haceos un favor y bajad algunos discos de Sondre Lerche (en España, recordad, es legal si no los vendéis). Os recomiendo, especialmente, el pop Two Way Monologue, la delicia de jazz Duper Sessions y el rockero Phantom Punch, en el que podéis encontrar esta canción.

Machismo

28 de February de 2008

Vaya semanita que llevamos: cuatro mujeres muertas ayer a manos de sus parejas, en una demostración de lo que todavía muchos -y, por desgracia, muchas- consideran ser un hombre, siempre dominante, siempre violento, siempre incontestable.

1. Aunque está claro que va a triunfar lingüísticamente, es una aberración hablar de “violencia de género“, ya que el género se refiere a condiciones distintas que el sexo, que es de lo que se habla. El uso del término «género» para referirse al sexo es un calco mal hecho del inglés gender, traído seguramente por periodistas, políticos y paniaguados de estos últimos, que siempre han demostrado una tendencia a maltratar su propio idioma para quedar más cool entre la masa analfabeta que constituye la mayoría de mis compatriotas. No me refiero a vosotros, claro.

2. El término “violencia machista” me parece más adecuado, ya que este comportamiento de los hombres y de las mujeres es el que suele explicar un porcentaje casi total de los desgraciados casos que salen en los periódicos. Un hombre tan absolutamente soberano de su casa, que lo es también de los que viven en ella, sean mujeres, hijos menores de edad o animales, que en la escala del cerebro del retrógrado ocupan este orden de preferencia, detrás, muy detrás, de él.

Su dominio es tan férreo que, en la mayoría de los casos, la mujer asesinada no ha llegado a denunciar al asesino, o, si lo ha hecho, después ha retirado la denuncia o ha incumplido ella misma la orden de alejamiento que pesa sobre él. La voluntad del macho se impone por encima de leyes y del bienestar de los que lo rodean.

Y el machismo no solo afecta a las mujeres, sino también a los hijos, como he apuntado un par de párrafos más arriba. Lo que pasa es que, en primer lugar, nadie se suele tomar demasiado en serio las agresiones a los niños, mientras no acaben en el hospital, y por otro lado la resistencia que oponen es menor, por su inferior fuerza física o porque los pobres, criados en ese ambiente, piensan que lo que les sucede es lo normal. Esto explica también algunos casos de maltrato a mujeres procedentes de hogares paternos violentos.

Los números cantan: la indefensión física y moral de los menores los salva quizás de ser asesinados. Pero esto crea un tétrico efecto en cadena, en que probablemente el chico emulará la conducta del padre cuando crezca. Yo solo veo una solución para acabar con la rabia: matar al perro.

3. Al perro solo se lo puede matar con el aislamiento social. Que haya cien o cien mil hombres en la cárcel por matar a sus mujeres no arregla el problema. Que toda la sociedad huya de ellos como si fueran apestados es lo único que se puede hacer con miras de futuro. Hay que aislar a estos malnacidos hasta que no tengan más remedio que evolucionar. O extinguirse. En cualquiera de los dos casos, todos salimos ganando.

Este país de mierda

27 de February de 2008

Unos inframentales de Talavera de la Reina (Toledo) se dedicaron, una noche cualquiera, a atrapar un grupo de gatos, maltratarlos, aparentemente matarlos y después posar sonrientes para la posteridad, orgullosos de su hazaña. No le echéis la culpa a la Ley del menor, ya que, al menos uno de los implicados, que ha sido reconocido, es mayor de edad, y los otros yo diría que también. Voy a poner un enlace a las fotos por su posible utilidad informativa, o para remover conciencias, no estoy seguro; pero os aconsejo de corazón que no las veáis si sois personas con un mínimo de sensibilidad, porque pueden hacer que os tiemble el estómago y que perdáis la escasa fe que aún conservéis en nuestra especie. Es lo que han conseguido las fotos conmigo. El enlace es este (vía Menéame).

El individuo protagonista era un afiliado a Nuevas Generaciones del Partido Popular, y al parecer incluso ha sido candidato por dicho partido en esa localidad. No tiene mayor importancia; ha sido expulsado fulminantemente de la organización, junto con otro pájaro que también aparece con él, y, además, hijos de puta los hay de todos los colores, y cualquiera recuerda dirigentes del PSOE, del PP o de Izquierda Unida que se divierten viendo cómo un tarado con indumentaria surrealista tortura un toro hasta la muerte.

¿Cómo se llega a ser así? Yo he conocido, de niño, otros chicos que por diversión cazaban pájaros o tiraban pedradas a los gatos, e incluso creo que, por desgracia, eso puede formar parte de la psicología infantil de una especie cazadora como la nuestra. De mayores ya no lo hacen, no sé si porque se les ha pasado la ventolera o porque no lo consideran apropiado de la edad, y creo que prefiero no saberlo. Pero ¿cómo un tipo hecho (aunque no derecho) puede tener como concepto de una noche de diversión un aquelarre sangriento de esta clase? Si yo fuera los padres de este imbécil, pasaría las noches en blanco preguntándome qué he hecho, o que no, para que un vástago mío acabe siendo así, y/o miraría mi póliza de seguro médico para buscar al psiquiatra más cercano. Eso si no se lo han inculcado ellos, claro.

No creo que haya ya ningún memo que sostenga que los animales no sufren, especialmente los animales superiores, como los mamíferos. Y partiendo de ahí, creo que todos entendemos que lo lógico sería que hubiese leyes que se planteasen en serio castigar a quien provoca un sufrimiento innecesario a los animales, sin otro fin que el sufrimiento por sí mismo, sin buscar más que el propio regocijo ante el martirio ajeno. Pero no será en este país de mierda, donde es necesario que la barbarie contra los animales siga protegida por la ley para mantener el espectáculo que más contribuye a que nunca podamos llegar a considerarnos de verdad un estado civilizado.

Según el actual código penal (si es que llega a juzgársele por él), el héroe de las fotografías podría ser condenado a entre tres meses y un año de cárcel, condena que no conocerá si carece de antecedentes. Y eso si no lo libran sus contactos, o si no llega a formarse incluso algún movimiento popular para evitar el linchamiento mediático de este degenerado, que tampoco me extrañaría. En este país, no.

Excusas, diptongos e hiatos

26 de February de 2008

Disculpadme por no actualizar el blog desde hace días, pero a medida que la fecha de mis oposiciones se acerca, solo tengo tiempo para trabajar, estudiar y correrme juergas salvajes.

Uno de los pequeños trabajos que he hecho ha sido un breve recordatorio – test para que los alumnos sepan distinguir cuándo una palabra tiene vocales en diptongo y cuándo en hiato. Estoy trabajando la métrica de los versos castellanos, y a estos malditos roedores no hay quien les meta en la cabeza cómo han de separar las sílabas de una palabra.

Como regalito para que me perdonéis, os podéis descargar el archivo en los formatos PDF y Open Document. Para bajarlos a vuestro ordenador, haced clic con el botón derecho y seleccionar la opción “Guardar destino como…” o algo parecido, según el sistema operativo y el navegador que estéis utilizando. Son dos simples páginas, una con las reglas elementales para separar sílabas en castellano y otra con unos pocos ejercicios para practicar.

No sé si realmente esto le puede ser de utilidad a alguien, pero sé que esta página la visitan bastantes alumnos de Secundaria y algún que otro profesor, y es posible que saque a alguien de un apuro.

El trabajito este, por supuesto, se distribuye bajo licencia Creative Commons, lo que significa que podéis hacer con él lo que os salga de cualquiera de vuestros órganos. No hace falta decirlo, pero se admiten sugerencias, correcciones y enmiendas a la totalidad.

Candy Says

22 de February de 2008

Enlace al vídeo en YouTube

Candy says
I hate the quiet places
that cause the smallest taste
of what will be.

Candy says
I hate the big decissions
that cause endless revissions
in my mind.

Qué sentida la interpretación de Beth Gibbons -del grupo Portishead- de la preciosa, preciosa canción Candy Says de The Velvet Underground.

Desgraciadamente, no he podido encontrar la versión original, pero la podéis buscar en la mula, lo que ya sabéis que es totalmente legal en España (mientras luego no la vendáis). Aquí la podéis escuchar, en un vídeo hecho por un aficionado, y aquí otra original versión del grupo Antony and the Johnsons. Disfrutad del viernes.

La enseñanza del lenguaje en la escuela

21 de February de 2008

En un último punto sigue siendo [Leonard] Bloomfield muy actual, y quizá, incluso, se adelantara a nuestro tiempo. […] El [último] capítulo trata del purismo gramatical, con una severidad sólidamente fundada en el enraizamiento de éste en la discriminación sociológica; trata de la enseñanza de la gramática en la escuela; de la ortografía inglesa y su ruinoso coste intelectual; de la enseñanza de las lenguas vivas; de las estenografías; de la posibilidad de una lengua universal auxiliar.

Georges Mounin, La lingüística del siglo XX, Madrid, Gredos, 1ª edición (1977).

(La negrita es mía.) Esta reflexión es realmente profunda, aunque a veces no nos demos cuenta. Si os fijáis, y si damos por sentado que la lengua es una especie de combinación entre principio instintivo y creación social, es llamativo que la lengua modelo, o estándar, se centre siempre en un uso minoritario que de ella hacen determinadas clases culturales, que suelen coincidir con clases sociales altas. Puede que esta sea la razón de que a los alumnos les cueste tanto sacar buenas notas en Lengua. La lengua que les enseñamos es el español de Mario Vargas Llosa, de Gabriel García Márquez o de Eduardo Mendoza. Sin duda, son unos profesionales absolutamente brillantes en el uso del idioma, pero es que es posible que el idioma que ellos hablan sea, en realidad, un idioma distinto del que usan los chavales. Sin embargo, es tal vez indudable que, si no existiera la escuela, nadie les estaría diciendo continuamente a los jóvenes que el idioma que hablan no es el correcto, y no obstante no tendrían ninguna dificultad en expresarse y comprender a sus iguales. Esto no va en perjuicio, por supuesto, de que admitamos sin reservas -no hay más remedio- que el idioma de los profesionales del lenguaje es más rico en vocabulario y más complejo en su sintaxis superficial¹ o expresión perceptible.

Esta discriminación social del lenguaje puede verse muy claramente en la jerga judicial. Es absolutamente incomprensible, y, aunque quieran hacernos creer que es para evitar la ambigüedad y ser muy claro y conciso, esta no es la verdadera razón. La razón es que, desde siempre (excepto el último período histórico, que es cronológicamente despreciable, pero es el que nos ha tocado vivir), la justicia ha estado en manos de las clases altas. Los jueces, ya sea dedicados plenamente a esa actividad profesional, ya compatibilizando, como ha sido y es costumbre, este trabajo con otros como el de rey o el de jefe religioso, se han sentido muy por encima de la inmunda ralea que formamos los sufridos currantes. Valiéndose de sus sentencias, con sus otrosí digo, sus quien fuere convicto de tal, sus debo condenar y condeno, se aseguraban de que el despreciable vulgo quedase a cuadros ante la lectura de sus sentencias, y no tuviese más remedio que achantarse y pagar lo estipulado por su señoría. La utilidad de la jerga jurídica no es su concisión, sino su ininteligibilidad: mientras el matado de turno iba a la cárcel por robar los pollos, su abogado y el juez se iban juntos a tomar unos chatos después de haber conversado delante del cliente en un idioma que, para él, es más o menos chino.

Sobre el segundo punto destacado de la cita (la ortografía), no se le escapa a nadie que la escritura de cualquier idioma no es solo muy costosa intelectualmente, sino que las más de las veces es simplemente incoherente. Es por eso que un chico de dieciocho años que se expresa con total corrección confunde continuamente las bes con las uves y es inmune a la existencia de nuestra silenciosa hache. El chaval habla bien el castellano. Lo que sucede es que, cuando tiene que transcribirlo, se le obliga a escribir en un código distinto, es decir, en otro idioma. Un idioma en el que dos sonidos iguales se escriben de forma distinta, caprichosamente, en virtud de normas históricas de las que no participa ni comprende.

Sobre esto último hablábamos el gran Satch, su encantadora novia y yo el otro día en los madriles. Sobre que es curioso que, en general -o esa impresión tengo-, los chicos españoles tengan menos faltas de ortografía escribiendo en inglés que en castellano. La razón, creo, está clara. Un niño español primero aprende a hablar, de forma natural (todo indica que su cerebro está destinado y diseñado para ello). Luego debe aprender unas reglas ortográficas que contradicen lo que oye con sus oídos y lo que pronuncia con su boca. Es decir, que primero aprende español, y muchos años más tarde aprende a escribir español. El inglés, sin embargo, como se estudia al mismo tiempo que se aprende, se lee desde el primer momento, y en ese instante los chicos no llevan años hablando inglés sin escribirlo, sino que la primera vez que se han topado con una palabra lo han hecho en su forma escrita. Por eso, me parece a mí, en la enseñanza del inglés pasa exactamente lo contrario que con la enseñanza del castellano: un chico puede aprender a redactar perfectamente en inglés, pero luego viaja a Londres y descubre que no entiende a nadie y que no lo entiende ni Dios. En este caso, al contrario que con el castellano, el código que ha aprendido es el inglés escrito, y luego tiene, a trancas y barrancas, que aprender sonidos para esas palabras que ya sabe.

En cualquier caso, a la enseñanza en este país no la salva ni un milagro. Bueno, sí que puede salvarse: con voluntad de hacerlo y con mucho dinero. De lo uno no hay, y lo otro prefieren gastarlo en cualquier chorrada antes que en la educación. Sí, un círculo vicioso, lo llaman.

(1) Aquí, superficial no es un adjetivo peyorativo; se refiere a la estructura superficial en la gramática generativa. Según esta corriente, una misma estructura profunda (esto es, y simplificando mucho, un mismo significado o un mismo esquema lógico mental), puede expresarse de formas distintas en la estructura superficial. Por ejemplo, una misma estructura profunda podría expresarse en castellano con varias estructuras superficiales distintas, que podrían ser: «Alguien llama a la puerta»; «Están llamando a la puerta»; «Hay alguien llamando»; etc.

Campaña electoral

20 de February de 2008

pizarro.png

Bueno, pues sin que sirva de precedente, le cedo al PP un argumento para el próximo debate Solbes – Pizarro. Creo que es un buen sitio por el que le puede entrar.

Y que conste que Manuel Pizarro me sigue cayendo bien.

Bebida

19 de February de 2008

El otro día, en una clase de 1º de la ESO. Habla el profesor, Elías:

-No puedes sacar la botella de agua en clase. Os tengo dicho que al instituto tenéis que venir de casa bebidos. Esto… a ver si me explico.

Uno habla tanto al cabo del día.

Instrucciones democráticas

18 de February de 2008

diputados-gandules.jpg

1. Imprime la imagen que hay sobre estas líneas.

2. Recórtala y métela en tu cartera junto al DNI.

3. Ve a votar el 9 de marzo.

Más información en El Cosmonauta.

Machismo

how_it_works.png

Traducción: Viñeta 1: «Vaya, no tienes ni idea de matemáticas.»; Viñeta 2: «Vaya, las chicas no tenéis ni idea de matemáticas.»

Como siempre, xkcd acierta.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho