Ars longa, vita brevis

¿Físico o mental?

31 de January de 2008

Otro debate amorfo:

¿Serías más capaz de perdonar una infidelidad física, o una romántica? Esto es: llevarías mejor que tu pareja admitiera haberse acostado con otra persona, o que confesase haber estado enamorado de otra, sin haber consumado ese sentimiento?

Vuestras respuestas, con sus razonamientos, en los comentarios. Yo mismo responderé cuando haya unos cuantos.

Abre los ojos (de una vez)

30 de January de 2008

A un hombre le han tocado en la lotería 19 millones de libras esterlinas (unos 25,5 millones de euros). Si no seguís leyendo, es normal que penséis que es digno de envidia. Sin embargo, padece una rara enfermedad que podría matarlo en cualquier momento. Y ha ofrecido todos esos millones, desde el primero hasta el último, a quien encuentre una cura para su dolencia (El País, vía Menéame).

He aquí los dos grandes paradigmas de la injusticia, antagónicos, que golpean a la misma persona al mismo tiempo: tan improbable es que te toque una fortuna que te resuelva la vida, como que otro golpe de fortuna -esta vez de la mala- te convierta en un posible cadáver sin comerlo ni beberlo.

Esto no debería ser así: nadie debería encontrarse, por las buenas, con una inmensa fortuna económica mientras otros pasan hambre; nadie debería, tampoco, ser víctima de esas enfermedades raras, tan raras que no es rentable investigarlas, así que si te toca la lotería de una enfermedad rara lo único que puedes hacer es sentarte y esperar a morir.

¿No tiene el Estado británico 25 millones para curar a este hombre? ¿Y por qué no los gasta en ello, en lugar de gastarlos en mantener sus tropas en Irak? En estos días, por desgracia, tengo el caso muy cercano de un chico muy joven, recién entrado en la adolescencia, que se encuentra hospitalizado y no sé si volverá a salir a la calle. ¿Por qué Zapatero le regala 400 euros al dueño del BBVA, otros 400 al del Santander y otros tantos al de Zara, y no los empeña en cosas necesarias, aunque tal vez no tan electoralistas? ¿Por qué me los regala a mí, que no me hacen falta, en vez de comprarle los libros de texto a un alumno de mi instituto que no tiene ni para pagarse las fotocopias? ¿Por qué no reúne todos esos 400 euros (o al menos los de la gente que no los necesita) y los dedica a mejorar la Sanidad?

(Dice que no es electoralismo. Tiene muy poca vergüenza.)

Y mientras, nosotros, seguimos con los ojos cerrados. Y lo peor es que a mucha gente le han convencido de que ya es imposible abrirlos. Llegamos a aceptar que el banco nos tiene que robar, que los políticos nos tienen que robar, que la SGAE nos tiene que robar, lo aceptamos todo, y lo tenemos tan profundamente asumido, que cuando nos devuelven 400 euros de lo que nos han robado, hasta nos alegramos (sin saber que nos devuelven mucho menos porque también el dueño del banco, el alcalde y Teddy Bautista van a recibir 400 euros).

Pan y circo. 400 euros y lotería. O un post caótico donde los haya. Pero creo que se me entiende.

Tened miedo

29 de January de 2008

tomate.jpg

Mucho miedo.

Dentro de poco (semanas, meses como mucho) os sentaréis frente a la tele y diréis: «¿Te acuerdas de cuando nos quejábamos del Tomate? Era imposible imaginar que pudiéramos caer mucho más bajo… Y al final, La Lengua tenía razón: hemos caído mucho más bajo.»

Y estoy dispuesto a apostarme con vosotros lo que queráis.

¿Más guapo o no?

26 de January de 2008

ingrid-bergman.jpg

En la foto: Ingrid Bergman.

Actualización: Puedes menear este artículo si lo consideras interesante.

El post ¿Feo? que escribí el otro día ha generado un interesante debate amorfo (ya lleva 17 comentarios) que me parece relevante como para traerlo a la portada del blog.

Antes de nada, ¿en qué consiste ser guapo? Nuestros antepasados de la antigüedad clásica pensaban tal vez que un humano bello debía parecerse a los dioses, pero puede que la realidad -como siempre- sea bastante más prosaica.

Aparte de las lógicas oscilaciones según épocas, los cánones de belleza se han mantenido con bastante regularidad a lo largo de los siglos. Siempre se ha preferido que el hombre sea alto, de espaldas anchas y sin acumulación de grasa, y tampoco están de más unas piernas largas. Cualquiera de estos factores es fácilmente explicable desde el punto de vista biológico: el hombre es el cazador, el defensor de la familia, el guerrero. Debe ser grande y musculoso. Y rápido: unas piernas largas son más eficientes en el desplazamiento, ya que requieren menos energía para avanzar que la que necesitaría un paticorto. Obtención de energía (caza), uso eficiente de ella y protección.

En cuanto a las mujeres, por mucho que pensemos que antiguamente nos gustaban gordísimas y que ahora nos gustan flaquísimas, yo creo que el asunto tampoco ha cambiado tanto. En épocas de escasez un cuerpo con excedentes constituía una reserva de energía, y socialmente es lógico que triunfase (preguntad a vuestros abuelos: en la posguerra, en España, las madres estaban orgullosísimas de sus hijos obesos). Ahora, en esta época de sobreabundancia vacua, es lógico que restemos del ideal esa reserva de energía innecesaria. Pero hay algo que permanece: pechos generosos, y unas caderas bastante más anchas que la cintura. Dicho de otro modo: anchas caderas como signo de buena procreadora, y grandes pechos rebosantes de leche para amamantar a los hijos. Si exceptuamos a las modelos de ropa (cuyos cuerpos, no nos engañemos, no gustan al común de los varones, sino exclusivamente a los diseñadores de moda), desde la Venus de Willendorf hasta Laetitia Casta, el trinomio binomio tetas + caderas se mantiene estable.

Hay también rasgos compartidos por el ideal de belleza de ambos sexos, como la simetría. Tener un físico simétrico es más importante que lo que pudiera parecer. En primer lugar, delata un crecimiento sin enfermedades ni accidentes, donde el cuerpo ha podido desarrollarse y mantenerse sano. Y además, en las extremidades, por ejemplo, la simetría garantiza, de nuevo, un desplazamiento más eficiente, al hacer innecesaria una corrección constante de la dirección provocada por una pierna más larga que otra, lo que conllevaría una pérdida inútil de energía. También una apariencia joven es un factor apreciadísimo para quien quiere aparentar belleza, ya que la juventud es un punto a favor de las capacidades reproductivas y energéticas de un individuo.

Total, que sí, que a todos nos gustan las personas guapas, y que no sólo es lógico, sino que no tenemos más remedio genético. Pero lo bueno, en el caso de las personas, es que nuestro potentísimo cerebro nos hace sensibles a otros tipos de belleza que no son evidentes a los sentidos: la inteligencia, la bondad, el buen humor, son rasgos que en general son apreciados en la búsqueda de una pareja. Eso, tal vez, es la explicación de por qué los feos no nos hemos extinguido (mientras que los animales, en general, son todos ellos buenos modelos canónicos de sus especies respectivas).

Y ahora el debate: ¿preferirías ser más guapo o más inteligente? ¿Renunciarías a parte de tu inteligencia por un extra de belleza, y viceversa? ¿Crees que, en igualdad del resto de factores, un guapo tiene más probabilidades de ser feliz que uno del montón? Tus opiniones -y la mía también- en los comentarios.

Baby Love Child

25 de January de 2008


Enlace al vídeo en YouTube

We are in bed at night,
I can see what you want.
You want me yes you do,
Ai shiteimasu.
I know how you feel,
you have all of my heart,
I give you myself
For ever and ever.

Cómo funcionan las cosas

24 de January de 2008

duerer_praying_hands.jpg
Imagen: estudio de Albrecht Dürer (Alberto Durero).

Cuando yo era un niño, rezaba todas las noches para tener una bicicleta. Hasta que me di cuenta de que Dios no funciona así; entonces robé una y recé a Dios para que me perdonara.

Vía All Of The Crap They Send Me.

Los negros

23 de January de 2008

Pese a lo que han estado sometidos, los negros son una gente bastante agradable en general. Yo había tenido poca relación con ellos, en realidad, pues sólo me relaciono con mis iguales, y como no tengo iguales, no me relaciono con nadie.
[…]
Admiro el terror que son capaces de inspirar los negros en los corazones de algunos miembros del proletariado blanco y sólo desearía (ésta es una confesión muy personal) poseer la misma capacidad de aterrar. El que es negro aterra simplemente por serlo; yo, sin embargo, tengo que esforzarme un poco para lograr el mismo fin. Quizá debería haber sido negro. Sospecho que habría sido un negro muy grande y muy aterrador, un negro que apretase continuamente su muslo monumental contra los muslos marchitos de las viejecitas blancas en los transportes públicos y provocase más de un grito de pánico. Además, si fuera negro, mi madre no me presionaría para que encontrara un trabajo bueno, pues no habría ningún trabajo bueno a mi disposición. Y además mi madre, una vieja negra agotada, estaría demasiado abatida por años de duro trabajo como doméstica para salir a jugar a los bolos de noche. Ella y yo viviríamos muy agradablemente en alguna choza mohosa de los suburbios, en un estado de paz sin ambiciones, comprendiendo satisfechos que no se nos quería, y que luchar y esforzarse no tenía sentido.

La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.

Es un regalo de Teresa y Pedro. Y reconozco que le estoy cogiendo bastante cariño a Ignatius J. Reilly. Y a su válvula.

¿Feo?

22 de January de 2008

joseph_carey_merrick.png

Es cierto que mi forma es muy extraña,
pero culparme por ello es culpar a Dios;
si yo pudiese crearme a mí mismo de nuevo
me haría de modo que te gustase a ti.
Si yo fuera tan alto
que pudiese alcanzar el polo
o abarcar el océano con mis brazos,
pediría que se me midiese por mi alma,
porque la verdadera medida del hombre es su mente.

Poema de Joseph Merrick, más conocido como el Hombre Elefante. Aquí el original en inglés.

Pizarro

20 de January de 2008

Pues qué queréis que os diga, Manuel Pizarro me cae bien. Lo he visto por la tele y escuchado por la radio un par de veces, y me parece un tipo educado, responsable, buen orador y decente. Mientras no se demuestre lo contrario. Más abajo me extenderé sobre este punto. El caso es que nunca le votaría, por supuesto. Pero de momento escapa de la típica raza de políticos españoles, con ese mal olor, con esa chulería barriobajera con la que nos perdonan la vida. Nunca le votaría, decía, porque es una pieza de la maquinaria del capital. Claro, como casi todos.

(Resulta gracioso ver a la Vicepresidenta y a otros altos cargos de este Gobierno recordándonos que Pizarro “ya ha cobrado por su trabajo en la empresa privada, y ahora se mete en política”. No son palabras textuales, pero casi. Más sospechoso sería, pienso yo, que se hubiese ido de su anterior trabajo sin cobrar. Y por cierto, es patético que nos salgan con eso, como si los dirigentes del PSOE hubiesen estado toda la vida leyendo a las ancianitas en los asilos los domingos por la tarde, o recogiendo negros de las pateras, y un buen día, sin saber cómo, se hubiesen levantado ministros. Queridos socialistas, no cuela. Que lo del canon ha sido hace dos semanas. Literalmente.)

Dije en el primer párrafo que, mientras no se demuestre lo contrario, es un tipo decente. Y está claro que no se ha demostrado lo contrario, pues lo único que pueden decir sus contrincantes de él, de momento, es que es rico y que ha tenido buenos puestos de trabajo. Y eso no solo no es ilegal, sino que tampoco es inmoral. Tan decente lo ven sus propios oponentes, que le dedican unos buenos artículos absolutamente ad hóminem¹. Sirva de ejemplo este artículo de opinión de Juan Cueto en El País. Resumamos su contenido. Primer párrafo: Manuel Pizarro es un enano. Segundo párrafo: Manuel Pizarro tiene voz de pito y no sabe articular oraciones subordinadas. Eso sí: no suda. Tercer párrafo: ha tenido la desfachatez de retar al Vicepresidente económico a un debate. ¡Pero qué se habrá creído! ¡Nosotros no queremos debates! (¿O eran los otros los que no querían, y nosotros los que los criticábamos?) Además, si lo dejamos hablar, corremos el peligro de que nos deje callados, como le pasó a Gabilondo cuando lo invitó a su programa para hablar de la famosa OPA, a ver si lo pillaba en alguna… Y Pizarro le contestó con tales argumentos que, si el presentador de los ojitos azules no llega a estar ya sentado, lo sienta de culo.

A lo largo de los tres susodichos párrafos del artículo de Cueto, ni una sola mancha en su ética, en su legalidad o en su moralidad. Está claro lo que pasa: un tipo tan decente, al menos en apariencia, al que no le han podido encontrar ni palominos en los calzoncillos, puede ser una gran arma del Partido Popular (que, a pesar de todo, vista la vergonzosa oposición que ha protagonizado estos cuatro años, creo que lo tiene bastante crudo). Hay que derribarlo como sea. Feo, enano, cuatro ojos… Y si tiene algún abuelo (o bisabuelo) fascista, hagamos creer a la gente que la culpa es suya. Sí, amigos. Ya sé que este argumento del abuelo malo ya lo habéis leído en algún blog. Es que hay quien no da para más.

Lo que me queda por comprobar, lo que temo, es que ataques como este sean suficientes como argumento político. Es decir, que ya hayamos bajado hasta ese nivel.

(1) Un argumento ad hóminem (del latín AD HOMINEM, “al hombre”) consiste en criticar a la persona que sostiene unos argumentos contrarios a los nuestros, en lugar de criticar los argumentos.

Eye In The Sky

19 de January de 2008

Enlace al vídeo en YouTube

Don’t leave false illusions behind.
Don’t cry, ’cause I ain’t changing my mind.
So find another fool like before,
’cause I ain’t gonna live anymore believing
some of the lies
while all of the signs are deceiving.

La canción original es de Alan Parsons. ¡Pero soy un hortera y me gusta más la versión de Noa!

Con el mensaje reivindicativo que sale en el vídeo podéis hacer varias cosas:

  • No hacerle maldito el caso.
  • Hacerle caso y tomarlo como una reivindicación de los catalanes oprimidos por los nacionalistas españoles.
  • Hacerle caso y tomarlo como una reivindicación de los catalanes oprimidos por los nacionalistas catalanes.

Recomiendo la primera opción: pasar de todo y disfrutar de la canción.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho