Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Modales, Stallman y Chomsky

Ars longa, vita brevis

Modales, Stallman y Chomsky

20 de December de 2007

chomsky1.png

Como dijo el clásico (aunque en realidad no recuerdo de dónde salió la frase hecha), en tiempos como estos, donde cada vez se presta menos atención a la ética, uno no tiene más remedio que refugiarse en la estética. En eso fundamentaba mi reciente crítica a Hugo Chávez: sin negar que sea el político más demócrata del mundo -lo cual tampoco es decir demasiado- me enerva su permanente desprecio a las formas y a la dignidad de cualquiera que tenga la osadía de no rezarle.

Hace un par de días mi amiga Sonia Blanco escribió un post acerca de la última conferencia que Richard Stallman, cabeza visible del software libre¹ en todo el mundo y creador del proyecto GNU, impartió en Granada ante un puñado de fervientes seguidores. Dejando clara en todo momento la relevancia del movimiento por el software gratuito y abierto que defiende Stallman, y sin negar ni un ápice de la importancia que tanto él como su proyecto en efecto tienen para toda la comunidad mundial, se quejaba mi malagueña de la falta de respeto que mostró el gurú ante los asistentes y los anfitriones, poniéndose de morritos por un escaso retraso de 20 minutos (¡que estamos en España, Richal! En este país si te retrasas 20 minutos aún puedes decir tranquilamente que eres puntual) y ofendiéndose porque le habían plantado delante un portátil de Apple, la compañía de Steve Jobs, hermano mellizo del Anticristo, del que fue separado al poco de nacer. Dicho portátil, por cierto, no estaba ahí por cuestiones religiosas ni publicitarias, sino porque otro conferenciante lo iba a necesitar momentos después.

El post de Sonia fue meneado y ahí empezó la cruenta masacre: un montón de talibanes² le dedicaron una serie de improperios que un servidor no está dispuesto a reproducir (intento, como siempre, mantener mi blog relativamente limpio, o curioso, como decimos por el Sur). La principal crítica que se hacía a Blanco -después de limpiarla de insultos- era que cómo se atrevía ella (que no es nadie) a criticar a una persona que tantísimo ha hecho por el avance de la humanidad.

Es curioso, en primer lugar, que para defender a una persona que aboga por la libre difusión de la cultura, entre otras cosas para paliar las diferencias sociales (en el mundo actual, el acceso a la información es de facto una ventaja económica), se utilice un argumento tan aristocrático como que una doña nadie no puede criticar a un noble, un semidiós, ya que este, por definición, es infalible, como el Papa de Roma. Y después, como ya he comentado, da un poco de miedo ver la falta de crítica que existe entre algunos de los seguidores del señor Stallman, a los que me cuesta muchísimo diferenciar de los integristas religiosos y de las adolescentes seguidoras del último melenas berreante que la SGAE les quiera vender.

Estos integristas (que conste que me refiero únicamente al sector talibán, y no a los otros, aunque ellos si quieren me pueden trollear también) no parecen darse cuenta de que este señor, seamos francos, tampoco ha hecho nada tan grande por la humanidad. Todo el proyecto GNU, y la filosofía de Stallman, me parecen muy interesantes y justos, pero en realidad dudo que más de un 1 por 1.000 de la población haya oído alguna vez la palabra «software». De estos, unos pocos sabrán que hay programas que se pagan y otros que no, como Firefox (aunque ya se sabe que en la informática lo normal es no pagar por ningún programa). De entre estos, escojamos al pequeño porcentaje que sabe de qué van las siglas GNU, GPL, etc. y tendremos a la despreciable cantidad de personas que en el mundo saben quién es este señor, que para algunos es el responsable de que el cielo no caiga sobre nuestras cabezas.

Ahora comparémoslo con otra persona que también podemos decir que es importante. Me pido a Noam Chomsky. Este profesor estadounidense es autor de varias decenas o cientos de libros. Es el pensador que ha dado a la Lingüística su revolución más importante durante el siglo XX (y quizás durante toda su historia). Además, es el principal crítico con la política exterior de los Estados Unidos, cosa que demuestra sin tapujos allí donde se le presenta la ocasión, y con argumentos razonados, no ciñéndose una bomba al estómago o un pin a la camiseta. También ha escrito varios libros y dado cientos de conferencias alertando sobre el adormecimiento de la población en los países democráticos, que deja a los votantes en manos de las grandes empresas. Se estima que es el tercer autor más citado de toda la historia, y el único entre los diez primeros que sigue vivo.

Pues bien, el bueno de Noam suele esgrimir una amplia sonrisa durante sus conferencias, sin importar cuál sea el tema tratado, el público o el lugar al que se le haya invitado. Después de su conferencia, y de la ovación con que el público, en pie, le suele obsequiar, siempre tiene tiempo para un debate entre él y los asistentes. No contento con ello, si no hay tiempo para responder a todo el mundo (y los cuestionantes suelen ser simples estudiantes universitarios o cualquiera que se pasa por ahí, como él mismo dice, nunca le da mayor importancia a nadie por el simple hecho de tener un diploma), a menudo pide que le planteen las preguntas por escrito y se las envíen a su departamento en el MIT, para responderlas por carta cuando le sea posible. Y lo normal es que le sea posible en el breve plazo de un mes.

Si queréis ver una muestra de este monstruo del pensamiento en acción, podéis comprobar en este enlace si lo que digo es cierto (al menos, en lo referente a los modales).

Las comparaciones, si queréis, las podéis hacer vosotros mismos.

(1) Escribo «libre» en bastardilla porque, por mucho que me guste que un programa se pueda copiar, distribuir y modificar sin limitaciones legales, me chirría bastante la idea de asignar una facultad exclusivamente humana, esto es, la libertad, a un conjunto más o menos grande y ordenado de unos y ceros.

(2) Son talibanes en el sentido más amplio del término. Los talibanes de Afganistán asesinan a gente en nombre del islam, y con ello consiguen que gran parte de la opinión pública tenga una imagen negativa de todos los musulmanes, incluida la gran mayoría de ellos que viven su vida sin meterse con nadie. De forma análoga, estos talibanes del software libre, con sus teclas inyectadas en sangre, hacen que mucha gente tenga miedo de que algún día puedan llegar a decidir algo en nuestras vidas, o simplemente en nuestros ordenadores.

6 comentarios en “Modales, Stallman y Chomsky”

  • # Manuel dice:
    21 de December de 2007 a las 11:55

    No voy a insultar a Sonia, ni mucho menos, ni tampoco convertirme en un talibán de Stallman…

    Pero criticar a alguien porque no le guste la impuntualidad, no me parece correcto… por mucho que aquí consideremos que es algo normal, sigue siendo algo a mejorar.
    Aunque lamentablemente, nuestro egocentrismo y ese pensamiento tan nuestro de ‘semos los mejores’ nos impide hacer autocrítica y nos hace defender lo indefendible…

    No entro en lo que dijo o no dijo, porque no he seguido la conferencia… pero no estoy con Sonia en sus críticas…

    Y sobre lo del Mac… incluso me parece lógico. Stallman apoya y difunde el Software libre… y el Mac es la máxima expresión de todo lo contrario… plataforma cerrada, software cerrado, donde solo tiene cabida lo que el Sr. Jobs decida o la comunidad consiga hackear.

  • # Elías dice:
    21 de December de 2007 a las 13:12

    Manuel, no creo que a nadie le guste la impuntualidad, excepto a los españoles y a los pueblos sureños en general (en Marruecos, en concreto, es totalmente imposible que alguien se comprometa contigo a una hora determinada).

    Lo que critica ella son las formas de divo del tal Stallman. Y yo creo que está en su derecho de criticarlo, dado que el gurú del soft libre acudió a Granada en calidad de invitado. No es de buena educación hacerle un feo a los anfitriones.

    Por cierto, conozco un caso de una persona en Melilla, un musulmán casado con una cristiana. Pues bien, fueron los dos a comer en Navidad a casa de la madre de ella. Entre otras viandas, había sobre la mesa un plato con jamón serrano. Entonces, el chico, dijo que él no se sentaba a comer ahí hasta que no quitasen de la mesa el jamón. Es decir, no bastaba con que él no lo comiera, no lo podía comer nadie, y ni siquiera debía estar delante ese objeto de pecado.

    La postura de Stallman con el MacBook me parece exactamente la misma.

  • # La Lengua » Blog Archive » ¿Cómo nos han podido colar el canon? dice:
    21 de December de 2007 a las 14:40

    […] La Lengua Ars longa, vita brevis « Modales, Stallman y Chomsky […]

  • # Alma dice:
    22 de December de 2007 a las 5:28

    Gracias por el link de la conferencia de Chomsky!!! =D
    está por de más decir que en mi clase de lingüística no dejamos de mencionarlo n_n pero no tenía el gusto de conocer su imagen.

    Es todo.

  • # Reset Reboot dice:
    23 de December de 2007 a las 17:03

    Me parece genial que haya gente crítica, inclusive con aquello a lo que defiendo. Me ayuda a asentar posiciones e ideas, ver en dónde estan mis errores y evitar, entre otras cosas, convertirme en un talibán del Soft Libre.

    Y tengo que darte la razón, como cabeza visible de este movimiento, debería tener en cuenta que las formas son una tarjeta de visita que permite llegar a más gente, que permite que tus ideas fluyan hacia los demás de una manera más amistosa, más abierta al dialogo y ayuda a mantener la imagen del movimiento y las ideas y filosofias que hay detrás.

    Yo ya lo he dicho muchas veces con amigos o con mi novia (otra seguidora del software libre), que los arranques de ira de Linus Torvarlds, el extremismo de Richard Stallman y la horda de talibanes que van detrás como borregos (ningun idea, por buena que sea, se libra de este fenómeno) no hacen más que dañarnos, separarnos y debilitar nuestras ideas que defendemos. No es bueno. Es bueno ser modelo, ser ejemplo, pero evitar llegar a “no sentarse a la mesa porque hay jamón/un apple”.

    Si sería malo ver a Richard con un Apple o con un Windows, por supuesto, pero que haya un Apple en la mesa porque el siguiente ponente tendrá que usarlo, por la razón que sea, no significa nada. No hay que ponerse en ese plan. Y los retrasos son habituales en todas las cosas y tal, y es cierto que hay que ser puntual, pero tampoco por 20 minutos… (y a mi me gusta ser puntual).

    En fin, estoy con Sonia. Tus ideas pueden ser las mejores, pero la amabilidad, el saber estar y dar una cierta imagen, cuando estas en un puesto tan alto y tienes ideas que crees que merecen la pena defender. Si tan valiosas las crees, debes de hacer todo loposible por ellas, evitando extremismos… es malo, sean las ideas que hayan detrás!

    Un saludo!

  • # J dice:
    17 de October de 2011 a las 18:58

    Reducir la diferencia entre software libre y privativo a si se paga por el o no, es no haberse tomado el mínimo de tiempo en comprender el problema (bastante serio si se pretende escribir un artículo sobre el tema).

    El hecho de que no se pague por ninguno de los dos es irrelevante. No es un problema de cuanto se paga en términos de dinero (puede incluso no haber diferencia), es un problema de cuanta libertad se pierde al utilizar uno u otro.

    Y respecto al software libre, decir que se le asigna una propiedad humana (libertad) al software demuestra aún más la falta de compresión. El software libre no se llama así porque se le otorguen propiedades humanas, el software libre no tiene derechos humanos. El software libre se llama así porque respeta la libertad de los humanos, o sea que es todo lo opuesto de lo que se insinúa en ese comentario (1). El objeto central del software libre es la relación entre este y la sociedad.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho