Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » El baile del pañuelo

Ars longa, vita brevis

El baile del pañuelo

4 de October de 2007

La noticia es que una menor acude al colegio en Cataluña oculta bajo un hiyab, en contra de las normas internas del centro, por orden de la Generalitat (aunque más bien diría yo que por orden de la Ley Orgánica de Educación, que dice que, en este país, todos los niños de entre 6 y 16 años han de estar forzosamente escolarizados).

El padre de la niña se ríe, claro, porque ¿en qué país la justicia se va a poner a favor de un extranjero que contraviene las normas de un centro legal de ese propio país? Teniendo en cuenta que viene de Marruecos, donde aún hay gente en la cárcel por manifestarse en contra de Hassan II, fallecido hace más de ocho años y padre del rey actual, el hecho de que él, armado sólo con su intolerancia y su machismo, pueda doblegar y hacer doblar la rodilla a una de las naciones más poderosas de la tierra, a uno de los pilares del impío occidente, su hilaridad se me antoja bastante lógica.

Y mientras, biempensantes de acá y acullá, pero sobre todo de acá, se felicitan por el enorme avance en multiculturalidad, pluralismo y derechos humanos. Desde luego, a estas alturas de la novela, no seré yo quien se sorprenda por que los merluzos defiendan el machismo medieval de determinadas culturas. Por suerte o por desgracia, ya ando curadito de espantos.

Fríamente: el pañuelo de marras no es más que otra prenda de vestir. Sí, una prenda de vestir que en ciertas culturas sólo llevan las mujeres, y que es aconsejable para la muestra de su recato, pero algo parecido sucede con las prendas que tapan los pechos de las mujeres en nuestra sociedad. Que las mujeres lleven el pecho tapado en la playa no es obligatorio, pero en ciertas costas de pueblo puede traer alguna que otra mirada de reprobación, aparte de otras miradas más sanotas.

En un programa infantil de televisión no tendríamos problemas en mostrar el torso desnudo de un hombre, pero seguramente, por muy abiertos de mente que nos pensemos, la mayoría de nosotros no permitiría la visión de ese programa a nuestros hijos si en él salieran las mamachicho mostrando el enorme y ovalado esplendor de sus mamas.

(Aunque se puede aquí argumentar que el pecho protuberante femenino es, por naturaleza, un atributo sexual definitorio de tal sexo y además un rasgo claramente atractivo y excitante para los varones, mientras que el cabello de la cabeza lo comparten ambos sexos, y ambos pueden tenerlo feo o bonito. Pero vamos a dejar de lado este detalle, por hoy.)

Podría extenderme durante líneas y líneas acerca de este asunto, pero asumo que después del post de ayer estaréis cansados de leerme. Así que intentaré ser breve.

El pañuelo islámico es un grave atentado machista contra las mujeres. Las marca como objetos prohibidos, pecaminosos, malditos. Su razón antropológica probablemente viene del mismo sitio que la del pudor judeocristiano: la vergüenza sobrevenida tras comer el fruto del árbol de la ciencia. Sin embargo, el pudor occidental es distinto. Hoy casi nadie se sorprendería de ver las mamas de una mujer en los mismos lugares donde se ven pechos varoniles (playas, anuncios, películas, conciertos de rock…).

Cada uno puede vestir como quiera, y debemos respetar las costumbres de los que vienen de fuera, al mismo tiempo que exigimos respeto por las nuestras.

Pero antes de nada está la ley. Y la ley deja a los centros educativos la organización interna de los mismos, incluido el régimen disciplinario. En mi centro, por ejemplo, un alumno no puede permanecer en clase con una gorra. Y si lo expulso, el Ministerio de Educación me lo meterá otra vez en clase, con toda la razón del mundo. Pero a mi clase no entra con la gorra, a no ser que me lo meta la policía. Son las normas del centro, y legalmente son aprobadas por el centro.

Y si las lumbreras del Ministerio (o de la Generalitat, o quien sea) quieren contravenir las normas de los centros educativos, lo que tienen que hacer es redactarlas ellos, y sanseacabó.

La niña no tiene ni idea de lo que quiere. La meten en una polémica ajena a su edad, donde, claro está, se pone del lado de sus padres, y en contra del colegio. ¿Quién no adora a sus padres a los 9 años? ¿Y quién no odiaba el colegio?

¿Cómo se puede hablar de libre elección de la niña a los 9 años? ¿Es que alguno de los que estáis leyendo esto hicisteis la Primera Comunión por convicción y fe, o por la cámara de fotos? El que algunos aludan a la elección de la niña para apoyar su miniburka me parece una broma muy macabra.

Los que se piensan y llaman progresistas y al mismo tiempo aplauden, o al menos comprenden, el uso de esta prenda castrante, deben comprender que están siendo complacientes y tolerantes con una costumbre machista, no islámica.

Y además, ¿es que estamos locos? Aunque de verdad fuese una costumbre puramente religiosa, y no machista, sería igual de estúpido que un progresista la comprendiera.

Extraigo los párrafos más brillantes de un artículo de Pilar Rahola (por cierto, sé que no me estarás leyendo, pero el diseño de tu web es un horror. Deja el flash para las páginas de películas y otras horteradas, que lo mejor para tu sitio es que la gente pueda enlazarte los artículos… ¡y escribirte cuando quiera decirte que el diseño de tu web es un horror!):

Estos son los errores que detecto. Primero, esperar en bragas un debate que lleva años sacudiendo a toda Europa y que aquí nadie ha previsto con inteligencia. No tenemos ni norma, ni ley, ni debate maduro y, de esta manera, el peso recae en las escuelas, que capean como pueden cada caso, a merced del ataque de pánico del político de turno. El caso de Girona es emblemático: a falta de norma general, la escuela tiene un régimen interno serio y antidiscriminatorio, que los padres de esta niña quieren vulnerar. La Generalitat es incapaz de saber qué hacer con el caso, deja pudrir el tema, lo enquista y después obliga a la escuela a incumplir su propia norma. La pregunta es obligada: si no se hubiera tratado de una cuestión que afecta al islam, ¿habrían vulnerado la autonomía del centro?
[…]
POR SUPUESTO, si alguien quiere venderme la moto de que la niña de 9 años –o el año pasado, con 8, y un mes sin escuela– es la que decide, me lo tomaré como lo que es: un chiste malo. No. Lo que tenemos es una escuela que intenta no permitir signos externos discriminatorios, unos padres fundamentalistas que tapan a su niña pequeña hasta el punto de privarla de movimientos (debe ser un poema en el recreo, con la falda hasta los tobillos), y una Generalitat que improvisa, vulnera los criterios de la escuela y acaba dando la razón al fanatismo.
[…]
Pero, si todo ello fuera poco, lo peor es el tema de fondo. No estamos ante un símbolo religioso, como la cruz o la propia media luna, sino ante un signo de dominio sexista, que estigmatiza a las niñas desde la infancia y las prepara para una vida de sumisión. Por desgracia, miles de leyes que imponen el velo allí donde el islam rigorista gobierna, con castigos que llegan a la muerte, avalan su significado ideológico.

Os recomiendo vivamente leer el artículo completo.

¿Hay solución? Sí, la de siempre. La pasta. No podemos expulsar a unos señores por vulnerar la igualdad entre sexos, sobre todo porque la devolución a Marruecos al final tendría como resultado una pérdida aún mayor de los derechos de la niña. Pero se puede multar. A este sí. ¿Quiere enviar a su niña al colegio como un símbolo de la supremacía integrista sobre las acomplejadas y vacilantes autoridades occidentales? De acuerdo, pero antes pase por caja. Si de verdad es tan importante cercenar la libertad de su hija, no le importará dejarse los cuartos. Digo yo.

Y a la niña, Educación para la ciudadanía, y de la buena. Que aprenda lo que hacen sus padres. Que se dé cuenta de lo que es el pañuelo y que lo queme delante de ellos. Eso sí que sería una lucha justa y valiente. Eso sí que sería una lucha por la libertad. Una lucha urgente y necesaria. No como otras hogueras.

En La Lengua:

30 comentarios en “El baile del pañuelo”

  • # John Constantine dice:
    5 de October de 2007 a las 11:59

    De acuerdo con la mayoría de tu exposición, sino con toda.

    No tengo yo muy claro si, de acuerdo con el razonamiento para admitir a la cría,si me apetece ir a mi clase con una camiseta con una Esvastica bien grande me deberían dejar, ya que forma parte de mis creencias, mi personalidad, etc etc etc. Y si me obligarán a quitarmela porque molesta o podría molestar a los demás, pues se puede argumentar sin ningún problema que tambien hay gente -p.e. yo- a la que el hiyab le parece un símbolo de repesión, machismo, intransigencia, y no se cuantas cosas más.

    En fin, hasta cierto punto el tema me aburre, que como los chavales van ahora de cualquier manera a clase, pues oye, si la chica quiere ser todo su puñetera vida una esclava dictada por su religión, su padre, y su futuro marido, pues oye déjala. Y si encima quiere presumir de ello, pues oye… El que tenga ganas que le eche cacahuetes, y sino, como hago yo, que pase olímpicamente de ella.

  • # John Constantine dice:
    5 de October de 2007 a las 12:11

    Y al hilo de todo esto, no sé cuanto va a tardar en aparecer en España un tipo como Sarkozy que recoja todo el descontento y asco que nos producen estas situaciones y ponga la casa patas arriba. O, a lo peor, alguien bastante más exaltado que Sarkozy. Me da que la única razón por la que en España no se vota a la ultraderecha es porque tenemos el recuerdo demasiado reciente.

  • # Priscila dice:
    5 de October de 2007 a las 15:39

    Dejar entrar en los centros públicos a niñas con velo islámico es cagarse directamente en la transversalidad logsiana (en la Eduación para la
    Paz, para la Igualdad, la Educación sexual, moral, e incluso la Educación para la Salud si nos ponemos).
    Así que alguien podría explicar a esas familias morunas el dinero que se gasta el Ministerio al año en educar a NUESTROS jóvenes en esos valores (los que en Occidente consideramos correctos) como para echarlos por tierra en un segundo aceptando degradantes vestimentas mahometanas en las aulas; dejándoles claro que la razón de la prohibición es principalmente económica y secundariamente, del género de la retahíla de argumentos que has dado. Que todo vale mucho, pero mucho. Por eso pienso que el problema no es la niña, si se la humilla o no poniéndole el velo, me importa una leche, en serio, sino los 500 niños restantes: presentarles como aceptable el hecho de que la mujer deba esconder su feminidad va en contra de los contenidos que nos contratan para enseñar y por lo que nos pagan dos mil euros netos al mes por barba. Bueno, a ti mucho más.

  • # Josep Tarrés dice:
    5 de October de 2007 a las 19:54

    No es lo mismo llevar una camiseta con una esvástica o con una cruz blanca ardiendo y las siglas KKK debajo que ir con un pañuelo.

    Los dos primeros ejemplos, aunque puedan pertenecer a las creencias o la ideología de la persona, son manifiestamente ofensivos y promueven el odio.

    El pañuelo, en cambio, sólo sirve para tapar el pelo. De hecho, no hace tanto que en todos los pueblos de España te encontrabas multitud de mujeres con pañuelo en la cabeza, y nadie se preocupaba por ello.

    Mi abuela, por ejemplo, vistió siempre con pañuelo negro en señal de luto desde que falleció su marido.

  • # Priscila dice:
    6 de October de 2007 a las 15:26

    La diferencia es que el portador de las dos primeras prendas será un estúpido niñato racista y violento, y probablemente con una adolescencia difícil plagada de collejas en el cole y motes relativos a sus orejas, y la de la segunda, una pobre hembra víctima (aunque no mucho a su pesar) del sometimiento machista más extremo existente en el globo. Y me parece perfecto que las mujeres sarracenas lo acepten como parte de su cultura, pero que se vayan a aceptarlo a su país y no vengan aquí a contaminarnos con sus retrógadas costumbres, que bastante tenemos nosotros con abandonar poco a poco las nuestras como para hacer a nuestras hijas compartir pupitre con ellas.

    Me parece un delito público que haya gente patria que piense que debamos respetar esos símbolos, cualquiera de los dos que propones, pues ambos son reflejo de lo estúpido que puede llegar a ser el género humano cuando se siente el elegido: mi raza es la mejor, mi sexo es el mejor, mi religión es la única verdadera. Vale, todos sois guays y moláis, pero dejadnos tranquilos a los demás.

    No veo ninguna señal de dominación de ninguna clase vestir luto, con pañuelo o no. De hecho, yo llevo la camisa negra porque negra tengo el alma.

    Bonito blog, Mister Tarrés.

  • # Josep Tarrés dice:
    7 de October de 2007 a las 23:54

    No entiendo porque siempre se da por supuesto que las mujeres que llevan un pañuelo en la cabeza lo hacen por sumisión al hombre.

    Es como decir que los musulmanes celebran el Ramadán porque les obliga alguien.

    Si una persona decide libremente que quiere llevar un pañuelo en la cabeza, aunque sea por motivos religiosos, no veo ningún motivo para impedírselo.

    Imagina este escenario: a una niña musulmana con cáncer le afeitan la cabeza antes de empezar el tratamiento para evitar la decepcionante sensación de que se le caiga el pelo a puñados. Como no se siente bien llevando la cabeza afeitada, decide ponerse un pañuelo. ¿Debemos impedírselo porque, al ser musulmana, es una imposición machista?

  • # John Constantine dice:
    8 de October de 2007 a las 11:03

    “Los dos primeros ejemplos, aunque puedan pertenecer a las creencias o la ideología de la persona, son manifiestamente ofensivos y promueven el odio”. Completamente de acuerdo en eso. El problema es que, como he dicho, hay gente, y mucha, que piensa lo mismo del hiyab. ¿Y donde establecemos el límite?

  • # Josep Tarrés dice:
    8 de October de 2007 a las 11:44

    Yo creo que, a veces, es fácil marcar los límites.

    Si tus creencias se limitan a tu plano personal (vestir de un modo determinado, comer unos alimentos determinados, rezar de un modo determinado, etc.), no ofendes a nadie y, por lo tanto, es aceptable.

    Si tus creencias traspasan tu plano personal y afectan a la comunidad donde vives (degollar corderos y dejar que la sangre caiga a la calle, rezar ruidosamente de madrugada, negarte a trabajar durante tu jornada laboral), entonces puedes ofender o molestar al prójimo y, por lo tanto, no es aceptable.

    ¿A dónde quiero llegar con esto?

    Muy sencillo. Desde mi punto de vista, debemos tolerar las creencias de los demás siempre y cuando no afecten negativamente al resto de la población. Llevar un pañuelo no es apología al Islam, no promueven su fe ni intentan evangelizar a nadie. Se trata, simplemente, de un acto de fe personal y privado.

    Durante años, los cristianos han tenido el derecho de llevar crucifijos y nunca ha pasado nada. Ahora, para que no parezca que la prohibición del velo es un acto racista, también se prohibe llevar colgantes con una cruz cristiana en las escuelas (modelo francés). Si nunca antes se había considerado ofensivo, ¿por qué ahora, de repente, los no cristianos se siente ofendidos porque un niño de 11 años lleve un collar de su primera comunión con una cruz o una medalla de la Virgen?

  • # Priscila dice:
    8 de October de 2007 a las 12:35

    Llevar pañuelo sí afecta negativamente al resto de la población, porque yo no tengo por qué tener la obligación de explicar a mis hijas que hay una cultura donde la mujer ha de ir oculta bajo pañuelos o sacos con rejilla para no provocar deseos morbosos varoniles a cualquier hora de la tarde por la calle. Y después, explicarle que no todos los hombres están tan salidos como ellos. Y después… A mí sí me afecta negativamente. Y repito, Educación se está gastando un dineral en promover los valores relacionados con la igualdad de género desde los centros públicos como para aceptar en sus aulas niñas que lleven como un estigma su feminidad. Yo no las quiero en los pupitres. Es tan sencillo como eso. Josep, en el momento en el que no tenemos la oportunidad de elegir, ya estamos sometidos. Cuando las cosas son porque sí, y no existe otra opción para nosotros, ya estamos alienados.
    El modelo francés me importa una figa, pero sí, creo en la escuela laica. Y no quiero más fiestas que las paganas.

  • # Josep Tarrés dice:
    8 de October de 2007 a las 13:59

    “Llevar pañuelo sí afecta negativamente al resto de la población, porque yo no tengo por qué tener la obligación de explicar a mis hijas que hay una cultura donde la mujer ha de ir oculta bajo pañuelos o sacos con rejilla para no provocar deseos morbosos varoniles a cualquier hora de la tarde por la calle.”

    Supongo que esa sería tu respuesta a: “¿Por qué mi amiga Nadia lleva pañuelo y yo no?”

    Otra posible respuesta es: “Porque le gusta llevarlo”.

  • # John Constantine dice:
    8 de October de 2007 a las 14:49

    Josep, según tu argumentación, ¿porqué quien viste la cruz gamada no lo hace “porque le gusta llevarlo”? Estas estableciendo una comparación totalmente subjetiva entre el hiyab y la esvástica. Como a ti no te molesta el hiyab, decides que quien lo viste puede que no sea por hacer apolo del “islam”, sino “porque le gusta llevarlo”. Pero si alguien viste una esvástica, como a ti si te molesta, decides que está haciendo apología del nazismo. ¿Y porqué no puede ser un amante de los diferentes tipos de cruces (malta, etc, etc).

    Al final, resulta que el que un signo moleste o no es totalmente subjetivo de acuerdo. Precisamente por eso lo mejor es no hacer distinciones y, puestos a prohibir -cosa con la que estoy en desacuerdo-, hacerlo en general. No dejarse llevar por unos pretendidos “valores” políticamente correctos a la hora de discriminar lo que se puede y no se puede hacer.

  • # nasiba dice:
    8 de October de 2007 a las 20:53

    Llevo muchísimo tiempo leyendo las paparruchadas que publica usted en su web , si lo hago es porque me parece enriquecedor atender otros puntos de vista . Ante todo qusiera decirle que yo , como española , musulmana y por tanto libre me siento en la obligación y en el deber moral de reprobar su continuo ataque a las mujeres que decidimos llevar velo, no somos tontas señor Elías , ni sumisas , su blog atenta contra nuestra dignidad tanto intelectual como moral , ¡ya está bien !, he luchado mucho por llegar a donde he llegado y no le voy a permititr que nos deshumanice hasta el extremo de afirmar que cualquier hombre puede pisotearnos (inclúyase ) o que la inteligencia y cpapacidad de raciocinio , sentido de la justicia y de la igualdad sea mayor en aquélla que decide colocarse el triquini con el comienzo del verano .Usted puede evidentemente publicar lo que le parezca oportuno sólo le rogaría al respecto , se informase puesto que sus opiniones quedan verdaderamente ridículas , desnudas sin más argumento que el sacado de la TVE durante el imperio aznarista .

  • # nasiba dice:
    8 de October de 2007 a las 21:10

    Priscila soy tan española como tú así que eso de que practiquemos nuestra religión en el país al que deccidas mandarnos no me parece muy ccoherente , te guste o no España es una nación aconfesional que no laica y por tanto no puede prohibir la presencia de símbolos religiosos 8en mi aula de primaria había una cruz y a mí no me molestaba) . Yo no atento contra la ideología de nadie y en tal caso se me podría recriminar así que pido lo mismo .No os resguardéis bajo la bandera del progresismo , y del laicismo intolerante para defender unas posturas obsoletas resulatdo de una concepción errónea que se toma por verdadera y que se quiere imponer como criterio único e indiscutible.

  • # Elías dice:
    8 de October de 2007 a las 22:04

    Josep: efectivamente, lo llevan por sumisión al hombre. Si no a un hombre concreto (al menos no en todos los casos), sí por sumisión a una cultura machista, que para el caso es lo mismo ser sometido por un hombre concreto que por toda una sociedad patriarcal (en occidente sigue pasando también, pero en un grado mucho menor).

    Por cierto, muchos de mis alumnos de 12 años hacen el ayuno de Ramadán, no sé hasta qué punto será bueno para ellos y su salud. Lo que sé es que todos están muy orgullosos de hacerlo, igual que la chica esa con su pañuelo en la cabeza.

    Nasiba, me alegro de que me sigas desde hace tiempo y me congratulo de tener una lectora tan fiel. Sin embargo, no estoy de acuerdo con tus afirmaciones. En primer lugar, me acusas de escribir paparruchadas, y no señalas ninguna de ellas. Y dudo que puedas encontrarlas, yo siempre intento reflexionar mucho sobre lo que escribo, y escribir con fundamento. Así que mis opiniones, equivocadas o no, dudo que puedan ser tildadas de “paparruchadas”. El DRAE dice que una paparruchada es una “tontería, estupidez”. Bueno, es posible que las cosas que digo lo sean. Pero tienes que demostrarlo. De lo contrario, es simplemente un taparse los oídos y decir “nononononono” a alguien que te lleva la contraria. Es decir, una paparruchada.

    Nunca he dicho que una mujer que se coloque un triquini tenga más sentido de la justicia y de la igualdad que una que se pone el pañuelo, que yo sepa. Sí sé que la que se pone el triquini no lo hace pensando en trasnochadas ideas sobre la pureza y el recato que las mujeres “deben” tener. Ya es algo.

    Tampoco creo haber atacado a las mujeres que llevan velo. Es más, alguna vez incluso he dicho que es mejor para mí: cuanta menos libertad quieran las mujeres, más queda para nosotros, los hombres, puesto que la libertad de uno acaba donde empieza la del otro. Sin embargo, si creo que una costumbre es machista y anacrónica, lo diré siempre que me apetezca, o al menos mientras en España haya libertad de expresión (que, a pesar de algunos, espero que la siga habiendo muchos años).

    No veo mucho la tele, y mis opiniones no han sido sacadas de la tele del “imperio” aznarista, como tú lo llamas. Hablo de lo que veo prácticamente desde que nací, hace ya más de 32 años, en mi ciudad, y de lo mucho que he salido, entrado, hablado y vivido con gente de numerosas culturas, entre ellas la musulmana, y de mis pobres lecturas.

    No voy a decir de dónde vienen tus ideas, pues eso sólo lo sabes tú, pero si no quieres quedar como una ignorante, no deberías dar por sentado cosas acerca de personas que no conoces.

    Saludos, y espero que te sigas pasando por este, tu blog.

  • # nasiba dice:
    8 de October de 2007 a las 23:07

    Elías si he tildaddo algunas de sus entradas de`paparruchas ha sido no sólo por el contenido (algo friki déjeme añadir )sino por la exposición de los mismos , cuando de aborda un tema de cierto interés ideológico lo torna en absurdo al tratarlo desde una persepctiva infantil a mi parecer.

    Otro aspecto con lo que estoy en desacuerdo es que las chicas con velo vivamos con un miedo a la desobediencia como usted afirma al decir que hacemos un examen de conciencia diario de la que la del triquini queda exenta .Pienso que el ”recato” es una opción personal tan válida como cualquier otra y debe por tanto ser respetada , sin por ello suponer el principal objetivo de un combate que se libra con premisas falsas como la denigración la mujer (una persona adquiere tal condición cuando ella así lo siente , a mí nunca me han obligado ni por supuesto me forzarán a hacer algo que no quiera , ¡faltaría más!).
    Por suerte este es un país en el que tanto la libertad de expresión como la de culto suponen uno de los bienes más preciados (a pesar de algunos) y el ejercicio de los mismos no debe entenderse como una actitud que coarte al resto (si yo soy musulmana no tiene por qué afectar al creyente católico , por tanto si yo llevo un velo y otro decide llevar una cruz , o cualquier símbolo que le represente como persona que se identifica con una determinada ideología no tiene que molestar a los demás ( siempre que no atente contra los derechos del prójimo) y además supone un claro ejemplo de pluralismo y de integración de una sociedad multicultural , en la que cada individuo constituye un todo distinto de otro.

    Con respecto a mis reflexiones , también son el fruto de un proceso de maduración , de una convivencia con personas creyentes de otras religiones y no creyentes , y por supuesto, de una extensa bibliografía ; le rogaría por tanto no afirmara tan a la ligera que mis opiniones no están fundamentadas puesto que además se trata de la primera vez que las expongo en su blog , no siendo este su caso , al leerle le conozco algo más de lo que usted a mí y por tanto puedo defender con mayor criterio mis acusaciones.

  • # John Constantine dice:
    9 de October de 2007 a las 9:02

    Nasiba, hasta hora el debate, pese a nuestros diferentes puntos de vista, se estaba desarrollando con la mayor tranquilidad y sin sobresaltos. Lamento decir que el tono airado de su irrupción a mi me confirma muchas cosas. Y si eso me produce a mí ese efecto, que soy una persona sosegada…¿se imagina lo que pueden llegar a pensar elementos mucho mas exaltados? Y lo siento mucho pero en los paises democráticos como Francia que nos llevan mucha ventaja en el tema de la inmigración ya han decidido como tratar estos aspectos. Otra cosa es que el tema de la correción política y la falsa progresía nos lleven a casos como estos.

  • # nasiba dice:
    9 de October de 2007 a las 14:08

    John , en primer lugar no creo que mi tono haya sido para nada inadecuado , no he faltado al respeto a nadie (cosa que sí se hace constantemente en este blog en relación a todas las mujeres musulmanas)y en tal caso me disculparía ;sólo intento que comprendan que es posible discrepar de sus opiniones sin por ello ser ningunead@.

    Otro punto que usted comenta es la inmigración francesa , ante todo quisiera aclararle que yo , soy española (como dije antes) , y tengo el mismo derecho a ser partícipe de la sociedad en la que vivo sin renunciar a mis creencias . Además como ya expliqué en una intervención anterior , la legislación española no se corresponde en absoluto con la francesa prueba de ello es la consideración aconfesional de nuesto país (”Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones” (Artículo 17.3)),mientras que Francia se declara laica . Esto justifica que en España no se hayan tomado , las mismas medidas que en en el país galo respecto al velo (tanto islámico como de otras confesiones(monjas católicas).

  • # Josep Tarrés dice:
    9 de October de 2007 a las 14:21

    Elías, según tí, que una mujer sienta que debe ser recatada es una imposición cultural machista. Por lo tanto, si una mujer va a la playa con bañador completo y no hace topless por vergüenza, es una reprimida víctima del machismo imperante.

    Siguiendo tu misma lógica, deberíamos prohibir los bañadores completos o los bikinis de dos piezas, por el bien de las mujeres que no quieren ser reprimidas por el hombre, por supuesto.

  • # Elías dice:
    9 de October de 2007 a las 15:44

    Bueno.

    Nasiba: indícame dónde he dicho que tus opiniones “no están fundamentadas”. Hasta ahora, que yo sepa, la única que ha acusado al otro de decir paparruchadas y de abordar los asuntos desde una perspectiva infantil has sido tú. No proyectes sobre mí actitudes tuyas. Yo, por mi parte, me dedico a seguir esperando que me digas dónde están esas paparruchadas y esos argumentos infantiles. Negar la capacidad de raciocinio a los que piensan de modo distinto de uno, sin dar motivos, es algo parecido al fanatismo. Yo admito que puedo estar equivocado. Tú muéstrame dónde.

    Por cierto, no pienso consentirte que me digas que falto al respeto a las mujeres musulmanas (a ninguna, y mucho menos, claro, a todas). Estoy criticando modos y costumbres machistas. Si te molesta que lo haga, hay muchos países donde hacer esto está prohibido, porque el machismo está en el principio de las leyes. En el nuestro no, y por eso lo hago.

    Así que el próximo comentario en que me acuses falsamente de faltar el respeto a alguien, lo borraré (no tengo por qué consentir que me insulten en mi blog). En caso que me demuestres que he insultado a alguien, pediré disculpas.

    Por curiosidad: ¿en qué creencia se basa el asunto de llevar pañuelo?

    Josep: a tu primer párrafo, sí, lo es. No una reprimida en el sentido clínico, pero sí una persona que piensa que por haber nacido mujer, está mal mostrar sus senos en la playa, mientras que si un hombre lo hace está bien.

    Al segundo: no he hablado de prohibir ninguna prenda de vestir en este artículo. Y además, siempre he defendido el derecho de la mujer a ser reprimida, si así lo gusta: su derecho a no trabajar, a ser una máquina de cuidar hijos de su marido, a lavarle la ropa, a no hablar ni salir a la calle sola sin su permiso, e incluso, si así lo quiere, a recibir sus bofetadas. ¡Hay gente para todo! Y recordemos que lo más incómodo es ser libres, por eso a todos nos gusta tener muchas leyes que nos organicen la vida. ¿Qué mayor comodidad que la de ser niños pequeños, donde tenemos la vida organizada y nuestra única función es abrir la boca, sin tener que pensar nada, que plantearnos nuestro papel ante la vida, de cuestionarnos lo que recibimos de la sociedad?

    Ya ves, estoy de acuerdo con eso. Si una mujer adulta quiere bañarse en la playa con un abrigo, me parece bien, y si quiere ser insultada por su marido, o no trabajar para ser ama de casa, me parece bien. Pero hay una ley que la amparará en cuanto quiera dejar de ser una medio-persona.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con que a una menor de edad se le inculquen valores machistas desde pequeña, y encima la ley de mi país proteja al padre que inculca esos derechos, desamparando a la cría.

    Y si el significado del pañuelo no es el que la dignidad, el recato o lo que sea de las mujeres es distinto al de los hombres, que alguien me lo explique.

    (Este es un mundo tan raro que me veo intentando explicar por qué el pañuelo es una prenda discriminatoria y machista, como si tuviera que explicar que por el día hay luz y por la noche oscuridad, como si no nos hubiese costado cientos de años en este país librarnos de ese absurdo, pero procedente de la iglesia católica.)

  • # nasiba dice:
    9 de October de 2007 a las 17:36

    Otra de las acepciones de paparrucha es : f. coloq. Noticia falsa y desatinada de un suceso, esparcida entre el vulgo. Pienso que ” el pañuelo de la diputable” o ” la mujer y el pañuelo” se acercan bastante a esta concepción .

    Si veo a una mujer agraciada sin ningún distintivo especial, pienso “mira, una mujer agraciada, ¿qué pensará sobre las cosas?”. Si veo a una mujer poco agraciada sin ningún distintivo especial, pienso “mira, una mujer poco agraciada, ¿qué pensará sobre las cosas?”. Si veo a una mujer ataviada con un mini burka, pienso automáticamente: “esta mujer no piensa, acata el Libro”
    Este es un fragmento de una de sus entradas , en el mismo no sólo se dice que la mujer que decide ponerse el hiyab es una persona humillada sino que también tacha de delirante la afirmación de que somos tan feministas como cualquier otra . ¡No será precisamente un hombre quien mejor pueda defender nuestros derechos !

    Otro aspecto que quería comentarle es la continua alusión a las posiciones machistas de países dictatoriales con las que para nada me identifico y su insinuación de que cuestiono la libertad de expresión como si no fuese también uno de mis derechos , en eso se basa la democracia ¿no ?, en la pluralidad.

    Por fanatismo , (más bien por la degeneración de este concepto al igual que el de radical (no se si habrá usted leído en el diario PÚBLICO una columna dedicada a este término)) entiendo , el no escuchar a los demás , cerrarse en banda a otros puntos de vista , atacar violentamente una ideología a fin de erredicarla , y yo evidentemente no solo no realizo ninguno de estos actos sino que los condeno totalmente.

    Si no ve más allá de sus consideraciones jamás podrá explicar por qué hay luz , y por qué oscuridad .

  • # Elías dice:
    9 de October de 2007 a las 22:40

    Lo que publico en este blog son opiniones, no noticias. Las noticias están en los enlaces que incluyo en las opiniones. Así que si hay alguna de esas paparruchadas de tu nueva acepción, estarán en las noticias enlazadas y en sus medios, no en mi blog.

    Lee bien las entradas que comentas, y cita con precisión; de lo contrario, estás manipulando. En la entrada que citas, no digo que una mujer con “hiyab” sea una mujer humillada. Digo que una mujer con burka es una mujer humillada. Es lo que pienso. ¿Qué puede ser más humillante que ocultar tu imagen, como si no fuera digna de ser vista por el resto de los humanos?

    Si el burka no te parece humillante, sino una prenda digna para las mujeres (no sé si es así), a ver cómo encajamos eso con el presunto feminismo del que presumen algunas (tampoco me refiero específicamente a ti).

    ¿Un hombre no puede defender los derechos de una mujer tan bien como ella? ¿Un blanco no puede tampoco defender los derechos de un negro? ¿Un joven los derechos de un anciano? ¿Y una persona sana, puede defender los derechos de un paralítico mental, o tampoco?

    Pensar que una mujer, por el hecho de ser una mujer, es capaz de defender sus derechos mejor que un hombre, es un argumento machista, ya que contiene el prejuicio de que alguien es capaz de hacer algo mejor que otro en virtud exclusivamente de su sexo. No, yo ya estoy curado de machismo, tuve suficiente durante los primeros años de mi vida y no quiero más.

    Si te has dado por aludida cuando he hablado de que hay libertad de expresión a pesar de “algunos”, tú sabrás por qué. Últimamente no faltan ejemplos de gente que piensa que hay demasiada libertad de expresión. No pienses que eres el centro de mis disertaciones.

    La democracia no se basa en la pluralidad, sino en que la mayoría decide las leyes y decisiones que afectan a todos. Con pluralidad o sin ella.

    Una sociedad donde haya, entre otros energúmenos, neonazis, raelianos del séptimo día y defensores de la supremacía negra, por ejemplo, sería una sociedad más “plural”, pero no necesariamente mejor. Creo que “plural” es una palabra de moda que en realidad no significa nada, o casi nada. Pero en fin, es un tema que tampoco me quita el sueño.

    Dije: “Negar la capacidad de raciocinio a los que piensan de modo distinto de uno, sin dar motivos, es algo parecido al fanatismo”. Eso es lo que tú haces: me insultas, me dices que digo paparruchadas, que falto al respeto a todas las mujeres musulmanas, que atento contra su dignidad… Pero no das ninguna prueba. Es decir, parafraseándote: no me has “escuchado”, te has “cerrado en banda a otros puntos de vista”, etc., y todo ello sin aportar un solo argumento. Por lo tanto, me temo que es posible que algunos de tus comentarios entren dentro de la definición de fanatismo (no hablo de ti, porque no te conozco).

    De hecho, veo la intención de ofenderme en todos y cada uno de tus comentarios, sólo por opinar de lo que me da la gana, como garantiza mi Constitución y mis leyes.

    ¿En qué quedamos, mi blog es enriquecedor para ti, o no? Me gustaría que lo siguieras leyendo, pero claro, siempre que no te haga sufrir. Hay miles de blogs que seguro que son más de tu onda, o quizás los haya que no sean de tu onda y no escriban tonterías, como yo.

    Por último: me está cansando un poco esta conversación, y veo que poco a poco se va centrando en mi persona. No me conoces, aunque hayas leído La Lengua de cabo a rabo (yo me he leído todo Garcilaso de la Vega, varias veces, y no puedo decir que lo conozca).

    Además, el tema de este blog no soy yo, sino cosas que me interesan, y opiniones mías. Te invito a participar y a dar tu opinión sobre mis opiniones (no sobre ) siempre que quieras, aunque espero que sea argumentando. Para hablar sobre mí me faltan tiempo, ganas y egocentrismo.

    Saludos.

  • # Juanjo dice:
    9 de October de 2007 a las 22:51

    Buenas

    Quiero resaltar que, aunque conozco a Elías y a Nasiba, no pretendo con mi opinión, posicionarme con ninguno.

    En primer lugar, señor Elías, creo que ha sido algo drástico a la hora de tratar el tema haciendo comentarios del estilo de “miniburka”. Entiendo que una parte de sus lectores sientan herida su sensibilidad, a la vez que comprendo su posición sarcástica a la hora de tratar el tema (a fin de cuentas se trata de la vulneración de una ley constitucional). Para mí queda justificado (no excusado) el trato sarcástico que mantiene ustes, ya que logra el fin perseguido, suscitar una opinión en la gente…

    Por otra parte Nasiba, entiendo que se sienta ofendida. Pero sinceramente creo que ha sido algo intolerante con la opinión del señor Elías, tachando de “paparruchadas” sus opiniones. Como usted (y la constitución) dice “todo español goza de libertad de expresión”. Quizás su actitud un poco incomprensiva hacia el señor Elías, pueda deberse a desafortunados comentarios que suelen hacer algunos “ignorantes” sobre el llevar o no pañuelo (no me refiero al señor Elías, ya que el convive en una ciudad en la que muchas personas ejercen su derecho de llevar o no dicha prenda).

    Cierto es que las personas plasman en su vestimenta parte de sus creencias o ideologías: (“un heavy”, “un gótico”)…

    Así, es imposible negar que cuando una persona desconoce a otra (colóquese persona al mismo nivel de cultura e ideología), se fija en sus rasgos, vestimenta, actos para juzgarla.

    Si una persona siempre ha oído comentarios negativos sobre otra, es lógico que tenga una mala impresión de ella. Como ejemplo podríamos tomar a un judi@ del año 1493. Si a esta persona le pudiésemos enseñar una cruz, seguro que no representaría para él el cristianismo, sino cosas peores.

    Sin embargo los símbolos a lo largo de los tiempos van perdiendo unos significados y adquiriendo otros.

    Puede que en un principio el pañuelo significase, al igual que en el cristianismo, símbolo de la sumisión de la mujer, pero yo creo que hoy en día, el pañuelo ha adquirido un significado más representativo de la feminidad y de la mujer de creencias islámicas, que de la sumisión de la mujer al hombre.

    Caso distinto es el burka, que para mí si es denigrante de la condición de mujer, así como el velo lo era en la mujer cristiana. Si el hombre (y la mujer , se entiende) ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, ¿no sería avergonzarse del propio Dios que una persona entrase en un templo tapando su cuerpo porque se avergüenza de él o lo hacen los demás, cuando es el reflejo de Dios?

    Me gustaría concluir con una reflexión: las leyes son creadas por el hombre, con el propósito de garantizarle a éste una ética mínima básica, que le proporcione una correcta convivencia social.
    Si llevar un pañuelo (como llevar un uniforme), que no causa perjuicio a nadie, vulnera alguna ley, ocasionando entonces un problema (en las formas no en la praxis), que malogra el deber del código legal (garantizar una correcta convivencia los ciudadanos), creo que sería justo y necesario plantearse el cambiar dicha ley.

    Juan José

  • # John Constantine dice:
    10 de October de 2007 a las 7:38

    Bastante interesante el último comentario de Juan José.

  • # Juanjo dice:
    10 de October de 2007 a las 12:12

    Buenas:

    Leyendo el artículo “La mujer y el pañuelo” que usted firmó, me ha llamado la atención la frase: “Si veo a una mujer ataviada con un mini burka, pienso automáticamente: “esta mujer no piensa, acata el Libro””.

    Creo entender que lo que ha pretendido decir es, que si la mujer pensase, se revelaría contra el pañuelo y quienes “imponen” su uso.
    Por ello he dado por sentado que no piensa realmente que las mujeres que llevan pañuelo carezcan o no hagan uso de razón (y más usted que si mal no recuerdo varias veces se ha autodenominado feminista, que no hembrista).

    En lo que respecta a la imposición del uso del pañuelo, conozco casos de una misma familia, donde hay varias hijas y solo la mediana, lleva pañuelo, al contrario que sus hermanas. Por ello dudo de que sea, en todos los casos, impuesto.

    Por otra parte comprendo que usted por su educación laica tenga la concepción de que “el creyente” de cualquier religión tenga más “barreras mentales” que “el laico”. En muchos casos es cierto, y lo digo desde la propia experiencia.
    Como denfensa de los textos sagrados voy a argumentar, que son un primitivo código ético que pretenden (o pretendían, en su época) lograr una convivencia sostenible entre los miembros de una comunidad.
    Respecto a las “barreras mentales”, pienso que, el derribar las que sean “probablemente erróneas”, es tarea de la educación (estatal, principalmente y social por supuesto) y de los profesionales comprometidos, que ejercen esta labor educativa (su caso es un buen ejemplo, señor Elías).

    Así como axioma sobre el que se apoya mi argumentación, es que para formarse una opinión sobre algo no es necesario haber recibido una u otra educación o valores, ya que todo ser humano forja una opinión sobre cualquier suceso, ya sea la que el mismo se ha creado, la que le han impuesto, la que ha escuchado de su vecino…

    Toda esta exposición tiene por fin, invitarle a que reflexione sobre si una persona (que no esté en estado de inconsciencia), es capaz de vivir sin crearse una opinión sobre cualquier cosa, independientemente de que le sea o no impuesta otra distinta…

    Es por ello que se puede caer en el error de pensar, que existe una argumentación sólida que sustenta el que en un país la mujer co pañuelo no tenga derecho a voto. El razonamiento podría ser: al estar “reprimidas”, no se han podido crear una opinión sobre los partidos que se presentan a las elecciones, por lo que su voto (si lo poseyesen) sería cuestión de azar, o peor aún serían objeto del caciquismo, y consecuentemente, perjudicaría los intereses de dicho país.

    O peor aún, partiendo del supuesto de que “las mujeres con pañuelo están “reprimidas””, también tendría cabida el raciocinio lógico:
    -Axiomas:
    a) Una persona consciente, se crea necesariamente una opinión sobre algún suceso.
    b) Una mujer “reprimida”, no posee opinión sobre ningún suceso.
    -Conclusión:
    a) Todas las mujeres del país al llevar pañuelo y estar reprimidas, están necesariamente en estado de inconsciencia.
    b) Si se demostrase que no están inconscientes sería aún peor, ya que se afirmaría que poseen opinión, o en su defecto, se probaría que están en un estadío de no consciencia, pero tampoco de inconsciencia, donde no se posee lucidez para crearse opinión, algo así como un estadío parecido al “limbo”, o un estadío evolutivo indudablemente inferior al del ser humano.

    Un saludo a los lectores del señor Elías y al señor Elías, por supuesto.

    Juan José

  • # nasiba dice:
    10 de October de 2007 a las 12:37

    En primer lugar quisiéra decir Elías que jamás e insultado a su persona sino que he dado mi opinion sobre sus afirmaciones . Nunca he tenido intención de OFENDER a nadie , no es mi estilo y pienso que si decir que una argumentación me parece insustancial es hacerlo, pues lo siento , pido disculpas si así usted lo cree.

    En segundo lugar usted en su blog recoge ”noticias ” , con matices ideológicos que pretende establecer como indiscutibles , pero no por ello dejan de serlo .

    No me considero fanática en absoluto , yo no me cierro en banda a otros puntos de vista puesto que si no , no estaría debatiendo con usted este tema .

    Usted no habla del hiyab sino del mini-burka , esta semblanza que establece me parece francamente ofensiva puesto que las condiciones sociopolíticas en las que se dan no son las mismas y los países tampoco. No estoy de acuerdo con el burka y por eso no entiendo que los equipare .

    Cuando digo que un hombre no puede defender mejor que una mujer sus propios derechos es algo recíproco , creo que cada cada cual sabe velar más por lo suyo (excepto si se carecen de las capacidades mentales que lo permitan evidentemente).

    Yo no pretendo convercerle de nada sólo vierto mis reflexiones respecto al tema igual que usted las suyas . Puede que mis intervenciones hayan sido algo bruscas (aunque en ninguna de ellas pretendo ofenderle ) pero estoy harta de escuhar como con toda ligereza opinan sobre un tema del que ni siquiera se molestan en informarse , entiendo que usted al vivir en una ciudad como Melilla conozca con algo más de cercanía a personas de mi cultura , pero yo tengo muchos amigos católicos, y no puedo opinar sin más sobre el evangelio (por lo menos intentaría que me conatran su postura al respecto)

    Dicen que cualquier ejercicio en un sistema democrático (siempre que no vaya en perjuicio de otros)es legítimo y si yo con plena libertad decido vestir de una manera determinada no entiendo por qué se ha de tomar como un acto machista , cosa distinta sería si lo hiciera por obligación , (no es mi caso ) y también lo desapruebo.

  • # Koji Kabuto dice:
    10 de October de 2007 a las 16:01

    Y aún dice que será breve…

  • # Elías dice:
    10 de October de 2007 a las 19:58

    En fin, yo defiendo unas ideas con argumentos, y tanto mis ideas como mis argumentos pueden estar equivocados, pero son ideas y son argumentos. Una serie de lectores, además, están de acuerdo con ellos. Llegas, tú, Nasiba, y dices que son paparruchadas, sin molestarte en rebatir dichos argumentos. Son paparruchadas por no estar de acuerdo contigo. Eso es una postura fanática. Aún sigo esperando tus argumentos. O mejor no, porque el tema se ha hecho tan personal que me agota, y no tengo ganas de seguir (dejo los comentarios abiertos para quien quiera, pero ojo, a respetarnos todos, o borro los comentarios, cosa que no he hecho casi nunca).

    Juanjo: si hay una ley que prohíbe a una mujer mayor de edad que se vista como quiera, hay que cambiar esa ley. Claro que sí. Y si hay una ley que permite que un hombre imponga a su hija menor de edad una prenda discriminatoria y machista, esa ley también hay que cambiarla. Y con más prisa todavía, ya que hablamos de los derechos de los menores.

    Por mi parte, me apeo aquí.

  • # nasiba dice:
    10 de October de 2007 a las 20:42

    No sé cómo hacer que entienda que no le falto al respeto ni muchísimo menos simplemetne no estoy de acuerdo con usted , y por ello rebato sus ideas , también con argumentos aunque no lo quiera reconocer.
    Sinceramente me parece muy triste que intente desacreditarme diciendo que mis formas atacan a nadie o quiebran el equilibrio de un debate en el que o estamos de acuerdo con usted o somos unos fanáticos .

    Yo tambien me apeo de este tren de desatinos , buenas noches .

  • # Elías dice:
    10 de October de 2007 a las 21:31

    Vuelves a hacerlo. No he dicho que los que estén en desacuerdo conmigo sean unos fanáticos. Sólo hablo de fanatismo cuando veo fanatismo (por ejemplo, Josep defiende una postura totalmente opuesta a la mía, pero como lo hace con argumentos, no le digo que es un fanático, cosa que por cierto tampoco te he llamado; he hablado de tus argumentos).

    Así que vuelves a mentir para insultarme, para llamarme irracional. Pues lo siento. Cierro los comentarios.

  • # La Lengua » Blog Archive » Diferencias dice:
    13 de October de 2007 a las 19:14

    […] Qué pena, porque sé de algún otro caso en que la autoridad política no se ha andado con chiquitas: han llevado a la alumna a la puerta del colegio y allí la meten, lo quieran o no. Y eso que el caso aquel era distinto: no era un chico con un problema de salud, era una niña cuyo padre insistía en no cumplir con la normativa interna del centro. Por supuesto, la autoridad competente fue fulminante: se pasan por el forro la normativa del centro y la niña es escolarizada automáticamente. […]

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho