Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » El cielo

Ars longa, vita brevis

El cielo

11 de September de 2007

Nadie quiere morir. Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para poder ir al cielo.

Steve Jobs, presidente de la compañía informática Apple, en su famoso discurso en la Universidad de Stanford.

15 comentarios en “El cielo”

  • # Iván dice:
    11 de September de 2007 a las 16:44

    Y luego añadió:
    “Nadie que quiera ir al cielo quiera querrá ir antes de tener un ipod touch”.
    El cielo debe ser de Aple. Todo blanco…

  • # Lord dice:
    11 de September de 2007 a las 18:59

    Totalmente de acuerdo. Creer en otra vida es un escape, pero ni la gente que lo hace desea renunciar a la única segura.

  • # Claudio dice:
    11 de September de 2007 a las 22:35

    Un objeto material ocupa espacio y tiempo. Es impenetrable. Si lo penetramos, lo tenemos que romper de alguna manera.

    Una persona, tiene una interioridad, que es un lugar que es un no-lugar (paradoja). El tiempo y el espacio es una propiedad de la materia, pero no de la conciencia, no de la interioridad, que puede ir hacia atrás, hacia adelante (recordar, proyectar) además de mirar al presente. La simultaneidad es una característica del espíritu que es eterno :-).

    Lo que pasa, es que no somos espíritus puros, sino “espíritus corpóreos”. Nos ataca el tiempo, pero, los ojos de los grandes espíritus (Gandhi, M. L. King, etc), son ojos que brillan mas allá del tiempo. Creo que existe la eternidad, y creo en la vida mas allá del tiempo. Como decía Ingmar Bergman, nada material puede explicar la música. Hay un más allá.

    Saludos y buenos posts en el futuro. . .

  • # Claudio dice:
    11 de September de 2007 a las 22:38

    Y por último, somos penetrables por los demás. Nos afectan los sentimientos, las ideas, las presencias de los demás, porque somos seres espirituales.

  • # mauro dice:
    12 de September de 2007 a las 13:59

    Esta es una estupidez, ya que estas generalizando.

    Yo almenos si quiero ir al cielo y lucho por lograrlo al igual que muchas personas que tengo a mi alrededor

  • # Priscila dice:
    12 de September de 2007 a las 14:22

    Que no. Que no existe la espiritualidad, ni el cielo, ni el infierno, ni el purgatorio, ni el nirvana, ni el limbo. Hay que ser feliz y no perder ni un segundo en esta vida haciéndose el mártir. Solo hay un camino hacia la felicidad y es el de la satisfacción: nada de resignarse ante una vida vacía, hay que volver a empezar tantas veces como sea necesario, que como dice el Steve este, volver a empezar suele ser la clave del éxito y, por supuesto, de la felicidad. La gente infeliz lo es por su abulia y su parálisis permanente, por su desaliento. No existe el espíritu, sólo la fuerza, la fuerza física, la voluntad. El esto quiero, esto busco, en esto creo. Por eso dice este hombre que sabe si es feliz si al levantarse se responde afirmativamente a la pregunta de si haría lo mismo en el día si supiera que va a morir al día siguiente. Sencillamente, genial.

    Es cierto que muchos no hemos deseado morir jamás, pero sí no haber nacido, que es lo mismo prácticamente, pero da menos cague, ¿no? Por ejemplo, si digo que Juan Burgos Roque murió ayer, os apenaría un poquillo, pero ¿y si digo que no existió jamás?, ¿por qué no os da pena? Seres insensibles. Pues es lo mismo, pero sin ataúd de por medio.

    Qué desfase. Me da un poco de miedo que si existe dios lea esto, pero como decía Heine, sabrá perdonarme, es su trabajo.

    No hay mayúsculas en entes y estados divinos. Para divina, yo.

  • # antonio molina dice:
    12 de September de 2007 a las 21:01

    Creo que os habéis centrado demasiado en la frase con la que ha encabezado Elías el post. Su discurso es mucho más rico. ¿Qué os parece eso de unir los puntos? Se contradice con la falta de trascendentalidad con que parece algunos queréis barnizar el discurso de Jobs

  • # Lord dice:
    12 de September de 2007 a las 21:15

    Totalmente de acuerdo con Priscila, muy nietzscheano xDD

  • # megalegen dice:
    12 de September de 2007 a las 23:50

    Genial Priscila. Te has ganado la mayÚscula!

  • # mauro dice:
    13 de September de 2007 a las 17:23

    Cuando yo tiro un lapicero al aire, aunque yo quiera que se mantenga flotando, no lo hará, puesto que la ley de la gravedad no depende mi opinión.

    Las leyes son así aunque no lo quiera reconocer, ya que no dependen de mis caprichos de no querer reconocerlos.

    No se pude reducir toda la felicidad en una perra satisfaccion ya que yo almenos no me considero un animal.

  • # Satch dice:
    13 de September de 2007 a las 20:45

    La verdad, que leyendo el post de Priscila, me ha venido a la cabeza un clasico chascarriro/refran, que dice algo así como: “A follar, a follar, que el mundo se va a acabar”.

    Independientemente de si existe un cielo o no, disfrutar de momento parece una buena idea. Entiendo que, de existir, no entraremos por la puerta grande, como los santos que se dejaban comer vivos por moscas, para mostrar su caridad, pero una vez allí, no debe ser demasiado traumático esperar la cola.

    Respecto a no llegar a existir, diria que si me comentara Elías que ha muerto Priscila, me apenaria bastante. Pero, si no hubieras existido, Priscila, seria un poco menos feliz 😉

    P.D Recomiendo encarecidamente la audición del tema “Polvo de estrellas” de Jorge Drexler, asi como del resto del disco. Una maravilla.

  • # Elías dice:
    13 de September de 2007 a las 20:53

    Seguro que si Priscila te comentara que se ha muerto Elías no te pondrías tan triste, ladrón 😉

  • # Priscila dice:
    14 de September de 2007 a las 0:18

    Si es que lo del cielo no es lógico. Imaginad la de gente que habrá allí metida, la expectación de ser el nuevo, tú en qué siglo viviste, tú estudiabas o trabajabas, cómo la palmaste, a mí me mató Herodes, a mí me gasearon en Auswitch, a mí me dio un telele en el campo de fútbol del Sevilla, pues a mi madre se le fue la mano con los somníferos cuando yo era una niña y luego me enterraron, hasta Beckham me buscaba. Poca paz veo yo. Además, si lo que nos espera en la vida celestial es la rehostia en vinagre hay que tener en cuenta que la rehostia eterna debe cansar en algún momento de la eternidad porque de todo se cansa uno, y entonces, sería el hastío eterno. Y el gentío eterno. Encontrarte eternamente con almas que te desagradan y que Dios ha perdonado… Y Dios controlándolo todo en plan barbudo de Érase una vez la vida/el hombre/el espacio, etc. y ahí seguro que ni un pecadillo se consiente sin directa reprimenda. No sé, yo paso. Yo quiero morirme a secas, for ever, ir al suelo, no al cielo, pero por ahora, no, que me van muy bien las cosas.

    Conozco una cita de El Conde de Montecristo que me ronda mucho por la cabeza y dice algo así como que sólo la persona que ha sentido una desesperación extrema está capacitada para conocer la extrema felicidad. Qué gran verdad.

    Bueno, voy a leer el nuevo post.

  • # mauro dice:
    14 de September de 2007 a las 17:19

    Siento mucho que te sientas así, pero recuerda que despues de muchas tormentas siempre biene la carma tarde o temprano.

    Te tomaré mucho en cuenta cada día.

    Por el momento me queda desearte feliz día.

  • # Julian dice:
    25 de September de 2007 a las 12:59

    Leyendo la frase e ignorando, solo para postear, los comentarios querria decir que obviamente un ser vivo sano, viendolo desde el punto de vista biologico, nunca va a desear su muerte porque va en contra de los instintos mas primitivos como el de alimentarse o reproducirse.

    El Cielo…teneis razon, que coño es el cielo?, no me entra en la cabeza, donde esta?, como se va? no tiene sentido como decia Priscila, no tiene nada de sentido, entonces como es posible q una religion en la que, vista parcial y descafeinadamente, el unico fin es llegar al cielo para ser feliz durante toda la eternidad, haya llegado hasta nuestros dias cuando nosotros, aqui, en una pagina de internet nos hemos dado cuenta que le cielo no existe? Quizas nos estemos equivocando de enfoque y el cielo no sea ese lugar blanco con nubes y con Dios es un trono, con Cristo a su diestra y Pedro de portero…

    Por cierto, “Solo hay un camino hacia la felicidad y es el de la satisfacción” sinceramente todo el que piense eso produce en mi un sentimiento de tristeza y pena. El camino de la felicidad no se recorre en coches, chalets, joyas o modelos de lenceria…por lo menos a mi eso no me satisface el alma, no m llena para los agnosticos. No os dejeis engañar.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho