Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Videojuguemos

Ars longa, vita brevis

Videojuguemos

1 de February de 2007

Pasión

El otro día estaba paseando con mi amigo cuando nos encontramos con una pareja de amistades comunes y nos pusimos a charlar de lo humano -porque en lo divino no solemos coincidir-, y saltando de tema en tema vino a cuento que me he comprado una nueva consola, la impresionante Xbox 360. Mientras yo les explicaba las maravillas de esta máquina con lágrimas en los ojos y una evidente cara de niño con zapatos nuevos, veía cómo la expresión de ella (de quien me consta que es una persona inteligente y que, a pesar de ello, me aprecia) se iba torciendo, y al final me hizo un comentario sobre lo que le sorprendía que un tipo hecho y derecho como yo se dedicase a matar marcianitos en un videojuego.

Creo que es un problema de la sociedad mundial, y no sólo de nuestro país. Aún se ve a los videojuegos como si fueran un entretenimiento pueril, y no otra opción más dentro del entretenimiento general, no sólo infantil, sino también adulto. De hecho, creo que, si lo comparamos con otras alternativas de ocio, los videojuegos tienen una característica inmejorable: sirve para que adultos y niños jueguen juntos. En esto ha tenido que ver la universalización de los videojuegos propiciada por el éxito de la consola PlayStation de Sony (recomiendo leer este artículo), y otro factor más: los niños de los 80, que vivimos la primera generación de videojuegos, hemos crecido, y nos hemos traído nuestra afición a la edad adulta. Esto es algo que no puede pasar con todos los hobbies: si te gusta montar en patinete de niño, puede seguir gustándote cuando tienes treinta años, pero claro, tu cuerpo no es el mismo que cuando tenías doce y no está para esos trotes. Los videojuegos no te exigen una especial forma física, sino cierta habilidad y reflejos, que, y esto es lo mejor de todo, mejoran con la práctica de los juegos de ordenador y consola, como han demostrado varios estudios. Que se lo digan a Nintendo y el éxito que está teniendo su Brain Training como regalo para padres e incluso abuelos.

Sin embargo, aún existen muchos prejuicios en contra de este entretenimiento, alimentados a menudo por los medios de comunicación en busca de noticias sensacionalistas. Un demente echa unas partidas al Grand Theft Auto, se da un paseo por el parque del Retiro, y después asesina a alguien: siempre hay algún pseudoperiodista dispuesto a echar las culpas del asesinato al videojuego, y no al paseo por el Retiro, cuando lógicamente ambas actividades son igual de peligrosas, o, vistas de otra manera, de relajantes para la mente.

Es curioso que veamos como algo normal que un niño que ve dibujos animados en televisión, de mayor vea películas adultas o bazofia como los culebrones, cosa que casi nadie critica, y nos parezca raro que un niño que jugaba a videojuegos infantiles de pequeño, cuando es adulto juegue a videojuegos que por su temática, dificultad y modo de juego están destinados a un público adulto. El juego al que estoy enganchado ahora, por ejemplo, Splinter Cell: Double Agent, ha sido asesorado por el escritor de novelas de suspense tecnológico y político Tom Clancy, es realista hasta la extenuación, exige mucha atención y complicadas acciones e implica muchas actividades alejadas del frenético mata-mata de los antiguos videojuegos de matar marcianos, como esperar pacientemente escondido varios minutos a que se despeje un área que queremos explorar, ganarnos la confianza de la gente, usar un sofisticado armamento con discreción, etc. Es un juego al que un niño difícilmente podría enfrentarse, además de que le parecería aburrido. Como una película de Woody Allen, es un entretenimiento para adultos o niños superdotados.

Hoy en día un juego bien hecho cuesta parirlo una media de 1,6 millones de dólares, de lo que es fácil deducir que grandes producciones como Gears of War bien pueden haber costado el doble o el triple. Es más de lo que cuestan algunas producciones de cine independiente. En el desarrollo de un videojuego actualmente se implican cientos de personas, entre los que se cuentan varios programadores, diseñadores, grafistas, guionistas, publicistas y otras gentes de mal vivir. Es uno de los productos que más evolucionan, donde la creatividad y la investigación se ponen más al límite, y uno de los más competitivos. Un fiasco en el mundo de los videojuegos puede provocar la ruina de una compañía y cientos de puestos de trabajo perdidos. Los videojuegos no son un juego de niños. La especie humana es la única que sigue utilizando el juego como diversión y entrenamiento en la edad adulta, con la posible excepción de los delfines, los perros y los monos. Me pregunto si no es más infantil ponerse unos pantalones cortos y darle patadas a un esférico que pasar un par de horas con un producto de alta tecnología que exige concentración, inteligencia y reflejos. Es incluso posible vivir, y bien, de los videojuegos, al igual que del fútbol.

¿Por qué se considera un entretenimiento adulto aceptable ver cómo veintidós personas se pelean por una pelota, o mirar Pasión de Gavilanes, y no jugar con una consola? Porque aún somos un país atrasado. Y un mundo atrasado.

15 comentarios en “Videojuguemos”

  • # Raúl dice:
    1 de February de 2007 a las 22:39

    Wow, tema interesante.

    Estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, pero me gustaría ponerme en la otra postura e intentar razonarla un poco.

    Lo que dijo tu amigo me parece ofensivo, pero sobre todo por las formas y por (como dices tú) el agravio comparativo que supone respecto a otros hobbies.

    Sin embargo, si nos fijamos en lo fervientes que son algunas personas con sus hobbies (aquí agrupo a hinchas de football, viciados de videojuegos, seguidores de la prensa rosa, etc.) yo veo cierto componente inmaduro. Me refiero a la aparente importancia que le otorgan respecto a cosas importantes (los tópicos; asuntos sociales, injusticias, blablabla …).
    En general se entiende que alguien maduro es aquel cuya escala de valores es acorde a la realidad, vamos, que le importa más lo que es más importante.

    Desde este punto de vista se podría decir que hay cierto aspecto inmaduro en la pasión que le pone cierta gente a los videojuego, pero la misma inmadurez que demuestran los hinchas de fútbol.

    No sé, por decir algo.

  • # Vailima dice:
    2 de February de 2007 a las 7:08

    De acuerdo contigo, Elías. Pero quiero hacerle una pregunta a Raúl. Dices, buenos días lo primero, que
    “En general se entiende que alguien maduro es aquel cuya escala de valores es acorde a la realidad, vamos, que le importa más lo que es más importante.”
    ¿el arte es importante?
    ¿lo es también la alta gastronomía?
    quizás tengas razón al describir un patrón de personas que encajan en el perfil de los amiguitos de Elías. Pero como diría Kant, hagamos una máxima tal que pueda convertirse en ley universal. Vemos que no se cumple.
    Pero no hay que darle importancia. Eso es variabilidad y como tal, uno de los pilares de la evolución. Ellos se lo pierden.

  • # Elías dice:
    2 de February de 2007 a las 7:32

    Bueno, que conste que en mi escala de valores los videojuegos no son lo más importante, por supuesto. Pero dentro de las actividades que hago por diversión, estaría en el podio, junto con el sexo, la guitarra y pasar horas muertas delante del ordenador.

    Y un matiz importante -ya que he utilizado el fútbol para mi argumentación- sobre la madurez de quien juega a videojuegos siendo adulto, y quien es forofo del fútbol: muchos aficionados al fútbol suelen ser pasionales. Pero nunca he visto a nadie enfadarse demasiado por perder una partida, o perder el apetito por una pantalla que no puede superar. Ni lanzarse a la calle en coche pitando, y gritando por la ventanilla “¡Soy el mejor! ¡Soy el mejor!”, ni por supuesto ir a destrozar mobiliario público ni bañarse en fuentes. Quizás, después de todo, los jugones somos algo más adultos y civilizados.

    Pero lo repito: no reivindico en este post el mundo del videojuego como piedra angular del progreso humano, sino como una forma de diversión tan legítima e inofensiva como las tradicionales. Ni más ni menos, con toda su importancia y su falta de importancia.

    Un saludo.

  • # Habibi dice:
    2 de February de 2007 a las 11:22

    El día después de Reyes mi compañera de trabajo me explicó como había ido la noche (en mi casa celebramos al gordo de rojo). El regalo estrella había sido (no sé el nombre) un juego de la PS que va con una camarita e interactúas con la máquina, i.e. te mueves, juegas al tenis moviendo los brazos, lanzas tortillas al aire, etc. Mi compañera me explicó lo bien que se lo había pasado. Lo bien que se lo habían pasado todos, desde el niño al que se lo regalaron hasta el mayor de todos ellos. Me pareció muy bien, la verdad, que por fin inventen juegos de consola en los que no te conviertes en una patata (LOL). Sin embargo estoy de acuedo en lo que dices.
    Cuando era peque tenía Game Boy. Me aburrió. Sin embargo, no tener PC es imposible para mí.
    Mi hermana me dijo, en dos ocasiones diferentes, dos verdades que te explicarán la cara de tu amiga:
    “A los hombres les gustan los artilugios y a las mujeres las caricias y las palabras de amor susurradas al oído.”
    “Lo que mata la pasión del matrimonio es la pereza del sofá y la Play Station.”

  • # Manuel dice:
    2 de February de 2007 a las 13:13

    Interesante tema, en el que coincido plenamente contigo…

    Yo tuve mi primer ordenador en casa, un ZX Spectrum, en los 80… mi hermano mayor y yo le dedicamos muchísimas horas a aquella pequeña máquina, que al mismo tiempo fue responsable del interés que despertó en nosotros por la informática…

    Pero lo curioso, es que no por jugar a aquella máquina nos volvimos más insociables o dejamos de hacer deporte…
    Por contra, muchos amigos venían a casa para poder jugar con nosotros, e incluso organizábamos campeonatos con juegos deportivos.

    Y luego, a la calle a jugar al fútbol y más tarde al baloncesto…

    Los videojuegos, en realidad, son un mero entrenimiento más.

    Y lo bueno, es que hoy en día se están convirtiendo en un entretenimiento más accesible a todos y con el que puedes interactuar con tus amigos, estando cada uno en sus respectivas casas.

    Los modos multijugador online, te permiten crear tus ‘clanes’ o equipos con tus amigos, y disfrutar con ellos de una aventura donde tú eres uno de los protagonistas.
    Las videoconsolas no están sustituyendo a las actividades deportivas, o a las quedadas con los amigos… pero sí están sustituyendo al tiempo tonto pasado delante de la tele.

    Así, en lugar de pasar una tarde de domingo frente a la tele, tragándote la telebasura que quieran echar… puedes coger la Xbox, la Wii o la PS, y organizar partidas con tus amigos… incluso quedar con ellos en casa para jugar todos juntos en una única consola.

    Precisamente el éxito de la Wii están siendo sus juegos colectivos. La gente comenta lo divertido que es jugar a los bolos en familia, delante de la tele… o echar un partido de tenis entre 2-4 jugadores, viendo como tu padre se esfuerza por emular a McEnroe… 😀

    Y como tú dices, los juegos son mucho más maduros que hace años. Son prácticamente como producciones de cine, donde tú puedes manejar al protagonista y sentirte como Bruce Willis en la Jungla de Cristal… o como un soldado que lucha contra las bestias que surjen del subsuelo…

  • # kalateur dice:
    2 de February de 2007 a las 16:40

    De vez cuando me sueltan algún comentario de ese estilo. Pero bueno, en general quien dice eso es gente que no sigue la evolución de los videojuegos y suelen pensar en el Mario, Sonic o cualquier icono que haya tenido una repercusión mayor (me acabo de acordar de Tomb Raider). Lo único que puedes hacer es intentar bien ignorar su comentario o rebatir con argumentos tal afirmación.

    ..y sobre lo del Brain Training creo que nintendo se va a forrar. ¡Incluso mi abuela sabía lo que era!

  • # Priscila dice:
    2 de February de 2007 a las 20:13

    Load “” “”

  • # satch dice:
    3 de February de 2007 a las 1:04

    Enter

    Dejare para otra ocasion el tema de la escala de valores, por no divagar en exceso.
    Respecto a los videojuegos, noto un acercamiento reciente bestial de la gente. Por dar un dato, en mi trabajo, dentro de mi departamento, somos unos 20, y hay 5 ds lite. Todo el mundo sabe lo del english training, los perritos monitos, etc. Es como un boom, gente que empieza con la ds para su mujer, que si para ver pelis, etc. Todo el mundo tiene su excusa y no parece que nadie tenga ganas de cuestionarla.

    “Eh, he comprado a mi mujer la consola”. “Que bien, ¿has visto el juego ese del cerebro?” Es la conversacion mas repetida de los dos pasados meses. En diciembre, me toco configurar 4 para respectivos familiares.

    Tras esto, hay algo que me ha llamado la atención. Antes la gente quedaba para cenar en nochevieja, y luego cantaban villancicos, jugaban al chinchon, mus o lo que fuera. Ahora juegan al Buzz. En lugar de quedar para tocar, quedas para darle al guitar hero. Y en una reunion familar, surgen las ds cerebrales a punta pala.

    Siempre he sido ciberpijo, termino acuñado a medida por mi hermana, por mi aficion a los cacharros (si, a los cocina también). La misma que convencio a mis padres para que me regalaran una Wii por mi cumple. Un poco de suerte, y en la siguiente reunion familiar, todos enviciados jugando al tenis (virtual, claro). ¿Crearan un juego que consista en salir a la calle a pasear? ¿a tomar el sol?

    Respecto a la Wii, me recuerda a los juegos de NES. Simples, cansinos y medio cutres. Muy graciosos, muy simples, tristes. El resto del catalogo, patetiquisimo, de juegos portados para aprovechar el tiron, con el minimo de cambios. Habra que esperar.

    Telenovelas. No las sabemos apreciar. Creo que hay un componente empatico en las mujeres, que las hace identificarse con las protagonistas. Cuando se enamoran, se sienten bien. Cuando se quedan tristes, esperan que el siguiente capitulo les devuelva el amor. Nosotros no. ¿Sexo en nueva york? ¿embrujadas? Argumentos surreales para sentirse exaltadas, engrandecidas, triunfadoras. No conozco ni un tio que las siga con fervor.

  • # christina dice:
    3 de February de 2007 a las 10:45

    Eso, encerrarse en casa y alienarse. Poco os interesa el mundo de fuera, y vinculada con la realidad…

  • # kirai dice:
    5 de February de 2007 a las 7:50

    tendrías q venir a Japón 😉 donde mujeres de más de 50 años me han ganado al Tekken o abueletes de 70 años juegan con la PSP o la DS en el metro sin complejo alguno.

  • # V dice:
    5 de February de 2007 a las 10:38

    Cierto es que la mitad de los trozos de madera que he recogido de la antigua serrería no llegan a juntar más de 32, cifra que coincide con el minuto de la hora octava en que , tras larga y húmeda noche, la luz de las farolas declina para descansar y retomar watios para la próxima madrugada.

    Víctor

  • # Manuel dice:
    5 de February de 2007 a las 12:38

    Y yo me pregunto… christina… ¿qué tiene que ver la velocidad con el tocino?…

    Si te molestaras en leer los comentarios, te darías cuenta que el jugar con una videoconsola no significa encerrarse en casa.

    Además de que muchos juegos promueven el juego colectivo, en equipo, gracias a sus modos online.

    ¿Quieres realidad?… la realidad es que la gente que juega con una consola no es gente chalada, insociable y que no sale nunca de casa… es gente normal y corriente, que sustituye la tele basura por un rato jugando con sus amigos, pudiendo estar cada uno en su casa…

  • # christina dice:
    5 de February de 2007 a las 13:24

    Eso es cultura…

  • # Elías dice:
    5 de February de 2007 a las 23:43

    Kirai: ya me gustaría. Ya pronto, tal vez 🙂

    Christina: por supuesto que es cultura, como toda manifestación humana que requiere un estudio, un esfuerzo, y que proporciona placer estético además de intelectual.

  • # La Lengua » Blog Archive » ¿Por qué me gustan los videojuegos? dice:
    28 de June de 2008 a las 23:20

    […] Videojuguemos […]

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho