Ars longa, vita brevis

Diez cosas que [probablemente] no sabías sobre el latín

22 de February de 2007

Con este post inicio una serie de artículos destinados a perder lectores, y que no tratarán de los temas de interés del gran público, como los famosetes de televisión, las películas pornográficas o lo malo malísimo que es el PP PSOE (táchese el que no proceda). Hoy vamos a hablar del latín, esa lengua que nació en la península de Italia y que hace años se estudiaba obligatoriamente en un curso de la educación secundaria (cuando no era obligatoria, hoy se considera una crueldad hacer cargar a los alumnos con el peso de la cultura y la educación: ya que tienen que ir al instituto obligados, al menos que no aprendan nada).

Diez cosas que es posible que no sepas sobre el latín:

  • 1. El latín pertenece a la familia de lenguas indoeuropeas, también llamadas indogermánicas. El indoeuropeo es una lengua hipotética, de la que no quedan residuos ni documentos escritos, aunque casi todos los lingüistas coinciden en que existió y tuvo su origen en el valle del Indo, en la lejana India. Se han hecho incluso esfuerzos por reconstruir dicha lengua, tomando palabras semejantes en cada uno de los idiomas descendientes de ella (alemán, inglés, griego, latín, etc.) y aventurando un término originario de ellos. Para tal tarea se suele echar mano de términos que raramente son sustituidos por otros y que están presentes en todas las lenguas desde tiempos inmemoriales, como “padre”, “pan”, “caballo” y otras. Estas palabras suelen resistir fuertemente los cambios e influencias de otras lenguas porque son utilizadas desde el principio de las civilizaciones y sus hablantes se resisten a cambiarlas por otras, ya que las usan a diario. Un estudioso llegó a reconstruir un cuento entero en el hipotético indoeuropeo. En los libros sobre lingüística, las palabras reconstruidas suelen aparecer con un asterisco (*) antepuesto.
  • 2. El latín debe su nombre a que tuvo su origen en el Lacio, llamado antiguamente Vetus Latium (“antiguo llano”).
  • 3. Es una lengua sintética, al contrario que el castellano, que es principalmente analítica. Esto quiere decir que para representar los casos o funciones (complemento directo, complemento del nombre, etc.) utilizaba la flexión, mientras que las lenguas analíticas usan palabras añadidas. Por ejemplo, en latín “rosa” se decía igual que en castellano, pero para decir “de la rosa” debía decirse ROSAE, y para decir “con las rosas” se debía decir ROSIS. En la actualidad sigue habiendo lenguas sintéticas, como lo es en parte el alemán, que sigue teniendo declinaciones.
  • 4. La razón de que la mayoría de las palabras en castellano acaben en -a es que también lo hacían en el acusativo latino (ROSAM). La -M final del acusativo casi no se pronunciaba incluso en tiempos de la antigua Roma mas que en ambientes refinados y cultos. Las palabras derivadas del latín que en castellano acaban en -o tienen su origen en términos latinos cuyo acusativo acababa en -UM. La -m final cayó rápidamente, y el castellano huyó de las terminaciones en -u, como se puede comprobar observando la práctica inexistencia de palabras españolas que acaban en este fonema.
  • 5. Aunque nuestro alfabeto procede del alfabeto latino, hay un par de letras extrañas a él. Una de ellas es la i griega (y). Su aparición se debe a neologismos que se introdujeron en latín procedentes del griego, que era considerado por los antiguos romanos una lengua prestigiosa y más culta que el latín. En la Edad Media, los europeos cultos hablaban en latín; en la época de la antigua Roma, los romanos cultos sabían griego. La i griega procede de la letra griega ypsilón. Por su parte, la eñe tampoco estaba en el idioma de nuestros antepasados culturales. Su origen está en la ene duplicada (LIGNAM>lenna>leña). En la Edad Media, la -nn- se pronunciaba como nuestra eñe. Para abreviar, los monjes que copiaban manuscritos empezaron a poner una raya encima de la ene para indicar que ésta era duplicada, y ese es el origen de nuestra moderna eñe.
  • 6. En latín no existía la letra jota. Las palabras con jota que existen en nuestro idioma proceden normalmente de la i latina, que podía utilizarse en latín como consonante (IOCARE>jugar). Tampoco la u, cuyo sonido se representaba con la V. Esta grafía también podía usarse como consonante o vocal (VOLVO, ROTVLA).
  • 7. La hache se pronunciaba en latín aspirada, de forma semejante a como se hace hoy día en inglés. Se supone que el paso de la aspiración a la ausencia de sonido se debe al influjo del euskera, que desconocía el sonido de la efe. En las zonas de habla vascuence se aspiraba la efe, y para evitar la confluencia de dos grafías distintas en un mismo sonido, la hache perdió el suyo. Como el dialecto castellano, que fue el que se impuso en la Península, procede de zonas muy próximas al País Vasco, la pérdida de sonido de la hache se hizo norma general.
  • 8. El Imperio Romano no fue latinófono en su totalidad. Cuando se dividió, el Imperio Romano de Oriente (también llamado Bizancio) usó el griego como lengua oficial.
  • 9. Debido a su amplia extensión geográfica, a la influencia de las lenguas existentes anteriormente en los territorios donde se impuso, a su larga duración en el tiempo y a otras causas, el latín comenzó a hablarse de forma distinta en diferentes regiones, es decir, a dialectalizarse. Con el tiempo, los hablantes de los distintos dialectos latinos llegaron a ser incapaces de entenderse entre ellos: habían nacido las lenguas romances. Hay gente que considera las modernas lenguas románicas hijos bastardos y corrompidos del latín, pero si esta teoría fuese aceptable, también podríamos considerar al latín un hijo bastardo del indoeuropeo. Las lenguas simplemente van cambiando sin parar hasta que llegan a ser algo distinto.
  • 10. De las muchas lenguas distintas que surgieron de nuestra lengua madre, hoy sobrevive aproximadamente una decena, entre las que están el rumano, el catalán, el francés, el portugués, el gallego y por supuesto, el italiano. Muchos lingüistas consideran el gallego, el portugués y el brasileño dialectos de la misma lengua, como lo son el español de América, el andaluz y el canario; y el catalán, el valenciano y el balear. Todas las lenguas oficiales en España, excepto el vasco, proceden del latín (y algunas hablas no oficiales que algunos consideran lenguas, como el bable asturiano). El vascuence existía en la Península antes de la llegada de los romanos a ella, al igual que otras lenguas, como el ibérico, pero es la única que ha sobrevivido. Su origen y filiación sigue siendo un misterio, aunque hay quien ha querido ver en ella al antiguo ibero, pero la verdad científica es que se desconoce su remoto origen.

Y de propina:

  • 11. El latín que se estudia en los libros de texto no es el que se hablaba en la calle, ni el que dio origen a las modernas lenguas románicas. El latín de los textos de Cicerón, Julio César, Salustio y otros grandes de la literatura antigua era un idioma muy estilizado, regido por las estrictas normas de la retórica, que era un arte y una ciencia muy respetada por los habitantes de la vieja Roma y en el cual nadie ha sabido igualarles. Nuestro idioma, como todos los romances, proviene del llamado despectivamente latín vulgar, que era lo que hablaba la gente corriente, los comerciantes, soldados, etc. que eran quienes poblaban los nuevos territorios conquistados, que a menudo contaban con un porcentaje de población irredenta y eran más peligrosos que la capital del Imperio, lugar donde se quedaban los políticos que escribían los discursos.
  • 12. Aunque la mayoría de los textos conservados de esta lengua son obras literarias o retóricas, quedan testimonios del latín vulgar en lugares como Pompeya o Herculano, ciudades sepultadas por volcanes y que se han conservado prácticamente intactas hasta épocas relativamente cercanas. En las paredes de estas ciudades se pueden leer numerosos graffittis, que escribían sus habitantes normalmente para burlarse o difamar a algún vecino con el que tenían enemistad. En dichas pintadas son frecuentes las palabras malsonantes y los términos despectivos alusivos a los órganos sexuales.
  • 13. En latín no existían las letras minúsculas.
  • 14. En la actualidad (año 2007) el latín es la lengua oficial del Estado Vaticano, junto con el italiano.

71 comentarios en “Diez cosas que [probablemente] no sabías sobre el latín”

  • # Vailima dice:
    23 de February de 2007 a las 7:27

    Desde luego no seré quien te abandone como lector, Elías. Un post muy bueno, de los que hacen falta en la red, escrito de forma divulgativa para y “apto para todos los públicos”. No es tan fácil, no.

  • # EVG dice:
    23 de February de 2007 a las 9:02

    Un ejemplo más cercano del punto 7 sería la pronunciación de la “j” por parte de los sevillanos o de los malagueños. 😉

  • # meneame.net dice:
    23 de February de 2007 a las 14:36

    Diez cosas que [probablemente] no sabías sobre el latín…

    Vamos a hablar del latín, esa lengua que nació en la península de Italia y que hace años se estudiaba obligatoriamente en un curso de la educación secundaria (cuando no era obligatoria; hoy se considera una crueldad hacer cargar a los alumnos con el pe…

  • # eclectico dice:
    23 de February de 2007 a las 14:39

    No sabía qué hacer: si echarme a llorar de la emoción o menear el post. Al final he decidido hacer las dos cosas. La primera por puro disfrute intelectual; la segunda, para confirmar tu párrafo inicial respecto a los gustos de masas. Ha sido un placer leer este post.

  • # _Aik_ dice:
    23 de February de 2007 a las 14:52

    Un pequeño apunte sobre el punto 5, donde dices: “Aunque nuestro alfabeto procede del alfabeto latino…” En realidad la palabra “alfabeto” se refiere a las letras griegas, mientras que las latinas se denominan “abecedario” con lo que la frase debería ser: Aunque nuestro abecedario procede del abecedario latino…

    Por otra parte es cierto que la RAE tiene en cuenta esto y acepta alfabeto como sinónimo de abecedario, pero todos sabemos que los sinónimos perfectos no existen 😉

    En resumen, que no está mal dicho pero dado que el post habla sobre el latín puede que sea mucho mejor referirse como abecedario.

    Un saludo,

  • # MON dice:
    23 de February de 2007 a las 17:28

    Como bien dices, originariamente habría que hablar de gallego-portugués (la lengua de toda la lírica galaicoportuguesa y de las “Cantigas” de Alfonso X el Sabio). El “brasileño” no existe como lengua; es el portugués de Brasil.

    Aunque sería tema para toda una tesis doctoral, algunos dialectólogos y romanistas no consideran al andaluz como dialecto del castellano, sino como un habla. Sostienen que para la consideración de “dialecto” se debe cumplir como requisito básico un cambio en el paradigma verbal con respecto a la lengua de la que procede. Asismismo, más que de andaluz habría que hablar de “hablas andaluzas”, pues sabido es que no hay uniformidad: hay zonas de ceceo, otras de seseo, otras distinguidoras; hay territorios (andaluz oriental) con un sistema vocálico de 7 fonemas frente a los 5 del castellano: zapato (singular) frente a “zapatoo” (plural; con un fonema “o” abierto como consecuencia de la síncopa de la “s” final del plural).

  • # Shironeko dice:
    23 de February de 2007 a las 18:26

    Muchísimas gracias.
    Estoy cursando Segundo de batchillerato dónde estudio el segundo año de latín. Ciertamente es una lengua curiosa y un excelente post que me ha ayudado a comprender algunos detalles interesantes y además hacerme pasar un rato entretenido.

    Gracias.

  • # chüpetina dice:
    23 de February de 2007 a las 19:20

    mira que no me gusta el latín, pero esta historia me ha encantado. por cierto, yo tenía entendido que era en el griego donde no existían las minúsculas, que se añadieron en el siglo XIX.

    me ha gustado saber el origen de nuestra ñ 🙂

  • # IA dice:
    23 de February de 2007 a las 20:10

    Llego a casa. Corrijo algunos de los exámenes y entro en tu blog. No puedo resistirme a compartir algunas respuestas de mis alumnos de 1º de E.S.O a la última pregunta del ejercicio:
    ¿Murió el latín con el Imperio?
    “No murió pues la Iglesia, y sobre todo los monjes lo cultivaron en la E. Media. Sobrevivió solo como latín culto, para los pocos hombres que sabían leer y escribir.
    Había dos tipos de latín, el vulgar y el culto. El primero de éstos sufrio una descomposición dialectal y se convirtió en italiano, francés, castellano… El segundo pervivió y ahora se utiliza el latín culto para fines científicos.”

    “No porque la Iglesia se encargó de cultivarlo y los monjes lo hablaban. Además, hasta hace poco se daba latín en los colegios y la prueba viviente es mi abuela”

    “No es más ahora se sigue utilizando, por ejemplo, la fórmula química del hierro (Fe) viene del latín ferro.”

    “El latín no murió con la caida del Imperio ya que las iglesias, mejor dicho los monjes mantubieron el latín como lengua culta. Otro dato (que creo que es verdad) es que para hacer una carrera se tiene que estudiar varias lenguas, y una de ellas es el latín. O mi abuelo, que escribe sus memorias en latín. Así que definitivamente no muere con el Imperio.”

    Espero que disculpéis las faltas de ortografía, gramática y puntuación.

  • # Tobal dice:
    23 de February de 2007 a las 22:52

    Yo ya era fiel a este blog, pero con artículos como este estoy por usar “lalengua.info” como sistema operativo.. :p

    P.D.: se trata de una tontería como un piano que los informáticos de por aquí llamamamos “chiste interno” jeje.

    Ya en serio… felicidades por un post tan genial.

    P.P.D.: yo también me he asombrado de lo de la “ñ” 😀

  • # pelao dice:
    24 de February de 2007 a las 3:38

    para cuando un repaso del porque de los numeros latinos?

  • # marmolillo dice:
    24 de February de 2007 a las 10:55

    El nombre oficial de España es Reino de España. El nombre oficial del Reino Unido es United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland. El nombre oficial de Suiza es Confoederatio Helvetica, que es el nombre latino.
    Esta extraño legado del latín se debe a que dicho país tiene cuatro lenguas oficiales (alemán, francés, italiano y romanche) y antes que decantarse por un idioma, prefirieron elegir uno neutral.
    Por cierto, el romanche es una lengua que deriva del latín vulgar.

  • # ombresaco dice:
    24 de February de 2007 a las 10:59

    Me uno alos en las felecitaciones, pero pido aclaración respecto al punto 7.

    ¿El euskera ya tenía escritura en aquél entonces? Es que lo comentas como si ya que los vascos tienen la letra “f” que aspiran, eliminan el sonido a la “h” latina para evitar errores. Me parecería un mejor ejemplo la B y la V con aquello de “vivere et bibere idem est”.

    Respecto a Andalucía, en muchos sitios se aspira la “h”: “el “humo” la “hacha” … en este último caso si ni squiera se dice “el hacha” para evirar cacofonías porque no se da el caso al aspirar la “h”. ¿Puede eso dar una orientación de que el andaluz no viene del castellano sino que es de alguna manera también hijo (bastardo) del latín? (pero por supuesto con muchiiiisima influencia castellana).

    Un saludo, intentaré visitarte más a menudo.

  • # matraca dice:
    24 de February de 2007 a las 11:05

    Gracias por el texto. Te he leido con gusto y sin duda me has ganado como futuro lector.

  • # sisqp dice:
    24 de February de 2007 a las 11:24

    Joer, creí que ibas a poner cosas que realmente no supiera…

  • # Elías dice:
    24 de February de 2007 a las 11:41

    Muchas gracias a todos por los comentarios y a ecléctico por el meneo. ¡Sois muy majos!

    Por cierto, se me olvidó poner una décimo quinta curiosidad: el tagline de este blog: Ars Longa, Vita Brevis, el arte es extenso, la vida corta.

    EVG y ombresaco: estuve a punto de hablar de la aspiración de la hache en el dialecto andaluz (o algunas de sus variedades); sin embargo, he estado mirando casos de hache aspirada y creo que todos proceden de una F- latina (“qué jartura de niño”). La F- inicial casi siempre se transformó en hache en el paso del latín al dialecto castellano, y en la mayoría de los sitios no se hace distinción, aunque sí, como apuntáis, en algunos sitios de Andalucía, y de Hispanoamérica, si no recuerdo mal. Este post lo escribí de memorieta y no he comprobado uno a uno todos los puntos. Si alguien desea hacer alguna rectificación, será bienvenida.

    _Aik_: actualmente “alfabeto” es sinónimo de “abecedario”. Aunque la palabra “alfabeto” procede, como bien dices, de las dos primeras letras del alfabeto griego (alfa y beta, comunes, por cierto, a varias lenguas; véanse la aleph hebrea y la alif árabe), hoy puede usarse para hablar de cualquier inventario de grafías que incluya vocales y consonantes.

    MON: efectivamente, el andaluz en sí mismo está dialectalizado, y hoy se distinguen principalmente dos variantes: el oriental y el occidental. Sobre lo de la necesidad de variación en el paradigma verbal, no estoy seguro de lo que dices, pero creo que no es imprescindible para diferenciar dialectos. Como dices, el andaluz observa cambios morfológicos y fonéticos respecto del castellano por ejemplo para hacer el plural, añadiendo vocales abiertas al perder la -s final. Creo que eso es bastante, junto con otras particularidades, para considerarlo un dialecto. Y aunque efectivamente el origen del andaluz no sea (al menos no únicamente) el dialecto castellano, hoy se considera un dialecto del castellano actual, aunque no del originario nacido en el norte y que dio lugar al castellano moderno.

    chüpetina: tus zapatos de golf son divinos.

    pelao: lo apunto en el cajón de las peticiones, aunque para ese tema sí tendría que ponerme a estudiar.

    marmolillo: gracias por los apuntes sobre Suiza, no tenía ni idea.

    ombresaco: estoy casi seguro de que el euskera no se escribía por aquel entonces (de hecho, no ha tenido una literatura escrita hasta tiempos bastante recientes y la transmisión de sus elementos culturales se hacía oralmente). Quizás no ha quedado claro en el punto 7, pero me refería a los sonidos, no a las grafías. El vascuence desconocía el sonido de la efe (véase el nombre actual “Pernando”). Cuando se empezó a aspirar la efe (me refiero al sonido), se producían situaciones de homonimia (sonido igual en palabras de distinto significado) que el propio sistema lingüístico se encargó de eliminar relajando y finalmente perdiendo el sonido originario de la hache.

    matraca: bienvenido (o bienvenida).

    sisqp: para curarme en salud usé el adverbio “probablemente” 🙂

    Saludazos a diestro y siniestro.

  • # BLUES dice:
    24 de February de 2007 a las 11:47

    Te felicito por el articulo que has escrito. Hoy ha sido la primera vez que he tenido el placer de leerte y seguro que lo haré más veces. Te animo a qeu sigas en la misma línea. Felicitaciones.

  • # nandu dice:
    24 de February de 2007 a las 11:48

    Interesantísimo post, me has despejado muchas dudas. Pero me quedo con una, dices:
    -“y algunas hablas no oficiales que algunos consideran lenguas, como el bable asturiano”.
    ¿Algunos consideran lenguas?¿El astur-llionés no es una lengua?

    Un saludo y enhorabuena por el post y por el blog.

  • # Eneas Wallisdorfer dice:
    24 de February de 2007 a las 11:53

    Hum. Hay varios errores de bulto en el texto, producto sin duda de haber combinado informaciones provenientes de diferentes fuentes. Además, hay información poco actual y detalles que me indican que aunque sea un brillante coleccionador de anécdotas, el autor del texto no conoce en profundidad el tema y se contenta con rumores, terminología equivocada, y anécdotas triviales.

    En cualquier caso, gracias por el esfuerzo.

  • # Manuel Martínez dice:
    24 de February de 2007 a las 11:59

    Una bocanada de aire fresco, estimulante y sugerente… No vas a perder lectores sino a ganarlos.
    El latín fue y aún lo es, lengua científica y, en Suiza, idioma supletorio.
    Un recuerdo para los profesores de latín del viejo plan de 1938 y para el sentido cultural que nos inyectaron.

  • # Elías dice:
    24 de February de 2007 a las 12:05

    Bienvenidos los nuevos lectores (al final me salió el tiro por la culata 😉

    nandu: si no me equivoco, hay cierta polémica, pues algunos lingüistas consideran al astur-leonés como dialecto (lo que no es ni mucho menos un menosprecio) y otros lo consideran lengua. Yo lo estudié como dialecto. En principio, si un hablante de dialecto castellano y otro de astur-leonés se entienden hablando, ambas hablas deben considerarse dialectos de una misma lengua.

    Eneas Wallisdorfer: la única fuente de este artículo ha sido mi memoria, que ya no es la que era. Además, hace bastantes años que no estudio latín. Me gustaría que indicases cuáles son esos errores de bulto para corregir el post.

  • # Aloriel dice:
    24 de February de 2007 a las 12:17

    Los idiomas eslavos (eslovaco, checho, polaco…) probablemente son más representativos de las declinaciones que el alemán.

  • # Multimaniaco dice:
    24 de February de 2007 a las 12:35

    Estupenda anotación, aunque me has hecho sentir viejo como a otros lectores me ha encantado. Lo que más me ha gustado es el origen de la ñ, lo desconocía.

    ¡Nos leemos!

  • # dani dice:
    24 de February de 2007 a las 12:40

    Me ha gustado bastante tu articulo. Yo soy un modesto aficionado a la historia, y me resulta muy interesante este tipo de temas que nos muestran que las huellas de la historia no se encuentran solo en las ruinas.
    Lo unico que no me ha convencido del todo es lo que dices acerca del origen del la lengua indo europea. Yo tengo entendido que sus origenes se situan en los alrededores del Mar Negro y desde ahi sus “hijas” se extendieron por Europa y Oriente Medio hasta llegar al valle del Indo.
    Un saludo
    P.D:Perdon por las tildes (teclado ingles y torpeza).

  • # xito dice:
    24 de February de 2007 a las 15:59

    Ahora me entero yo que el inglés proviene del latin, xDDD
    no lo se, pero me parece que no procede de ahí, perdón si me equivoco, 😛

  • # Edanna dice:
    24 de February de 2007 a las 16:10

    ¡Qué interesante! Y gracias por tener este blog, para que yo lo descubra.

    Saludos cordiales

    Edanna

  • # Un Españolito en los USA » Del origen de la Ñ dice:
    24 de February de 2007 a las 17:29

    […] Las cosas que se pueden aprender por ser curioso. Estaba yo saltando alegremente por los Interneses estos nuestros y de todos, cuando un enlace me llama la atención: Diez cosas que [probablemente] no sabías del latín(es ubn mentiroso, de verdad nos da 14). Recuerdo algo del latín del cole, y al verdad, para que negarlo, me hace gracia el tema de enterarme de las cosas en las pelis cuando están escritas en latín. Entré para ver que es lo que daban, y la verdad es que dan muchas curiosidades, como el por que se nos olvidó lo de pronunciar la h, de dodne viene y esas cosas, pero el que más me ha gustado es el número 5: 5. Aunque nuestro alfabeto procede del alfabeto latino, hay un par de letras extrañas a él. Una de ellas es la i griega (y). Su aparición se debe a neologismos que se introdujeron en latín procedentes del griego, que era considerado por los antiguos romanos una lengua prestigiosa y más culta que el latín. En la Edad Media, los europeos cultos hablaban en latín; en la época de la antigua Roma, los romanos cultos sabían griego. La i griega procede de la letra griega ypsilón. Por su parte, la eñe tampoco estaba en el idioma de nuestros antepasados culturales. Su origen está en la ene duplicada (LIGNAM>lenna>leña). En la Edad Media, la -nn- se pronunciaba como nuestra eñe. Para abreviar, los monjes que copiaban manuscritos empezaron a poner una raya encima de la ene para indicar que ésta era duplicada, y ese es el origen de nuestra moderna eñe. […]

  • # Pumpkin71 dice:
    24 de February de 2007 a las 18:15

    Quería darte las gracias por sacar el tema, eso ya es bastante hoy en día.
    Con tu permiso, voy a “menearte” un poco.
    Saludos

  • # Alejandro dice:
    24 de February de 2007 a las 18:54

    ¿Y que hay de la forma de hablar de los argentinos?
    ¿Son simples modismos o forman parte de una deformación “integral” de la lengua española?

    Ya se, son detalles como la acentuación y alguna que otra palabra (como el “vos” en vez de “tu” o el “sos” en vez de “eres”).

  • # pelexo dice:
    24 de February de 2007 a las 19:34

    “Como el dialecto castellano, que fue el que se impuso en la Península”

    ¿En qué península exactamente?
    Que yo sepa, en muchas partes _convive_ con otras lenguas, y en otras ni siquiera es oficial ni se habla. Hablo de Portugal, por supuesto. Al final esa fea costumbre de eliminar Portugal de los mapas del Telediario acaba teniendo consecuencias.

    Más que se impuso yo diría que “fue impuesto”, aunque algunas zonas escaparon (afortunadamente).

  • # Juan dice:
    24 de February de 2007 a las 21:17

    Hace poco he leido un libro en el que se sostiene, se razona y se documenta la idea de que las lenguas romances no derivan del latín sino que todas ellas lo hacen de una primitiva Lengua Cantábrica que ha dado lugar, según dicho libro, a todas las lenguas habladas hoy en día. Incluso el latín, del que se dice que no ha sido lengua hablada en ningún país, ni siquiera Italia, más que por algunos pocos personajes cultos y el griego, mucho más próximo a dicha lengua primitiva, derivarían de la misma.
    Se cita un artículo muy recientemente publicado en Scientific American según el cual, el origen de la civili¡zación europea se situa a orillas del Cantábrico.
    Las ideas del libro están bien defendidas y documentadas por lo que resulta convincente.
    Si a alguien le interesa profundizar más en esta teoría revolucionaria puedo proporcionar referencias más concretas.
    La polémica, respetuosa eso sí, está servida.

  • # José Luis dice:
    24 de February de 2007 a las 21:53

    Mi pequeña aportación: http://www.smo.es/LatinRomaRecursos.htm

    Vale

  • # Juan dice:
    24 de February de 2007 a las 22:16

    Lo de la Ñ no es de todo correcto. Cierta vez oí la explicación de que las dos N dejaron de ponerse juntas para ponerse una encima de la otra, distinguiendo el fonema que ya conocemos del de la N sola.
    Finalmente la N de arriba pasó a ponerse más pequeñita, hasta terminar como la virgulita que es hoy. Otros idiomas hermanos optaron por manterner ese fonema con dos letras: NY en catalá, NH en potugués, etc.
    De todas formas, es un buen artículo.
    Gracias.

  • # Waldorf & Statler dice:
    25 de February de 2007 a las 2:46

    Mi padre, que habla latín y jamás consiguió que yo lo hablara (ni que pronunciara a su gusto lo que conseguí llegar a chapurrear) te agradece que te acuerdes de una de las lenguas que estudió en el colegio. Y pide que del griego clásico hagas otro post. Jesús, que cruz de hombre tengo por progenitor, el día menos pensado vuelve a la carga con los diccionarios y las declinaciones. Sólo me faltaba eso… 🙂

  • # sptmdr dice:
    25 de February de 2007 a las 10:09

    pues a mi que me hiciesen perder el tiempo con el latin en el instituto me parece una de las cosas mas arcaicas que afortunadamente vamos superando
    mas valiese que me hubiesen dado clases de cocina, informatica, bricolage, gimnasia, o incluso de historia antes que una lengua que no me va a valer para nada nunca
    igual pienso de la formulacion quimica

    estamos todos locos o que!!!

  • # sptmdr dice:
    25 de February de 2007 a las 10:11

    si, bricolage, en frances, que si que se usa!!!!

  • # Fahrenheit dice:
    25 de February de 2007 a las 14:43

    Hola, te advierto que así no vas a perder lectores. A mí ya me has ganado. Matizando sobre el bable/asturiano, aunque no es una lengua cooficial el Estatuto de autonomía del Principado en el Artículo 4 del Título Preliminar sí lo considera lengua:
    1. El bable gozará de protección. Se promoverá su uso, su difusión en los medios de comunicación y su enseñanza, respetando en todo caso las variantes locales y la voluntariedad en su aprendizaje.
    2. Una Ley del Principado regulará la protección, uso y promoción del bable.
    A mí me ha interesado siempre los hallazgos que encontraba entre el asturiano y el francés pero que no los hallaba en castellano:
    “el sable ta moyáu”, “le sable est mouillé”, “la arena está mojada”. O “entamar algo”. Por su mayor cercanía al latín los asturianos sí decimos:
    el perru, l’horru (el hórreo), el fíu (el hijo)…y el plural femenino en -es: les muyeres (casi decimos “mulieres”). Mi amiga sarda me señaló la similitud entre el sardo y el castellano y el italiano con el bable. Así me enteré de la existencia de dos latines: uno más antiguo (Arena, Mensula,Ventana…) y otro más moderno (Sabula, Tabula, Fenestra…). Que el más arcaico sea el del castellano quizás sea por su origen cerca de los vascones. Pero no deja de ser irónico que el moderno llegase a un sitio tan aislado como el Conventum Asturum. Ya que en Asturias se perdió la lengua de familia céltica ¡ojalá hubiésemos conservado una forma de latin vulgar! Mucha gente en Asturias piensa que decir las palabras masculinas singulares en -u denota incultura y es propio de gente campesina “que habla mal”. Pero en realidad es bello si has podido traducir a Virgilio y ves como a mi padre se le escapa todavía un “alquien ha dicho” (aliquid, aliquisti pensaba yo 😉 Un abrazo desde Xixón-Gijón-Saxum

  • # Pris dice:
    26 de February de 2007 a las 1:11

    Yo me troncho con la manía de elevar cualquier dialecto o habla regional a la categoría de lengua por parte de las políticas gañanescas. Para ello, el dialecto tiene que tener un alto grado de diferenciación con respecto a la lengua de la cual procede, además de poseer una tradición literaria considerable y estar normalizada. En el caso del andaluz, es de chiste y me niego a debatirlo, que vengan los Morancos y lo hagan. La distintas realizaciones de una lengua en determinadas zonas son dialectos, simples desviaciones de la lengua culta y estándar por avatares históricos y peculiaridades geográficas. No entiendo el orgullo del dialecto. Un dialecto es una lengua malhablada.

    El astur-leonés, dialecto histórico procedente del latín vulgar que no alcanzó en su día la categoría de lengua a causa de la expansión del castellano que lo relegó a habla rural de forma muy fragmentada y contaminada por éste, tiene una realización especial en la franja asturiana denominada Bable, que no es ni más ni menos que un conjunto de hablas dispares según aldea, villa o poblacho que a veces ni siquiera son útiles para ir al pueblo de al lado a comprar vacas como pasaba en su día con el vasco. El esfuerzo de parir a partir de esto una lengua artificial, diseñada a medida por tres catedráticos (que se avergozaban del acento del abuelo cuando se lo llevaban a la ciudad de paseu) y académicos de la lengua asturiana (madre) tomando de aquí y de allá, para meterla con calzador en la escuela quitándole horas a materias más necesarias para la formación del infante es aberrante.

    DRAE:

    bable.

    (Voz onomat.).

    1. m. Dialecto de los asturianos.

    ¿Alguien ha leído lengua?

  • # Pris dice:
    26 de February de 2007 a las 1:29

    Quiero decirle algo a Sptmdr aunque seguramente no lo merezca.

    En su día yo pensaba como tú y maldecía perder el tiempo declinando y traduciendo textos que no entendía en absoluto (eran fragmentos apenas sin contexto), pero mucho más tarde tuve claro que si llegas a dominar el latín, entender sus estructuras, traducir correctamente… dominar el castellano será juego de niños.

    Yo aprendí a comprender el castellano y a escribir con cierta corrección gracias al latín, porque después de analizar las complejas construcciones latinas, analizar la sintaxis del español me parecía de level 1.

    Hoy los jóvenes de Bachillerato no tienen esquemas mentales suficientes para entender las relaciones entre los sintagmas y oraciones y, por lo tanto, no saben construir texto medianamente aceptable, con las ideas bien enlazadas, coherente, cohesionado, respetando las concordancias, la gramática, y sin meter coloquialismos. La razón: el haber quitado el latín de los planes educativos. Por mí, que vuelva La Conjuración de Catilina a abusar de nuestra paciencia.

    Por otra parte, la base que te da para aprender cualquier otra lengua románica es indiscutible.

  • # rr dice:
    26 de February de 2007 a las 2:01

    está bien el post!

    aunque estoy bastante cansado de politizar las lenguas. ¿en qué día dejamos de hablar latín? ¿en qué día una lengua se separa de otra? la definición de lengua es política, a mi modesto entender.

    En el artículo se sugiere que como los hablantes de distintos dialectos no se entendían se llegó a la conclusión de que hablaban distintas lenguas. Yo he pasado tardes muy agradables con italianos y portugueses/brasileños, cada uno hablando en su lengua (en mi caso el catalán, por cierto). ¿Si hay comunicación, no hablamos, de alguna forma, la misma lengua?

    Diferencias políticas, ¡siempre! Mi padre es aragonés, mi madre andaluza: ¡junto a mis tíos y os juro que no se entienden entre ellos! (¡Me cuesta a mi entenderlos!) ¿Hablan la misma lengua? Sí, no, depende de la definición.

    Bueno, pues eso, quería apuntar este punto de vista. La gramática, la ortografía, han sido muy útiles, pero también han hecho mucho daño. Seguimos hablando latín, ¡todos! ¡¡Así que dejémonos de nacionalismos!!

  • # Fahrenheit dice:
    26 de February de 2007 a las 14:28

    Volviendo sobre el tema, me gustaría que alguien me explicase la diferencia entre lengua y dialecto. Si es una diferencia científica o es una categoría que se da según el prestigio.
    Procedamos Aristotélicamente:
    a:si el blable es un dialecto (DRAE)
    b:y un dialecto es cualquier lengua en cuanto se la considera en relación a otras lenguas (DRAE)
    c: en consecuencia el bable es una lengua
    (Partiendo de la base de que las premisas elaboradas por los lexicógrafos de la RAE fuesen verdaderas).
    El comentarista que dice que de un bable de un valle a otro no se entienden con “les vaques” tiene toda la razón: es evidente mientras en el valle del Caudal dicen Vaca, en el del Nalón dicen “Cow”, pero llegando al bajo Nalón ya dicen “Rindfleisch”. Es incomprensible que bávaros, sajones, austriacos, helvéticos consideren que hablan el mismo idioma ¡deutsche! si aplicamos el paradigma de separación de los valles asturianos calculo un millar de lenguas alemanas incomprensibles entre sí. ¿Será porque los alemanes viven más en llanuras? pero ¿y los del Tirol? Así que los asturianos somos una pequeña babel sin posibilidad de comprendernos salvo en castellano claro. Si digo que “tengo fame” ¡no me entienden!
    ¿Por qué el gallego es una lengua ahora y antes un dialecto?¿Y el vasco? ¿Es necesario tener literatura? y si la hay, ¿cuánta es necesaria? ¿Se pueden poner puertas al campo? En fin creo que los linguistas (y yo no lo soy pero soy de ciencias sociales así que escéptico sobre la cientificidad de los conceptos de estas ciencias) tienen muchas discusiones bizantinas, donde los linguístico se mezcla con lo político y lo arbitrario. A mí me interesa más que categorizar y jerarquizar, la etimología y la curiosidad por los idiomas.

  • # homer dice:
    26 de February de 2007 a las 19:08

    ¿Alguien conoce algún enlace sobre fonética latina reconstruida? Estoy interesado en el tema. De hecho he llegado a esta página buscando información sobre la pronunciación clásica de la H.

  • # Sebastià dice:
    5 de March de 2007 a las 18:41

    El tema es interesante y se aprecia el esfuerzo divulgador, pero hay que hacer algunas precisiones:

    En realidad la h dejó de pronunciarse en todo el latín y no por influencia del euskera. Es la f- inicial latina que dejó de pronunciarse en castellano por influencia del euskera: así tenemos harina frente al cat. e it. farina.

    La y fue incorporada al latín ya en época clásica, igual que la z.

    Sí existió una letra minúscula en la Roma antigua.

    En cuanto a la teoría de la lengua cantábrica que menciona Juan es un delirio com otro cualquiera.

  • # Ana dice:
    5 de March de 2007 a las 21:18

    Enhorabuena por el post. Si ésto es perder lectores …

  • # denise dice:
    25 de April de 2007 a las 1:00

    HOLA A TODOS

    espero me hagan este grandisisismo favor, un amigo me mando esto ” AROSE ACARA TE MUNCRA” si alguien me puede decir que significa se lo agradecere muchoo, por favor es de gran importancia mi correo es chiquitita_abc@hotmail.com por favor si lo sabesss contactamee
    GRACIAS

  • # denise dice:
    25 de April de 2007 a las 1:01

    DIGANME POR FAVOR QUE SIGNIFICA “AROSE ACAR TE MUMCRA” POR FAVORR GRACIASS
    chiquitita_abc@hotmail.com

  • # Diez cosas que [probablemente] no sabías sobre el latín en superrisas dice:
    24 de September de 2007 a las 16:29

    […] Diez cosas que [probablemente] no sabías sobre el latín >>> […]

  • # Alfonso dice:
    2 de November de 2007 a las 22:53

    Soy doctor en filología clásica y me ha sorprendido gratamente encontrar estos comentarios mientras navegaba indolentemente esta tarde de viernes. No perderás lectores, amigo, ganarás y de los buenos. Parafraseando a Salustio en su Conjuración de Catilina, deberíamos afirmar con fuerza: ¡¿Qué condición de vida será la futura (para la Humanidad entera) si nosotros mismos no reivindicamos las lenguas clásicas (pozo de inmensa sabiduría?!
    Enhorabuena y un abrazo,
    Alfonso

  • # CARLOS dice:
    3 de November de 2007 a las 2:37

    Entre las lenguas penínsulares provenientes del latín se te olvida el aragonés.
    Repasate la web ethnologue.com

  • # Elías dice:
    3 de November de 2007 a las 9:38

    No suele considerarse el aragonés (o, más correctamente, el navarro-aragonés) una lengua, sino un dialecto.

    Recuerda que aquí se habla de lenguas, y no de política. Las fantasías de los políticos y los que les siguen no tienen cabida en este post.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho