Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » La [inteligente] estrategia de Nintendo

Ars longa, vita brevis

La [inteligente] estrategia de Nintendo

14 de January de 2007

Wii

Durante los años 80 solamente había dos grandes compañías de videojuegos que fabricasen consolas caseras: Nintendo y Sega (Atari se había quedado atrás en ese campo y triunfaba con su ordenador de 16 bits, similar al Amiga 500). Con los 90 las dos compañías recibieron una desagradable sorpresa: Sony irrumpía con su PlayStation, que se convertía no sólo en la consola más vendida de su generación, sino probablemente de la historia hasta el momento, desbancando las propuestas de Sega, con su Saturn, y Nintendo, que poco después lanzó una consola de tecnología superior (64 bits, frente a los 32 de sus dos competidoras).

La PlayStation cumplió un papel importante en la dimensión social de los videojuegos. De repente, todo el mundo tenía una consola: nunca más sería cosa del geek del colegio, a cuya casa iban todos a jugar, porque era el único que tenía consola y ordenador (Windows 95 jugó un papel semejante en la industria de los ordenadores). La Play llegó a las masas y los videojuegos dejaron de ser un entretenimiento marginal, como, siendo realistas, había venido siendo hasta el momento. La increíble potencia de su hardware y la facilidad para modificarla y que leyese software copiado contribuyeron sin duda a este éxito.

La siguiente generación de consolas vio la muerte de una compañía para el hardware doméstico (Sega, que la pifió con su Dreamcast, que a pesar de todo era una buena consola, me dicen quienes la han probado), y también el surgimiento de otra, Microsoft, que con su Xbox entró con fuerza, principalmente en el mercado estadounidense. Una vez más, la consola de Nintendo era la más potente (mi querida Gamecube), y una vez más, Sony se llevó el gato al agua: con su PlayStation 2, triunfó sin discusiones por encima del resto de consolas, contando no sólo con las razones que habían impulsado a su hermana mayor al primer puesto, sino también con la versatilidad que le daba el hecho de poder ser utilizada como reproductor de DVD. Conozco a bastante gente que se compró la PlayStation 2 para no tener que ver dos cacharros al lado del televisor. También es una buena consola, aunque a mí nunca me ha atraído demasiado (tengo una, y que yo recuerde, nunca he jugado con ella).

En las portátiles, Nintendo nunca ha tenido rival, desde que la estupenda Game Gear de Sega fracasó ante una técnicamente muy inferior GameBoy. Esta última ya ha conocido varias versiones: la original, la Pocket, la Color, la Advance, la Advance SP y una nueva Advance SP que externamente es igual que la primera, pero cuenta con una pantalla más brillante. Entonces Sony quiso repetir el éxito de sus primeras dos consolas en el mercado portátil, y lanzó la PlayStation Portable (PSP). Es una consola muy elegante, con una pantalla impresionante, buenas capacidades multimedia y un hardware muy potente para ejecutar juegos que eran muy superiores a los de la primera PlayStation (aunque no llegaban a la potencia de la PS2). Al mismo tiempo, Nintendo lanzaba su DS (Dual Screen), una consola inferior gráficamente, y cuyas bazas eran principalmente dos: la existencia de dos pantallas, y la posibilidad de interactuar con la pantalla inferior de forma táctil. Además, la DS tiene un micrófono mediante el cual uno puede ejecutar comandos de voz en algunos juegos.

Muchos auguraron el fracaso de la DS, una consola fea y con capacidades gráficas que fueron tildadas de obsoletas, ante la apabullante potencia de la Sony PSP. Se equivocaron. Las capacidades multimedia de la PSP resultaron ser bastante engorrosas (la pantalla es suficientemente grande para jugar, pero claramente pequeña para ver una película; es demasiado aparatosa para llevarla por ahí como reproductor de MP3), y era demasiado cara. La DS costaba algo más de la mitad, y contó desde el principio con juegos originales, como Nintendogs y Polarium, además de seguir explotando las grandes bazas jugonas de la gran N, como Mario y Pokémon. Aunque no pueda decirse que la PSP haya fracasado, ni mucho menos, la DS ha barrido literalmente. PSP está limitada por un sistema de juego tradicional, mientras que DS sigue ofreciendo cada día nuevas formas de entretenimiento que van más allá del mero esparcimiento lúdico. Sirvan como ejemplo Brain Training, que ha sido casi imposible de encontrar en las tiendas para estos Reyes, y juegos para aprender idiomas.

Entramos en la nueva generación de consolas de sobremesa. Microsoft se ha adelantado con su Xbox 360, consola potentísima, con gráficos en alta definición, salida de audio digital, y un sistema de juego en línea totalmente establecido. Ha salido un año antes que sus competidoras, y ya ha vendido varios millones de consolas. En Estados Unidos ya se pueden alquilar y comprar películas en línea, y almacenar en el disco duro de la consola, para verlas en los televisores de alta definición (esperemos que en Europa podamos hacerlo dentro de poco). El juego estrella de estas Navidades ha sido Gears of War, un impresionante shooter que ha dejado con la boca abierta a todo el mundo. Hace menos de un mes se han puesto a la venta las propuestas de Sony y Nintendo: la PlayStation 3 (aunque no en Europa, donde será puesta a la venta en marzo) y la Nintendo Wii.

PS3 tiene una potencia técnica brutal, probablemente superior en muchos aspectos a la de Xbox 360: gráficos en alta definición, disco duro de serie (el de Xbox 360 es opcional), etc. Nintendo vuelve a apostar por una inferior potencia técnica, tanto en imagen como en sonido, y apuesta todo a su innovador mando, el Wiimote (acrónimo de Wii y remote, mando a distancia). El Wiimote capta el movimiento del jugador para ofrecer una experiencia de juego distinta. Anteriormente, los sentidos implicados en el juego eran la vista y el oído, y el tacto sólo secundariamente, mediante la vibración en los mandos. El nuevo mando de Nintendo permite al jugador un punto más de inmersión en el juego, obligándole a realizar algunos de los movimientos que quiere ver reflejados en la pantalla. Gráficamente, Nintendo Wii es casi de la generación anterior: sus gráficos son de baja definición, y es escasamente superior a su hermana mayor, la Gamecube. Aun así, todo parece indicar que los chicos de Miyamoto han vuelto a marcar un gol, como pasó con la portátil DS.

Yo creo que la estrategia que ha permitido a Nintendo triunfar con su DS, y que le permitirá triunfar con su Wii, es en cierto modo la misma que permitió triunfar a Sony con sus dos primeras consolas. Es decir: no convencer a los jugadores de que su consola es la mejor. Convencer a los que no juegan de que pueden divertirse jugando. Nintendo vendió millones de Nintendogs a chicas, cuando el género femenino nunca había entrado masivamente en el mercado de los videojuegos. Y estas fiestas se han hartado de vender Brain Training a las abuelitas. Una chica nunca se compraría una PSP, porque no le interesa, pero sí se comprará Nintendogs. Y mi padre nunca jugaría a Gears of War, pero quizás disfrutaría con Wii Sports. Recordemos una cosa: por mucho que los videojuegos se hayan popularizado, el mayor mercado no es el de los jugadores, sino el de los no jugadores. Nintendo no podrá convencer a nadie de que su consola es más potente que las de sus competidores. Pero es que al nuevo mercado no le importa la potencia, porque no está realmente interesados en los videojuegos como tales: sólo buscan entretenerse, pero los videojuegos no les gustan. Y por eso triunfó DS y triunfará Wii: no parecen videojuegos.

6 comentarios en “La [inteligente] estrategia de Nintendo”

  • # Milady dice:
    14 de January de 2007 a las 13:45

    ¡Hey! Buen estudio consolero, muy didáctico. Yo, que no he vivido las consolas (mis padres no querían para que no perdiera el tiempo), no conocía apenas sobre ellas.

    Lo de que a las chicas no le gustan los videojuegos, bueno, es cuestionable, pero si que es verdad que por hache o por be no hemos sido consumidoras. Lo que si que es cierto es que, resultando ya difícil la competencia en cuestiones de técnica, por su rápido avance, el buscar otros objetivos comerciales parece ser la mejor opción.

    Esto, con permisito, referido y un pelín editado, va para Las pilas de Matrix. 😉

  • # EFE dice:
    14 de January de 2007 a las 17:15

    Pues la madre de una amiga mía (calcula tú la edad) es la mayor fan del Prince of Persia del mundo mundial. Y del Metal Gear (¿se escribía así?) y de no sé uántos juegos más.

    Mmm, y yo, jo, que sólo juego al bubbles y al ogame…

    Y cada año, un día o dos al AoE2, que sigo sin acabar todas las campañas.

    La única vez que he cogido la PS2 casi me da un soponcio. Qué follón, qué estrés. Mucho mejor irme con los colegas a jugar al baloncesto, dónde va a parar.

  • # Manuel dice:
    15 de January de 2007 a las 11:32

    Muy acertado…

    Nintendo es perro viejo en esto de los videojuegos, y cuando ha tomado la decisión de basar su producto en la jugabilidad y la diversión es por algo…

    Como muy bien dices, los gamers más fanáticos se comprarán un PS3 aunque les cueste 600¤, pero los no-gamers o jugadores menos habituales verán más asequible una Wii por 240¤, que promete ser mucho más divertida gracias a su mando…

  • # Jose dice:
    21 de January de 2007 a las 2:43

    Hago notar algo:

    Cada vez que Nintendo vende una consola, gana dinero.
    Cada vez que alguien quiere un nuevo juego, Nintendo gana dinero.
    Pérdidas por piratería en cartuchos de Nintendo, posiblemente nulas. O muy pocas.

    ¿Sony y Microsoft? Venden sus consolas a precios que se rumorean iguales o inferiores al coste de fabricación. Y basan sus beneficios en licencias y royalties por venta de juegos y accesorios. Propios y de terceras partes.
    Y todos sabemos que la piratería en PS y XBox es DESCOMUNAL.

    Nintendo, jugabilidad, estrategias y opiniones aparte… se come ENTERA su parte del pastel. Los otros lamen económicamente las migajas que quedan de vender baratas consolas caras y de licenciar juegos que son universalmente pirateados…

    ¿De qué empresa de estas tres comprarías acciones? 🙂

  • # La Lengua » Blog Archive » Videojuguemos dice:
    1 de February de 2007 a las 21:11

    […] Creo que es un problema de la sociedad mundial, y no sólo de nuestro país. Aún se ve a los videojuegos como si fueran un entretenimiento pueril, y no otra opción más dentro del entretenimiento general, no sólo infantil, sino también adulto. De hecho, creo que, si lo comparamos con otras alternativas de ocio, los videojuegos tienen una característica inmejorable: sirve para que adultos y niños jueguen juntos. En esto ha tenido que ver la universalización de los videojuegos propiciada por el éxito de la consola PlayStation de Sony (recomiendo leer este artículo), y otro factor más: los niños de los 80, que vivimos la primera generación de videojuegos, hemos crecido, y nos hemos traído nuestra afición a la edad adulta. Esto es algo que no puede pasar con todos los hobbies: si te gusta montar en patinete de niño, puede seguir gustándote cuando tienes treinta años, pero claro, tu cuerpo no es el mismo que cuando tenías doce y no está para esos trotes. Los videojuegos no te exigen una especial forma física, sino cierta habilidad y reflejos, que, y esto es lo mejor de todo, mejoran con la práctica de los juegos de ordenador y consola, como han demostrado varios estudios. Que se lo digan a Nintendo y el éxito que está teniendo su Brain Training como regalo para padres e incluso abuelos. […]

  • # Uno dice:
    17 de March de 2007 a las 1:17

    Ese “jugó un papel” tiene que estar haciendo que Lázaro Carreter se revuelva en su tumba. 🙁

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho