Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Educación española

Ars longa, vita brevis

Educación española

29 de January de 2007

Cromañón

Hoy, dando una clase de Lengua Castellana, ha venido a cuento hablar de la antigua Roma y de los acueductos. Y de cómo la ingeniería romana republicana e imperial les permitía realizar obras impresionantes hace 2.000 años. «Y no sólo hace 2.000 años -he continuado-, sino incluso hace más».

La mayoría de mis alumnos, de entre trece y quince años, me ha mirado con los ojos como platos. Finalmente, uno se ha atrevido a preguntar: «¿Hace más de 2.000 años

Siempre dispuesto a escucharme a mí mismo, me he puesto a soltarles el rollo de que el mundo tiene muchísimos más de 2.007 años, concretamente unos 4.600 millones de años, y de por qué contamos nuestros años a partir del año 5 ó 6 antes de Jesucristo; y de cómo contaban los antiguos romanos los años antes de adoptar el cristianismo; y de por qué en las sociedades islámicas están en el año mil trescientos y pico y los judíos dicen que estamos casi en el año 6000. Cualquiera de estas fechas -he seguido- es convencional, la ciencia y los estudiosos nos dicen que la edad de la tierra es de varios miles de millones de años, y la de los seres humanos, como mucho de unos cientos de miles.

Me han mirado con desconfianza, sin acabar de creérselo, supongo. Yo he continuado con la explicación de Lengua, un poco resignado, pero no he podido dejar de reflexionar sobre ello.

Quiero decir sobre el hecho de que unos adolescentes, unas personas que dentro de apenas un lustro van a ser capaces de decidir mediante su voto los destinos del país, no sepan a estas alturas nada sobre algo tan importante como el tiempo. Supongo que les pasa a casi todos, o al menos a muchos: creen que el tiempo dura 2.000 años, y que la parte realmente importante del tiempo son un par de decenas, a lo sumo; lo único que importa es el aquí y el ahora, y la inmensidad del tiempo y el espacio son detalles insignificantes.

Una persona que cree que el tiempo dura 2.007 años (en lugar de 4.600 millones, y eso sin contar la existencia del universo pre-tierra) es como una persona que cree que el mundo es su barrio. Y quien cree que el mundo es su barrio, que el tiempo es su vida, que el pensamiento es su pensamiento, tiene muchas opciones para convertirse en un fanático. Sólo existe su mundo, su tiempo, su religión, su opinión. Las demás opiniones no existen, y si hacen amago de existir, las elimina. A bombas, a tiros, a base de radicalismo.

Eso es lo que empezamos a tener con la generación más preparada de la Historia de España (sic), fórmula boba repetida hasta la saciedad por gentes de uno y otro bando: la leo y escucho en los medios de derechas, como arma para atacar a este Gobierno por su presunta incapacidad para ofrecer más que trabajos mileuristas a nuestros analfabetos licenciados; la leo y la escucho en medios de izquierdas, para defender esta gloriosa LOGSE socialista, que so pretexto de educar a ciudadanos más tolerantes, feministas y pacifistas, está consiguiendo la sociedad más radicalizada, machista y violenta que hemos padecido en muchos años.

Nuestra parte de responsabilidad tenemos los profesores, entre los que es cierto que hay mucho inútil y mucho vago, pero conozco el gremio desde dentro y puedo decir que la mayoría de ellos está preparada y, aunque parezca mentira, motivada. Es muy difícil repartir la culpa, y supongo que todos la tenemos: profesores, padres, legisladores, el resto de la sociedad.

Incluso los propios alumnos, aunque pienso que ellos son los más inocentes: los hemos acostumbrado a que nada es culpa suya, a que no deben esforzarse, a que cualquier cosa que hagan y en cualquier grado está bien. Los alumnos de los que hablo en este post han escuchado mis explicaciones de esta mañana con una envidiable atención. En contra de lo que muchos pedagogos parecen sugerir, a los alumnos el conocimiento, los datos, les sientan bien y les interesan. Me he detenido un par de veces esta mañana para recriminar a un alumno que se estaba distrayendo, y los demás me han pedido por favor que continuase.

A los alumnos de la dictadura franquista les enseñaron que no hubo cosa más grande que el Imperio Español bajo el mando de los Reyes Católicos; en las madrasas islámicas se enseña que no hay más dios que Alá y que Mahoma es su profeta; en muchas de nuestras comunidades autónomas se empeñan en reducir la enseñanza a los tópicos locales, al idioma endémico, a los mitos tribales. No quiero comparar unas instituciones democráticas como son las consejerías autonómicas de educación con el pseudofascismo franquista ni con el fanatismo islamista, pero tienen puntos en común. Especialmente, la obsesión por la endohistoria, la endosociología, y todo eso reducido a una palabra: el ombliguismo.

No estoy criticando en este post la educación que se da en las comunidades autónomas, ni siquiera la que se imparte en las comunidades históricas, con gobiernos nacionalistas: estoy criticando una forma de afrontar la educación de nuestros jóvenes que es más que otra cosa una fábrica de fanáticos que no ven más allá de sus anteojeras.

¡Ay! Es lo que tenemos cuando el sistema educativo de todo un país está supeditado a los delirios de los políticos, al miedo a ofender a quien lo ofende (las religiones), y a las estúpidas modas pasajeras.

11 comentarios en “Educación española”

  • # mireias dice:
    30 de January de 2007 a las 0:15

    Increiblemente acertado, la verdad que el panorama es para echarse a temblar, yo me quedé pasmada de que gente de esa edad no sepa apenas leer ( comprender un texto, que no deletrear) y tienen que hacer análisis de texto de Eduardo Mendoza, en fin…
    Pues nada beso y voto
    Y si te apetece darte una vuelta por el mismo serás bienvenido, aunque ya te advierto que no tiene nada que ver con el tuyo. Son especialmente bienvenidos los comentarios a los textos

  • # Satch dice:
    30 de January de 2007 a las 0:15

    Cualquiera diria que has estado viendo a las tres magnificas de la Sexta, en su Sexto sentido…

  • # Elías dice:
    30 de January de 2007 a las 6:56

    Gracias por vuestros comentarios. Interesante tu blog, Mireias, ahí está para quien quiera visitarlo.

    Satch: no lo pillo.

  • # Habibi dice:
    30 de January de 2007 a las 11:16

    Totalmente de acuerdo. De hecho, esto es una conversación que he tenido montones de veces con mi padre. Él me cuenta como era la educación en sus tiempos, como todavía se acuerda de todo lo que aprendió (aunque a veces ya esté desfasado o no lo haya necesitado nunca, pero es conocimiento al fin y al cabo). Yo le cuento lo difícil que era asistir a clase en el instituto.
    Echas la culpa es muy facil pero se ha de aceptar parte de la responsabilidad. A los jóvenes sí que “nos” gusta aprender: lo único es que la metodología ha cambiado/debe cambiar, i.e. las listas de reyes godos ya no “molan”, se ha de hacer algo interactivo y entretenido. ¿Por qué tus alumnos te escuchaban ‘hoy’ (no sé si lo hacen por lo general, pero teniendo en cuenta mi experiencia como alumno, creo que a menudo no lo harán)? pues porque les has sorprendido con algo “entretenido”, interesante.
    Respecto al ombliguismo: 200% de acuerdo (!). Uno no sólo debe saber lo que le gusta sino también lo que no le gusta.
    Soy hijo y niento de profesores. Las comidas en casa acaban con libros y enciclopedias repartidas por la mesa. La curiosidad (en el buen sentido de la palabra) es algo genético. Eso es lo que le falta a la sociedad.

    ¡Gracias!

  • # Manuel dice:
    30 de January de 2007 a las 12:22

    Cuanta razón tienes…

    Yo tengo un chaval de 8 años, al que intento hacer que se esfuerce por trabajar y aprender… pero es difícil debido, principalmente, al poco esfuerzo que le piden en el colegio.

    De hecho, el verano pasado mi mujer acabó buscando algunos libros de tareas que fuesen algo más exigentes para hacerle trabajar más, puesto que los que le mandan en verano son bastante pobres.

    Cierto que luego también hay que repartir culpas entre más gente, empezando por los abuelos que le acostumbraron a tener de todo sin esfuerzo… pero ya en su día me pareció tremendo cuando una profesora, en una reunión a principio de curso, nos dijo… ‘este año vamos a trabajar la lectura y la escritura, así que ustedes tendrán que ponerse con su hijo durante un par de horas por la tarde para que el niño avance’…

    Y me pareció tremendo, porque luego en clase apenas dedicaban 1 hora al día a ello, pasando el resto del tiempo rellenando y coloreando fichas.

  • # Tocat del Bolet dice:
    30 de January de 2007 a las 12:49

    Pues vaya. Así está el tema. Estoy totalmente de acuerdo con Habibi que hay que buscar métodos para que los niños estén motivados y quieran aprender, pero es un lucha difícil. La sociedad de consumo, la televisión, etc, no se adaptan a la educación o a los límites lógicos de qué se puede vender y qué no. No digo con eso que haya que esconder a los niños de muchas realidades, pero si tienes una sociedad viciada por la imagen, la superficialidad, la competència, la moda (ahora ya en todos los niveles) y el estilo de vida americano… qué niño submergido en esto estará motivado para aprender? Aprender no mola! Te dirán.
    Eso si, algunos no sabrán que dónde matan gente en Irak hay civilización desde hace más de 5000 años o que los americanos (me refiero a los colonos) tienen poco más de 400 (si contamos civilización a los europeos que se pusieron a matar indios para ocupar territorio), pero sabran qué truco sirve para tener todas las armas en el GTA o los resultados de su equipo de futbol favorito durante los ultimos años (no quiero criminalizar el GTA ni el futbol, aunque no me gusten nada, sólo ver que cuando alguien está motivado puede aprender cosas, aunque inútiles, que requieren capacidad, o almenos memoria…)

  • # Priscila dice:
    30 de January de 2007 a las 19:34

    No cualquier tiempo pasado fue mejor. Me refiero a que no es del todo acertado recordar la época del método mnemotécnico como la época de esplendor de la enseñanza. Aprenderse la lista de los reyes godos no creo que sea más importante que lograr entender la importancia de la conversión de Recaredo en nuestra historia, por ejemplo.
    En el caso de las Humanidades, el fallo más grande es que el alumno no logra ubicar en ningún sitio lo que tú le estás enseñando: carece de un contexto donde localizar lo que supuestamente está aprendiendo y esto les imposibilita para enlazar conocimientos. Ahí está tu anécdota. No manejan los tiempos, ni los espacios ni, por tanto, las manifestaciones culturales. Creen que el Cid era romano. Les enseñas un libro de imprenta viejo, escrito en castellano moderno, y les dices que es del año mil y cuela. Así es imposible aprender nada y menos aún mostrar una actitud positiva ante la cultura porque ésta no se fija a modo de red, sino de datos inconexos mal asimilados y apenas el alumno es capaz de valorar que está aprendiendo algo y así motivarse.

    Tampoco hay cohesión entre las materias: tú puedes estar con la lírica popular medieval mientras en Historia ven las guerras carlistas y en Música los dramas musicales de Wagner. En la siguiente hora, el de SCR, licenciado en Química, por ejemplo, les pone un video de los Amish mientras se echa una cabezada y, hala, a casa a comer que ya son las tres.

    No me digas que no conoces la cara de satisfacción de un alumno cuando le das un texto que ya conocen o que cita algún hecho histórico que ya han asimilado, alguna obra leída, o cuya anécdota tratada ya estudiaron en su día y recuerdan… Ahí está la clave: demostrar que lo que enseñamos forma parte de un misma cultura, de un mismo mundo. Que cualquier manifestación artística tiene una profunda justificación en la historia. Que todo devenir artístico tuvo un antes y un después.

  • # Satch dice:
    31 de January de 2007 a las 0:07

    Tus amigas Helena, Mamen y Cristina hablaban del tema en paralelo en la sexta. De ahí venia el comentario misterioso.

  • # Hesitant Scribe aka Lisa Ratcliffe dice:
    31 de January de 2007 a las 13:57

    Primera cosa – perdoneme mi español (soy inglesa sin educación formal en castellano!).

    Es un pensamiento tan aterrador que hay jovenes quien creer que la historia del mundo ha durado solo 2.007 años, pero tristamente, puedo creerlo sin problema, ademas, creo que volverse lo mismo aqui en Inglaterra. Con más y más legislación del gobierno atacando métodos educacionales, la enseñanza es preocupado más y más con tener exito en los examines y es ignorando el desarollo del pensamiento criticas, o fomentar un curioso mente. El gobierno aqui tiene demasiado miedo a ofendir los religiosos o las culturas extranjeras, y sigue restringir la curricula. Así parece que hay un miedo creciendo de hacer las preguntas por caso hay alguien ofendida.

    Soy una profesora titulada (edad 3 hasta 11), tengo una niña de 14 años, y ahora soy profesora universitaria, entonces soy familiar con todas las etapas del educación, y puedo ver un fracaso en nuestro sistema. En Inglaterra tenemos una Curricula Nacional lo cual es matando creatividad en las clases, y más, matando la curiosidad natural en nuestros niños. No me da la culpabilidad a los profesores. Ellos estan luchando contra una curricula demasiada prescribida, y tienen que ir de acuerdo a lo previsto (grados, exito en los examines etc). Estuve tan disilusionada que dejé la enseñanza primaria y hube querido enseñar mis niñas en casa!

    Pero las problemas las cual empezar en los comienzos del educación sigue hasta la nivel universitaria. Descubro que mis etudiantes universitarios no tienen la capacidad a pensar (razonando?), no pueden arguir con pruebas (ni leer ni investigar nada), y encima de todo, no tienen habilidades basicos (escribir y tal). La religion puede ser una problema tambien… Tuve una etudiante quien a presentada una queja porue estuve enseñando la desarollo del tracto vocal de los simios hasta los humanos en un clase de fonetica! Año por año descrubo que mis etudiantes son más de un mentalidad cerrada y restringida y faltan la capabilidad de expresarse. Muchos no tienen ningun idea como descrubir los repuestas para si mismos. Tengo mucho trabajo por ayaudarlos porque no pueden aprender con independencia.

    No sé que vamos a hacer, pero el gobierno aqui propone que los niños de 16 años pueden votar, y tengo mucho miedo por un monton de rezones, pero sobre todo, como los jovenes van hacer una critica con fuerza de los politicos, los eticos etc, si no pueden pensar por si mismo, y creen que el mundo solo tienen 2.007 años de edad!

    Disculpame mis fallas en tu idioma por favor, pero aprendo muchas palabras por leer tu blog! Gracias!

  • # LAURA dice:
    31 de January de 2007 a las 18:20

    Muy bueno el blog. Les paso el link de otro de un amigo escritor.
    http://elrencordelosbufones.blogspot.com
    Saludos.

  • # La Lengua » Blog Archive » Educación española (II) dice:
    4 de March de 2007 a las 21:35

    […] Entonces abandoné el aula con ganas de llorar. Pero por un motivo muy distinto al del otro día. […]

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho