Ars longa, vita brevis

Vacaciones

30 de July de 2006

El lunes parto hacia tierras malagueñas, y permaneceré allí unos días, hasta que decida adónde me apetece ir. También es posible que me quede allí casi todo agosto, disfrutando de las playas de Málaga, ya veremos.

Mientras tanto, no sé con qué frecuencia podré ir actualizando La Lengua, ni si tendré muchas ganas de hacerlo, así que no esperéis demasiado movimiento por aquí. Nos volveremos a leer hacia finales de agosto.

Para que no se os haga tan larga la espera, os dejo con la foto de un tomate que parece una cabeza humana:

Tomateza
Vía Boing Boing.

A los que no tenéis vacaciones, espero que os sea leve. Hasta dentro de unos días.


Por cierto, para cualquier comunicación pertinente, comprobaré de cuando en cuando la dirección de correo elias.gomez arroba gmail.com.

La perla

29 de July de 2006

La Perla

La carne labiada se contrajo y luego se asentó. Kino la levantó, y allí estaba la gran perla, perfecta como la luna. Atrapaba la luz y la refinaba y la devolvía en una incandescencia de plata. Era tan grande como un huevo de gaviota. Era la perla más grande del mundo.

A muchos, o algunos de vosotros, os sonará el nombre del escritor estadounidense John Steinbeck; a casi todos, títulos como Las uvas de la ira, Al este del edén o De ratones y hombres, que son novelas muy conocidas de las cuales se han rodado películas en general de calidad.

En La perla se nos cuenta la historia casi mítica de Kino, un pescador mexicano de mediados del siglo XX, de su esposa Juana y del bebé de ambos, Coyotito, que viven en un paupérrimo pueblo de pescadores de lo que saca Kino buceando en busca de perlas.

Un día fatal, un escorpión desciende por la cuerda de la que cuelga la cuna de Coyotito y le clava su aguijón. Los padres acuden al médico, un europeo que vive en la parte urbanizada del pueblo, pero como son pobres no los atiende. Entonces se meten los tres en la barca y Kino se sumerge en las aguas del océano en busca de una buena perla que les permita salvar a su hijo. Encuentra una ostra gigante medio escondida en unas rocas, y al abrirla descubre una perla enorme y perfecta.

La perla tiene una función claramente desestabilizadora: revoluciona el poblado de pescadores, creando envidias y murmuraciones, hace que el monopolio de compradores de perlas presione a Kino al máximo para comprársela por un precio irrisorio, y provoca una extemporánea visita del médico, que hace como si curase a Coyotito cuando en realidad le está dando medicinas para que enferme y siga necesitando de sus cuidados. Desde que tienen la perla, todo parece ir mal para la familia de Kino, y a pesar de que Juana intenta varias veces deshacerse de ella, no comprenden hasta el final de la historia que habría sido mucho mejor que no la hubiesen encontrado.

He comenzado este artículo diciendo que La perla es una historia casi mítica. Con ello quería subrayar la importancia e inevitabilidad que tiene el destino en esta novelita. A partir de aquí voy a desvelar detalles importantes de la trama de la novela, así que si tienes pensado leerla y no quieres que te fastidie el final, sáltate el resto del artículo. Al principio de todo un escorpión pica a Coyotito. El veneno de un escorpión, se nos dice en la novela, puede ser suficiente para matar a un bebé. A pesar de que Juana ha reaccionado como un rayo y ha succionado y escupido parte del veneno, los padres siguen muy preocupados por la salud del bebé, por lo que salen en busca de la perla. Y el hallazgo de la perla conduce a todo lo demás: intentos de robo, homicidios en defensa propia, preocupaciones gratuitas, desconfianza y miedo, hasta que todo desemboca en tragedia, y Kino y Juana se dan cuenta de que efectivamente no se quitarán el cenizo de encima mientras no se libren de la perla del mundo.

Si nos situamos en el final de la novela y miramos hacia atrás, nos damos cuenta de que, si la perla no hubiese sido encontrada, Coyotito habría sanado de forma natural y se habrían evitado un montón de desgracias. Con lo cual se puede llegar a la conclusión de que el escorpión debía haber matado a Coyotito, y que, al salvarlo Juana extrayéndole el veneno, ha de aparecer la perla para restablecer el destino, es decir, para provocar la muerte de Coyotito, que había sido evitada de forma antinatural.

El estilo del libro me ha parecido un poco feo, no encuentro otro calificativo más apropiado. Pero estoy seguro de que es culpa de la traducción. Ojo, no del traductor, sino de la traducción. Es algo que pasa también con Hemingway, y con otros escritores que intentan escribir de la forma menos barroca posible, con un lenguaje directo y sencillamente expresivo. La estructura del inglés, con sus sílabas trabadas (es decir, acabadas en consonante, al contrario que la mayoría de las sílabas en español) y sus palabas cortas, hace que determinados estilos literarios sean muy difíciles de traducir conservando la impresión que producen las palabras, lo que, por otra parte, se puede aplicar a cualquier idioma. Sin embargo, está claro que Steinbeck sabe dosificar muy bien las acciones, describir los paisajes de forma casi impresionista, evocando el color azul, blanco y verde del mar, y crear el misterio más allá de la historia, dejando detalles de la trama sin desvelar para que esto contribuya a ese aire mítico del que os he hablado.

En pocas palabras, es un bonito libro.

Héroes

28 de July de 2006

Seguro que conocéis la noticia de sobra: un pesquero con bandera española detectó una cáscara de nuez llena de inmigrantes de diferentes países africanos, que estaban perdidos en medio del Mediterráneo, sin comida, sin agua, y a punto de morir.

Sabiendo que se arriesgaban a que ningún país los dejase atracar, los tripulantes del “Francisco y Catalina” recogieron a los inmigrantes y les dieron cobijo y comida durante varios días, y después han estado cual pelota de ping-pong rebotando entre diversos puertos hasta que al final han logrado que se los repartan, perdonad la expresión, entre varios países europeos.

El capitán y el resto de la tripulación del barco pesquero sabían perfectamente que perderían varios días de faena por su acción humana, y que además corrían el riesgo, como ya he dicho, de permanecer meses o años en el limbo de las aguas de nadie, a la espera de que alguien les dejase atracar. Aun así, obraron como obraron, conscientemente: en lugar de abandonar a los inmigrantes a su suerte, para que perecieran de hambre, sed o insolación, los acogieron y alimentaron hasta que la situación se resolvió. Por todo ello el Gobierno de España va a conceder la Medalla del Mérito Civil a los hombres del “Francisco y Catalina” (noticia).

Y ahora viene el dilema que os planteo: el comportamiento de la tripulación, ¿es en realidad merecedor de una medalla? Las medallas se conceden a acciones altruistas que superan el comportamiento normal que se espera de las personas. Nadie nos da una medalla por llamar a los bomberos, como haría cualquier persona normal, pero sí nos la darían por meternos en un edificio en llamas para salvar a un bebé, porque no todo el mundo se arriesgaría a hacerlo. Por lo tanto, este comportamiento se sale de lo normal, es heroico.

Al conceder esta medalla a la tripulación, estamos declarando que su comportamiento se sale de lo normal, de lo esperable en una situación como esa. Entonces, ¿qué era lo normal? ¿Ignorar a todas esas personas y abandonarlas a su trágica suerte? ¿Es eso lo que esperábamos que hiciera la tripulación del “Francisco y Catalina”? Espero vuestras opiniones en los comentarios, pero si la respuesta es “sí”, este mundo cada vez me gusta menos.

Por favor, cancele mi cuenta

27 de July de 2006

Aquí tenéis un vídeo de un tal Vincent Ferrari, que suda la gota gorda para lograr que un teleoperador de America Online dé de baja su contrato de Internet. Está en inglés, pero en el vídeo aparece la transcripción, así que si sabéis algo de este idioma no deberíais tener problemas para entenderlo.

Enlace al vídeo en Youtube.

Vía El Sexo Mola, enlace no recomendado para menores y además NSFW

Una reflexión: Como informa el periodista, al final la empresa pide disculpas a Ferrari y despide al trabajador. Menudos inmorales hijos de p y lo que sigue. Yo he trabajado también vendiendo productos por teléfono y la empresa te obliga a presionar al cliente para que no se dé de baja. Y cuando uno se queja, por supuesto, el perjudicado es el trabajador, que encima queda como el malo de la película. Y es que la cuerda siempre se rompe por el lado más débil.

Iconos de 2001: una odisea espacial

25 de July de 2006

Mi película preferida de todos los tiempos es 2001: una odisea espacial (ya lo he contado antes por aquí). Pues bien, leo hoy en Microsiervos que un tal Mischa McLachlan ha diseñado un conjunto de iconos para ordenador basados en esta genial cinta de Stanley Kubrick. Están disponibles para Windows, MacOS y Linux y no, no hay icono del monolito, por ahora al menos.

Escarabajos

23 de July de 2006

¡Hay más tipos de escarabajos diferentes en un solo árbol tropical que en toda Europa!
[…]
En realidad el descubrimiento de la enorme cantidad de especies que hay en los estratos superiores de los bosques, multiplicó el número de especies que se pensaba que había en total. Y muy particularmente de número de insectos que, después de todo, son los habitantes más abundantes del planeta exceptuando las bacterias. Ya apuntó un famoso naturalista cuando le preguntaron qué pensaba de Dios. La respuesta fue “que tiene una increíble afición por los escarabajos”.

Más en Historias de la ciencia (y aquí el artículo original en catalán).

Baile de letras

22 de July de 2006

El S. XXI es lo que tiene, que bailas un par de letras y estás otra vez en el XIX.

El Manifestómetro.

Productividad

21 de July de 2006

Desde que comencé a escribir este blog, en abril de 2003, hasta ahora, siempre me lo he tomado como una pequeña aventura personal. He ido escribiendo artículos cuando me ha apetecido o cuando he podido, ha habido épocas en que he escrito varios artículos diarios y otras en que no he llegado al artículo semanal. Pero todo lo hacía simplemente por satisfacción personal y por ese puntito narcisista que tienen todos los bloggers y aspirantes a, lo reconozcan o no.

Pero, como sabéis, hace unos meses comencé a escribir en la edición española de Gizmodo de forma profesional, lo que convierte a esto del bloguear en algo totalmente diferente. No puedo escribir cuanto me apetezca ni cuando me apetezca: debo escribir muchos artículos, y debo tener una cierta regularidad y calidad, ya que estos son los tres ingredientes principales que permiten que un blog sea rentable económicamente (además, por supuesto, de que la temática sea interesante para un número importante de personas).

Eso te hace pensar en la productividad, y sobre todo en la eficiencia de tu trabajo. Si eres capaz de hacer el mismo trabajo en menos tiempo, o de hacerlo mejor, estás ahorrando tiempo y ganando dinero, que después de todo son las razones por las que trabajas.

Así que he ido afinando poco a poco la forma de escribir, usando las herramientas necesarias -algunas que ya usaba antes y otras que he ido descubriendo-, y creo que actualmente escribo quizás a un 200% de la velocidad con la que comencé, lo que me permite o bien escribir el doble en el mismo tiempo, o bien escribir lo que escribía antes en la mitad de tiempo. He aquí lo que yo llamo

EL MÉTODO

  • Lo primero de todo, por supuesto, es usar un navegador moderno. Es decir, casi cualquiera que no sea Internet Explorer de Microsoft. Yo, en concreto, uso Firefox, pero creo que Opera puede servir perfectamente. La ventaja de Firefox, sobre todo, es la posibilidad de mejorarlo infinitamente por medio de “extensiones”, plugins que añaden funcionalidades extras. La principal ventaja de estos navegadores es el uso de pestañas (que se verá, por fin, implementado en la próxima versión de Internet Explorer), además de su eficiente bloqueo de la publicidad. Lo de las pestañas es importantísimo, por lo frecuente que es escribir un artículo en un blog, de la temática que sea, manejando varias fuentes. Usando un navegador con pestañas puedes mantener todos los enlaces abiertos e ir leyéndolos cuando lo necesites.

    La extensión más útil para escribir que he encontrado es CoLT (acrónimo de Copy Link Text). Te permite, haciendo clic con el botón derecho sobre un enlace, copiar la ruta del enlace (acceso directo), el texto del enlace, o ambas cosas a la vez. Es una herramienta utilísima cuando citas artículos usando el mismo nombre del artículo original. Te ahorras unos cuantos clics en cada copia-pega.

  • Un gestor de portapapeles. Una parte importantísima de la práctica de escribir en un blog consiste en recopilar y manejar texto y enlaces. Frecuentemente, para escribir un solo artículo tengo que echar mano de tres, cuatro o más enlaces. Una forma de hacer esto es ir a la fuente-> copiar el texto o enlace-> volver al artículo-> pegar el texto o enlace-> volver a ir a la fuente, etc. Con un gestor de portapapeles puedo guardar tantos textos o enlaces como desee, e ir echando mano de ellos a medida que los voy necesitando, con lo que el proceso anterior quedaría en: ir a la fuente-> copiar texto o enlace (las veces que sean necesarias)-> volver al artículo y ponerme a pegar los textos. Es increíble la de tiempo que se ahorra con algo tan sencillo. El programa que yo uso es Yahoo! Widget Engine, que te permite añadir un montón de funcionalidades al escritorio, como relojes, calendarios, previsión del tiempo, visualización del uso de memoria o disco duro, etc. Como lo que yo quiero es ganar tiempo, solamente uso el widget Clipdrop, con el que puedo tener tantos textos y enlaces como quiera en el portapapeles y usarlos cuando me convenga.
  • Un teclado con teclas programables, o al menos con las funciones de cortar, copiar y pegar. Con esto se ahorra una cantidad de tiempo inimaginable. Sin estas teclas, para copiar un texto y pegarlo hemos de hacer lo siguiente: 1) seleccionar el texto con el ratón; 2) hacer clic con el botón derecho; 3) seleccionar la opción “Copiar”; 4) hacer clic con el botón derecho donde queremos pegar el texto; y 5) seleccionar la opción “Pegar”. Con un teclado como el que yo manejo, un ADL de 11 euros, la cosa se reduce a: 1) seleccionar el texto con el ratón; 2) con la otra mano (punto importante) pulsar el botón “Copiar”; 3) hacer clic con el botón izquierdo donde queremos pegar el texto y 4) pulsar el botón “Pegar”. Aunque parezca que sólo hemos reducido un paso, el ahorro de tiempo es mucho mayor.

    Para quienes no dispongan de este tipo de teclado, es muy útil conocer los principales atajos del portapapeles: la combinación de teclas Ctrl+x es equivalente a cortar; Ctrl+c es igual a copiar y Ctrl+v es igual a pegar (en Windows y Linux, ignoro si será algo parecido en MacOS). Pegar un texto con el ratón son dos pasos: 1) hacer clic derecho y 2) seleccionar “Pegar”. Con el teclado también: 1) pulsar Ctrl, y sin soltarla 2) pulsar “v”. ¿Dónde está entonces el ahorro de tiempo? Pues en que normalmente, cuando queremos pegar texto, ya estamos escribiendo, por lo que nos ahorramos levantar las manos del teclado para buscar el ratón.

  • También conviene conocer ciertos atajos del ratón. Por ejemplo, haciendo doble clic izquierdo sobre una palabra (en Windows), ésta queda seleccionada; haciendo triple clic izquierdo, se selecciona toda una línea. Parece poca cosa, pero con todo lo que hemos visto hasta ahora, comparemos dos métodos para copiar una palabra de una web:
    1. Primer método: 1) hacer clic izquierdo sobre el inicio de una palabra y arrastrar el puntero hasta seleccionarla entera; 2) hacer clic derecho encima de la palabra; 3) seleccionar la opción “Copiar”.
    2. Segundo método: 1) hacer doble clic izquierdo sobre una palabra; 2) pulsar el botón “Copiar” del teclado.

    El ahorro de tiempo parece insignificante, pero cuando llevas un par de horas copiando y pegando texto, te aseguro que no lo es tanto.

  • Escritorios virtuales: es una funcionalidad que viene de serie en muchas distribuciones de Linux, y si no me equivoco también en MacOS. Te permite aparentar que tienes varios monitores (aunque sólo puedes ver a la vez uno de ellos). Yo uso el Microsoft Virtual Desktop Manager (.exe), que añade tres escritorios virtuales al que aparece por defecto en Windows XP. Con esto puedes tener en uno de los escritorios el cliente de correo abierto, con lo que te aseguras de que recibes correos en tiempo real pero no te molesta en el escritorio; si quieres, en otro puedes tener un navegador abierto con las fuentes que estés utilizando o con las noticias, en otro un programa de retoque de imágenes, etc.
  • Aumenta el tamaño de letra por defecto en tu navegador. Esto te permitirá localizar texto con más facilidad, y retrasará el cansancio visual.
  • Organízate bien. Mi principal consejo aquí es de mentalidad: si te quedas atascado en una tarea, después del segundo intento pasa a otra y deja el atasco para más tarde. Ya que tienes la creatividad embotada, dedícate a alguna tarea mecánica y así vas avanzando trabajo.

    Por otra parte, también es muy práctico estar centrado en lo que haces. Está bien levantarte y ver unas paginitas porno mirar tu correo, leer un foro, etc., todo ello mientras escuchas la radio, pero a la hora de currar lo mejor es quitarte de en medio todas las distracciones y, como decimos en mi pueblo, estar en lo que estamos. Si estás escribiendo y escuchando la radio al mismo tiempo, ni te vas a enterar de lo de la radio, ni vas a escribir nada decente. Bastante difícil es escribir algo decente sin distracciones…

    Otro consejo: cómprate tapones para los oídos. Si estás leyendo esto en tu idioma materno, con total seguridad eres de un país muy ruidoso, ya sea, España, Argentina, Chile, México o cualquier otro. Esos pequeños cilindros o conos de gomaespuma son un pequeño milagro de la ciencia. No te miento.

  • Hay otras medidas que planeo tomar en un futuro próximo, pero que de momento no he llevado a cabo por motivos fundamentalmente económicos. La primera es comprarme un segundo monitor, con lo que podría tener abierto un navegador en uno de ellos con las fuentes, y en el otro el navegador donde estoy escribiendo. Así me ahorraría el trabajo y el tiempo de estar cambiando constantemente de pestañas. Lo de abrir dos navegadores y redimensionar las ventanas para verlas a la vez, créeme, no es práctico.

    También estoy pensando en hacerme con un MacBook. Casi todos los que trabajan en esto me dicen que es mucho más práctico para trabajar que un sistema basado en Windows, y además parece ser que es un ordenador de una calidad muy buena (aunque, claro, tampoco es barato). La principal ventaja es que tampoco me vería obligado a elegir entre sistemas operativos, dado que en los modelos actuales de ordenadores de Apple es posible tener instalado Windows XP además de MacOS.

Y creo que eso es todo. Si necesitas aumentar tu productividad rápidamente, prueba EL MÉTODO y verás como te va bien. Y si no, ponte a la cola y te devuelvo el dinero.

¿Algún otro truco para aumentar el ritmo y la eficacia de la escritura? ¿Algún programa imprescindible que haya pasado por alto? ¿Algo que opinar? Ya sabes, a los comentarios.

MacBook Pro en Flash

20 de July de 2006

Hace un par de semanas tuve mi primera oportunidad de probar un MacBook y su famoso MacOS, que si bien es realmente vistoso no me ha dejado una impresión clara por no haberlo manejado el tiempo suficiente. Ahora han desarrollado una versión en Flash con la que podéis haceros una idea bastante certera de lo que es manejar este sistema. Para verla necesitaréis tener instalado el plugin Flash, que podéis descargar aquí.

Tontismo

19 de July de 2006

AVISO: este es un artículo bastante largo. Te recomiendo leerlo, pero si no te apetece, en el último párrafo tienes las conclusiones principales.

El Gobierno ha multado a la cadena de supermercados Media Markt por un anuncio sexista (El Pais vía Menéame). Podéis ver el anuncio en esta web, es el segundo de la columna de la izquierda. En él se ven las piernas de una mujer presumiblemente atractiva, y a tres hombres observando desde abajo, y se lee el rótulo: “Un año calentando el ambiente…”.

Investigando un poco la noticia, deduzco que la multa ha sido impuesta en virtud del artículo 26.1 de la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, que dice explícitamente que

1. Ningún medio de comunicación social cuya actividad se encuentre sometida al ámbito competencial de la Comunidad Autónoma de Euskadi puede presentar a las personas como inferiores o superiores en dignidad humana en función de su sexo, ni como meros objetos sexuales. Tampoco se pueden difundir contenidos que justifiquen, banalicen o inciten a la violencia contra las mujeres.

Dejemos a un lado la estupidez de que esa ley sea al parecer aplicable únicamente en el País Vasco. Dudo que la dignidad de las personas, del sexo que sean, tenga mucho que ver con su comunidad autónoma. El mayor problema que tengo con este artículo es que no veo maldad en que las personas sean vistas como objetos sexuales.

Todo viene, a mi parecer, de una vieja doctrina de las grandes religiones que nos dice que el sexo es malo. Y que si el sexo es malo, observar a una persona en su dimensión sexual es degradarla. Y arrastramos desde hace miles de años esa óptica castrada de la vida, en que las personas son las personas menos su sexo, como si el sexo fuese un apéndice molesto y vergonzoso que hay que ocultar, como una especie de pecado original. Paradójicamente, suele suceder, como en este caso, que estados laicos y gobiernos laicistas, como el español, siguen dictando normas y sancionando entes influidas por esta antisexualidad.

Un anuncio puede mostrar la imagen de una persona en una sola de sus dimensiones: laboral, económica, ociosa, cultural, etc. y no pasa nada. De hecho, en las varias entrevistas de trabajo que he sufrido a lo largo de mi vida, he sido tratado siempre como un mero objeto económico-laboral, la cual es una sola de mis múltiples dimensiones, y no ha pasado nada, ni hay una ley que lo impida o que sancione a las empresas por tratar a los aspirantes como ganado.

Aunque cierto tontismo intelectual intente ver la realidad como no es, el hecho es que los hombres tienen un pene y las mujeres una vagina, y en general suele suceder que los penes desean a las vaginas y viceversa. Y además, en un estado que quiere ser moderno, esto no debería ser un problema entre individuos adultos y autónomos.

El anuncio sancionado intenta convencer a los compradores atacando una de sus apetencias fundamentales. Podría haberlo hecho usando el estómago, o el ocio, o la vida cultural, pero lo ha hecho teniendo en cuenta el sexo porque los anunciantes saben que, aunque los biempensantes intenten cambiar esta realidad, el sexo es una de las dimensiones fundamentales de las personas y ocupa un lugar central en la vida de casi todos nosotros.

Los jóvenes salen por las discotecas y van a las playas a diario, y están buscando objetos sexuales: no les interesa una pareja con la que tener una agradable conversación, sino una persona de sexo opuesto -suponiendo que hablamos de heterosexuales- para darse un poco de alegría, ya que la evolución, Dios o el Espagueti Volador nos han dado la bendita y sagrada capacidad de obtener un placer inmenso usando simplemente nuestro cuerpo y el de otra persona. Esto solo les parece mal a dos sectores: la derecha religiosa, y la izquierda laicista. Como siempre, los extremos se tocan.

Estoy muy contento con los avances en la igualdad entre sexos que se han conseguido en los últimos años, soy feminista militante y pienso que nuestra sociedad va a ser mejor cuando se consiga una igualdad real (no la tontería esa de las cuotas, nada de tratar a las mujeres como a discapacitados, sino como tratamos a los hombres), pero a la vista de sentencias como esta me da cada vez más miedo vivir en este país.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho