Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Cosas que uno aprende viendo House

Ars longa, vita brevis

Cosas que uno aprende viendo House

4 de May de 2006

House, M. D.

House es una serie de médicos que está emitiendo Cuatro (aunque yo diría que trata más bien sobre las relaciones humanas). No sé hasta qué punto son fiables las situaciones médicas que se describen, pero es entretenidísima, con unos diálogos realmente trabajados, y un humor ácido e irónico fuera de lo común. Ya he visto la primera temporada completa y más o menos la mitad de la segunda, y en estos capítulos he aprendido varias cosas:

  • Si estás en algún sitio concurrido (el partido de béisbol de tu hijo, una reunión de empresa, etc.) y te empiezas a sentir mal, alguien que está a tu lado de repente sufrirá el ataque de una extraña dolencia.
  • Casi todas las enfermedades rarísimas comienzan pareciendo un catarro, anginas u otra dolencia leve y común.
  • Si entonces te recetan algo para las anginas, no es que no te haga efecto, es que te pones para morirte.
  • Absolutamente todos los síntomas que puede padecer un enfermo se corresponden con el cuadro de algo llamado “lupus”.
  • Tengas lo que tengas, es necesario hacerte una biopsia. Esta prueba se realiza metiéndote por la espalda una aguja gorda hasta la médula espinal, y por la cara que ponen los enfermos (y por las advertencias de Cameron) duele lo que no está escrito.
  • Las jovencitas doctoras macizas se enamoran, antes que de dos atractivos efebos que trabajan con ella (uno blanco y otro negro, para poder elegir), de un señor cojo que las dobla en edad.
  • Los señores cojos de cuarenta y tantos años rechazan a las macizas de veintitantos que se les ponen a tiro.
  • Sé un despiadado hijo de perra, egoísta, insensible y cruel, y todo el mundo te adorará y se partirán la cara por ti… espera, esto no lo he aprendido viendo la serie, lo sabía desde antes…

Bromas aparte, por muchas incongruencias que tenga el guión, por muy absurdas que sean a veces las reacciones de los personajes, por muy repetitivas que sean las tramas y por mucho mal rollo que dé estar viendo una ficción que transcurre dentro de un hospital, esta serie es tan buena que ha logrado que me reconcilie con la televisión. A mi edad, quién me lo iba a decir.

Este post ha sido inspirado por este otro, que analiza la serie desde el punto de vista de la ética hipocrática, o algo así.

8 comentarios en “Cosas que uno aprende viendo House”

  • # Ianus dice:
    4 de May de 2006 a las 15:39

    No te recuerdan estas enumeraciones Elías a algunas de las leyes de Murphy¿? “Si te encuentras bien, tranquilo, se te pasará” y de este tipo¿?

  • # agus dice:
    4 de May de 2006 a las 15:46

    Comparto tu opinión. Yo creo que los guiones son patéticos, pero los diálogos nos gustan mucho porque muestra esa impertinencia mezcla de sinceridad y mala leche que todos queremos liberar en el trabajo. Usan personajes que nos captan de inmediato, ¿a quién no le fascina un médico lisiado, adicto a los calmantes con esa mala leche cínica y sarcástica que además es una eminencia en su curro y que encima, salva vidas?. Todos queremos ser House y nos gusta su cojera como el parche de un pirata.

  • # Elías dice:
    4 de May de 2006 a las 18:59

    Ianus: pues sí, es posible que parte del carácter de House, como el de todo pesimista, se deba al conocimiento de la infalibilidad de las leyes de Murphy.

    agus: ahí le has dado: nos gusta House por ser un pirata. Porque nos gustaría ser como él, pero como es de ficción, y encima tiene talento (dos cualidades que a mí por lo menos me faltan, sobre todo el talento) no se nos tolera un comportamiento igual.

    Por el mismo motivo adoramos a Bender, de Futurama.

    Saludos.

  • # agus dice:
    5 de May de 2006 a las 7:52

    Señor Bender, oyenos, te alabamos, oh señor y besamos tu brillante culo metálico. amen

    Aviso: Mi primer hijo se llamará Bender Juan Froilan de todos los Santos

  • # Sonia Blanco dice:
    8 de May de 2006 a las 13:55

    Pues sí que me estoy perdiendo buenas cosas 😉

  • # La Lengua » Blog Archive » Audición dice:
    14 de May de 2006 a las 17:40

    […] Ya hemos hablado hace unos días de House, esa excelente serie que está emitiendo Cuatro. A los que estéis enganchados puede que os interese este vídeo: la prueba que hizo el actor Hugh Laurie para el personaje del doctor Gregory House. […]

  • # La Lengua » Blog Archive » House deformed dice:
    23 de September de 2006 a las 18:53

    […] Cosas que uno aprende viendo House […]

  • # Manuel dice:
    11 de October de 2006 a las 10:11

    Para mi lo mejor que tiene House, son esos personajes anti-heroes que muestra…

    Esta misma serie en los años 80-90 sería algo como:

    – Médico guapo, culto, caballeroso y con un enorme sentido de la responsabilidad y una ética impresionante, se dedica a sanar a todos los pacientes que pasan por sus manos…
    – Sus ayudantes , todos guapetes, menos uno que sería el contrapunto cómico, seguirían fielmente sus indicaciones, las del maestro, aprendiendo y alabando tanto saber…

    En contra, aquí el médico es un mamonazo de tres al cuarto, que no gusta de ver a los pacientes para tratamientos más comunes, y solo se interesa en los casos más complejos que le puedan suponer un reto profesional…

    Aguanta a los otros tres porque no le queda más remedio, les ridiculiza, les humilla, les insulta y casi nunca les hace caso…

    Es decir… todo lo contrario a esa imagen de chico bueno que estamos acostumbrados a ver en la tele… y eso es lo que más me gusta, que siendo así, House se muestra como un ser humano más… con rencor, débil, envidioso y jodido por estar cojo y tener que llevar un bastón…

    Por lo menos yo, estoy cansado de los protagonistas intachables, cuasi perfectos, que siempre hacen lo correcto…

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho