Ars longa, vita brevis

Hermano mono

30 de April de 2006

Hermano mono

1. El Proyecto Gran Simio pretende incluir a los monos antropoides (esto es, “semejantes al hombre”) en una “comunidad de iguales”. Consecuentemente, está “en contra de la irracionalidad negación (sic) de derechos fundamentales a seres que no son miembros de nuestra propia especie”. Según el DRAE, derechos fundamentales son “Los que, por ser inherentes a la dignidad humana […] suelen ser recogidos por las constituciones modernas”, etc (el subrayado es mío). Lo que nos lleva claramente a la conclusión de que esta organización está, efectivamente, pidiendo derechos humanos para los simios.

Sin embargo, para diferenciar las cosas, parece que no pretenden incluir a chimpancés, gorilas y orangutanes (que por ese orden son nuestros parientes genéticos más cercanos) en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sino más bien que se redacte una carta similar para la protección de los derechos de estas tres especies.

2. No me gusta que se frivolice con el sufrimiento animal. Esto es un inconveniente en un país como España, donde una de las señas de identidad reconocidas universalmente es la tortura de un vacuno durante varios minutos y su posterior muerte para gozo y disfrute de los sentidos del respetable.

No sólo pienso que no es divertido que otro ser sufra, sino que además (en contra de mi admirado Fernando Savater) creo que es inmoral. La moral, en mi humilde opinión, no debe entenderse únicamente como un comercio entre seres humanos, sino también como una actitud desde el ser humano hacia otros seres con los que compartimos ciertas características, como la capacidad de sufrir. Y la ética es necesaria porque somos capaces de sufrir, ¿no? Si no, ¿qué sentido tendría?

Observemos a tres personas:

  • La persona A toma a un perro vivo y le corta las patitas, simplemente como distracción, para liberarse del tedio de no tener nada que hacer. Como quien se fuma un cigarrillo, vamos (según Savater, si lo he entendido, no habría nada inmoral en esto, dado que no hay más que una persona en el acto).
  • La persona B le corta las patitas a un perro vivo y disfruta y se recrea en el dolor del animal, obteniendo a cambio una situación de relativa felicidad al contemplar su sufrimiento (creo que aquí encajaría el público asistente a las corridas de toros, peleas de gallos, fiestas populares donde se tortura a animales, etc.).
  • La persona C siente un malestar psicológico cuando sabe que un animal está sufriendo gratuitamente, y piensa que un animal sólo debe sufrir en aras de un bien mayor, aunque su sufrimiento debería evitarse en medida de lo posible. Por ejemplo, matamos cerdos para comérnoslos, pero no nos recreamos en su dolor. En esta categoría encajan la mayoría de las personas que aprecio y yo mismo.

3. Acabo de decir que a menudo los animales deben sufrir en aras de un bien mayor. ¿Realmente los animales deben hacer algo? ¿Estáis de acuerdo? ¿Si tienen deberes, deben tener derechos? Creo que un ente con obligaciones pero sin derechos (como los esclavos), o con derechos pero sin obligaciones (como los emperadores de la antigua Roma o del Egipto de los faraones) es una aberración. Si consideramos que los animales no tienen deberes, pero seguimos usando de ellos, debemos aceptar nuestra condición de seres de rapiña. No digo que deba hacernos sentir incómodos esta condición, pero en efecto parece que la tenemos.

4. Un bebé nace con una enfermedad psíquica tal que le impide tener mayor capacidad de entendimiento que, digamos, una orca o una cebra. ¿Debe tener derechos humanos? Respuesta, sin ningún género de dudas: sí. Aunque su nacimiento es, digamos, un accidente natural, él no tiene la culpa, y por tanto no hay que privarle de sus derechos.

Un chimpancé nace, accidentalmente también, con el cerebro extraordinariamente desarrollado. A los dos años comienza a comunicarse con sus cuidadores mediante gestos, demostrando una inteligencia casi humana, y su desarrollo no se detiene sino que parece ser similar al de los niños humanos. Finalmente desarrolla pensamientos abstractos, es capaz de oponerse a sus impulsos de forma intelectual, etc., etc., etc. ¿Hay que dotarlo de derechos humanos? Matemáticamente, la respuesta sería “no”, ya que no es humano, y además sus capacidades intelectuales son un accidente. Así que deberíamos ser capaces de torturarlo y matarlo aunque sea capaz de comprender todo lo que le pasa, eso si aceptamos que los animales no pueden ser objeto de derechos.

5. Decía Francisco Umbral en un artículo que España necesita sangre, y que, al no tener una guerra civil a mano, tenemos que conformarnos con las corridas de toros. Yo no creo ser tan nacionalista ni tan determinista.

Aunque, visto desde determinado ángulo, el toreo se considera una fiesta de clases populares, y por tanto hay cierto rechazo de la izquierda a oponerse a la barbarie. Se supone que no querer zolazarse en la tortura a un animal es algo clasista y antiproletario, por eso a menudo han descuidado el debate antitaurino (menuda tontería, pensar que los toros son sólo cosa de las clases humildes es como pensar que la bondad y la educación son patrimonio de los pudientes… en fin, país ignorante).

Bueno.

6. El debate, como podéis comprobar, es mucho más profundo e interesante que la actitud superficial e interesada que han mostrado muchos sectores de nuestra sociedad, desde políticos que, como tales, están simplemente buscando su tajada, hasta la santa iglesia católica, santa dicho con ironía, pasando por todas las plumas privilegiadas que últimamente proliferan como setas por este país. Y no me estoy refiriendo a los blogs, donde, como suele pasar últimamente, están las mejores y más meditadas opiniones.

7. Además, ¿derechos? ¿Es que sirven para algo? Para que cuando un ladrón, un violador, un político corrupto de la costa (de cualquier costa, e incluso del interior) te priven de ellos, alguien diga mientras ve la tele “¡Qué barbaridad, por Dios!” Los derechos son gratuitos. Bah.

3 comentarios en “Hermano mono”

  • # YouY dice:
    1 de May de 2006 a las 10:50

    Bueno bueno… yo sencillamente no se que opinar…
    Me manifiesto totalmente en contra de las corridas de toros así como la tortura gratuita de los animales. No encuentor diversión alguna en ver sufrir a un animal, me parece algo totalmente absurdo.
    No se si la solución está en reconocer unos derechos; los cuales creo que ya tienen: no puedes abandonar a un perro.
    Nose, últimamente no me entero mucho de lo que pasa por el mundo. Estoy inmerso en los estudios pues dentro de nada tendré que ir a la Sectividad. La verdad es que me gustaría tener una opinión más fuerte sobre el tema y no dejar caer pequeñas idea sobre el tema, pero ya dije: no me entero mucho de lo que está pasando. Al igual que no entiendo como intentan reconocer los derechos humanos a los monos. Me parece algo absurdo. Un mono no es un ser humano, es un ser con vida, no lo niego pero no veo punto de comparación con la raza humana.
    Reconocer los derechos humanos a los simios, en mi opinión, es ir demasiado lejos. Salu2

  • # crunch dice:
    9 de May de 2006 a las 11:08

    deberías leer esto
    http://www.sindioses.org/cienciaorigenes/primochimp.html
    La cuestión no es si los monos metrecen derechos humanos, sino si los humanos merecemos derechos humanos; y en cualquier caso, la ética, la moral, el bien y el mal son conceptos humanos que no existen más que porque nos empeñamos en ello. ¿debemos asumir que somos animales y comportarnos como tales? ¿debemos avanzar conscientemente para llegar a ser un día animales inteligentes de verdad?

  • # La Lengua » Blog Archive » Delirio dice:
    14 de May de 2006 a las 11:04

    […] Mandriles con pistola: eso es lo que son. No llegan ni siquiera a grandes simios. ¿Alguien haría caso a lo que tuviese que decir un mandril? No, es una bestia idiota, dicho sea sin ánimo de ofender a nuestros primos lejanos. Pero si el mandril entra en la habitación con una sierra eléctrica, nadie le quitará los ojos de encima, y lo colmarán de atenciones para que no seccione extremidades inocentes. […]

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho