Ars longa, vita brevis

La casa de Los Simpsons (real)

28 de February de 2006

¿Dónde está? En Springfield, Nevada. Han montado la casa de la famosa serie de dibujos animados Los Simpsons a escala real, respetando formas, proporciones, y, lo más importante, los colores:

Cocina

El mismo Matt Groening, creador de los personajes, ha bendecido la réplica, así que debe de estar bien hecha. No os podéis perder las panorámicas de 360º, son verdaderamente impresionantes (para verlas necesitaréis Quicktime).

Keynote de Apple, hoy

Como supongo que muchos sabéis, esta tarde hay una de esas famosas keynotes de Apple, es decir, un acto donde se van a presentar, presumiblemente, nuevos productos. ¿Qué será? ¿Un nuevo iPod? ¿Nuevos ordenadores con procesadores Intel?

Nadie lo sabe aún, pero en este enlace descubriréis un montón de apuestas de los lectores, algunas realmente interesantes: desde nuevos iPods con vídeo de formato panorámico, hasta agendas electrónicas, pasando por todo tipo de extraños accesorios como un cubo de Rubik. ¿Predicciones?

Actualización: Aparte de una nueva versión más potente de su Mac Mini, han presentado un altavoz que tiene buena pinta (aunque ya puede sonar bien, por ese precio) y una funda de cuero para el iPod por 99 euros. Sí. 99 euros. Once veces más de lo que me costó mi funda de cuero para el iPod por 9 euros.

:)

Derechos y lenguas

27 de February de 2006

Ha surgido una iniciativa para que se reconozca en el nuevo Estatut de Cataluña que las dos lenguas propias de dicha comunidad son el castellano y el catalán, y que por lo tanto se debe garantizar que todos los ciudadanos puedan ser educados y atendidos en ambas lenguas por igual.

No es una tontería de firmas como las que últimamente se promueven desde muchos sectores; es una recogida de firmas en toda regla que llegará al Congreso.

Creo que se trata de una propuesta muy sensata y conciliadora. Si os parece bien, ya sabéis, a firmar se ha dicho.

Vía Bye Bye Spain.

El Principito

El Principito

Supongo que todos los que estéis leyendo esto os habréis leído el libro cuando erais niños. Es la obra que hizo inmortal a Antoine de Saint-Exupéry, un aviador francés que en 1944, en plena misión de reconocimiento -casi toda Europa andaba metida hasta las rodillas en la II Guerra Mundial-, desapareció sin dejar rastro en el mar Mediterráneo. Recientemente se han encontrado lo que podrían ser restos de su avión e incluso parte de los efectos personales que portaba cuando desapareció, pero todos los que hayan leído El Principito preferirán, sin duda, pensar que de algún modo el bueno de Antoine encontró la forma de regresar a su planeta.

He comprobado que El Principito es un buen libro: se puede leer a distintas edades, como pasa con todos los buenos libros y, lo que ya es más inusual, se lee casi de la misma forma. No es como leer a Poe con doce años, con dieciocho y con treinta (como comentábamos hace unos días). Leer El Principito a cualquier edad es volver a tener ocho o diez años y volver a quedarse uno perplejo con la triste historia de amor entre un niño y una flor. Y comprenderéis que, a medida que uno está más y más lejos de los ocho o diez años, poder volver atrás es un lujo al que es muy difícil resistirse.

Si no has leído este libro o quieres releerlo en breve (lo puedes leer entero aquí), te recomiendo saltarte la siguiente cita.

Me tomó de la mano. Pero siguió atormentándose:
-Has hecho mal. Vas a sufrir. Parecerá que me he muerto y no será verdad…
Yo callaba.
-Comprendes. Es demasiado lejos. No puedo llevar mi cuerpo allí. Es demasiado pesado.
Yo callaba.
-Pero será como una vieja corteza abandonada. No son tristes las viejas cortezas.
Yo callaba.
Se descorazonó un poco. Pero hizo aún un esfuerzo:
-¿Sabes?, será agradable. Yo también miraré las estrellas. Todas las estrellas serán pozos con una roldana enmohecida. Todas las estrellas me darán de beber…
Yo callaba.
-¡Será tan divertido!… Tendrás quinientos millones de cascabeles y tendrás quinientos millones de fuentes…
Pero también calló, porque lloraba…

Ilusiones ópticas

26 de February de 2006

Es muy interesante observar cómo se puede crear un estado de opinión simplemente con imágenes, sin decir nada. A pesar de que sabemos que la vista es uno de los sentidos más fácilmente manipulables, seguimos inconscientemente aferrados a la idea de que nuestros ojos no nos pueden engañar.

Se suele decir: “si no lo veo, no lo creo”. Y basándose en ese estúpido dicho se han cometido los mayores timos de la historia. El timo de la estampita. El timo de las imágenes trucadas de la Unión Soviética, con esas fantásticas fotos en donde aparecían y desaparecían como por ensalmo los camaradas según soplara el viento en el Kremlin. Seguramente esto está motivado por el hecho de que nuestra especie, en su evolución, ha ido perdiendo parte de la utilidad del sentido del oído y del olfato, en favor de un desarrolladísimo sentido de la vista.

Cuando surgió la nefasta moda de colorear los clásicos del cine en blanco y negro, usaron un burdo truco para que la gente pensara que el color mejoraba la imagen: oscurecían el fotograma original y lo ponían al lado del fotograma coloreado, y claro, se veía mucho más y mucho mejor la imagen coloreada (aunque los colores fueran un crimen per se). Cuando uno ve una fotografía, una película, un programa de televisión, tiende a olvidar que no está viendo un referente (es decir, un objeto real) ante sus ojos; está viendo un signo, esto es, algo que sustituye a la realidad, no la realidad. La fotografía o el fotograma que vemos ha pasado por una serie de filtros. Como mínimo, el ojo del fotógrafo, con todos sus prejuicios. Como no conocemos la imagen real (el referente, la cosa), entonces para nosotros la realidad es la realidad más el barniz de sus prejuicios aplicado por el fotógrafo. Cuando vemos una puerta barnizada, somos incapaces de imaginar con total certeza el color original de la madera. Pues cuando vemos una fotografía, lo mismo: somos incapaces de saber qué imagen real había debajo del prejuicio.

Esto es muy bueno para el arte. Un fotógrafo manipula la realidad y convierte un objeto cotidiano en un extraño ser salido de una pesadilla. Estupendo (véase el post anterior). Después de todo el arte es en parte opinión, y la opinión de cada cual es libre.

Sin embargo, cuando se pretende informar, hay que tener cuidado con el barniz que se aplica. Hemos de buscar una resina cuyo color se aproxime lo máximo posible al de la madera, ya que lo deseable sería que el destinatario de la información se hiciese una idea fidedigna de la realidad de la que se informa. Ya que no puede conocer el objeto de primera mano, el informado merece que el informante sea una persona de confianza, no un trilero que le estafe y se meta en el bolsillo su derecho a una información veraz, cobrándole además el precio del periódico.

– – –

Ayer hubo una multitudinaria manifestación en Madrid en contra de la política antiterrorista del Gobierno. Fue multitudinaria, esto no es una opinión: una multitud pueden ser 500 personas ó 500.000. No digo que tengan razón ni que dejen de tenerla, ese no es el motivo de este artículo, y además seguro que Malaprensa nos desvela la cifra más realista en uno de sus magistrales artículos.

El diario en línea El Plural (más irónico el nombre, imposible, cuando en la misma portada se define como “progresista”) publica una fotografía donde se aprecia al ex presidente del gobierno Aznar riéndose a carcajada limpia. El otrora respetable diario El País la reproduce, pero no contento con el encuadre original, aplica un zum hasta dejar la imagen así:

Aznar ríe

Si os fijáis, veréis que se reduce la imagen a la presencia de dos caras. Una, compungida, tal vez se insinúa que es una víctima del terrorismo, presente en la manifestación, por su semblante triste (aunque posiblemente sea un guardaespaldas). La otra, la de Aznar, un hombre de risa nada fotogénica, de hecho un hombre que raramente se ríe, pero a quien se ha pillado in fraganti partiéndose el pecho en una manifestación de tema tan oneroso como las víctimas de la barbarie etarra. ¿De qué se ríe Aznar? Eso parece preguntarnos la fotografía. Y la respuesta ya está programada: está manipulando a las víctimas. Mientras las víctimas están expresando su dolor, él se está sirviendo de ellas e incluso tiene la desfachatez de reírse en sus caras.

El Mundo, por ejemplo, suele usar la misma técnica, aunque más en su versión impresa que en la web. Sin embargo, si queréis un ejemplo similar, mirad esta noticia y la foto que la acompaña.

Lo que más triste me parece de todo esto no es que los medios de comunicación manipulen, lo cual ha sido una constante desde que se crearon. Después de todo, los medios están dirigidos por personas, y las personas acuden normalmente a sus intereses. Lo más triste, decía, es que los consumidores de uno y otro medio tragan la manipulación sin masticar. El lector medio de El País o de Escolar.net encuentra en la imagen de Aznar la confirmación de que el ex presidente no es más que un chabacano manipulador de víctimas. Su opinión ya está formada por años de manipulación, la foto es simplemente un refuerzo. Se puede imaginar a Aznar con la boca así de abierta durante todo el recorrido de la manifestación, con el agua de la lluvia llenándole la boca, carcajeándose mientras sus útiles víctimas lloran. Al mismo tiempo, el lector acrítico de El Mundo (o el lector medio de Elzapatazo.com, por ejemplo) asume que el ministro Montilla se está riendo de todos los currantes que le pagan una hipoteca a La Caixa mientras él se llena los bolsillos de millones de pesetas.

El consumidor español de medios de comunicación cree estar comprando periódicos, cuando lo que compra es una revista de su club de fútbol llena de caricaturas de los jugadores del equipo rival. Todo por la causa de la polarización. Todo para convertirnos en ratitas que ante determinado estímulo ofrecemos siempre determinada respuesta. No debemos dejar que los periódicos nos programen. Debemos ser críticos con ellos.

Si compramos un periódico para asumir todo lo que diga como si fuese un credo, entonces estamos perdidos. Es como pagar a un asesor financiero que nos diga siempre que nuestras cuentas estén saneadas, aunque nos estemos arruinando. Cuando entremos en bancarrota, ya no tendrá remedio. Y además el asesor financiero se lavará las manos.

Esto no es una pipa

pipa

El fotógrafo Chema Madoz tiene en su web una fascinante colección de fotografías de aire surrealista, que recuerdan, sí, entre otros, al genial Magritte. No os la perdáis.

Y pido perdón por el título de este post, pero reconoceréis que me lo ha puesto en bandeja.

Vía Por La Boca Muere El Pez.

When 2 R in love

25 de February de 2006

When 2 R in love
their bodies shiver at the mere contemplation
of penetration.

Hoy, en Canciones Bonitas, When 2 R in love, de Prince.

Escáner LEGO

Una de las muchas cosas de las que no conozco nada, y de las que más me arrepiento de no conocer, es el mundo de los juguetes LEGO. Por lo visto con las piezas de este invento se puede hacer de todo. De-to-do. Ya he visto una base (o dock) para una Nintendo DS, una máquina que resuelve el cubo de Rubik, robots, etc. Pero esto casi desafía las tragaderas del más pintado: una artefacto que, en combinación con un escáner y un ordenador, digitaliza todas las páginas de un libro. Es decir, que lo echas a andar, y te digitaliza una página, pasa a la siguiente, la digitaliza, y así hasta que se acaba el libro. ¿Qué no terminarán haciendo con LEGO?

Vía Xataka.

El 23-F, reflexión y recuerdos

23 de February de 2006

No soy monárquico, vaya eso por delante. Para mí el Rey es un señor como yo, pero bastante más alto, que ha tenido la fortuna -buena o mala, sólo él lo sabe, aunque yo desde luego no le envidio- de ser el Jefe del Estado en este país debido a su apellido. Nada más y nada menos. Le dan unas funciones y él las cumple.

Pero tiene gracia que se cambie el texto institucional que se ha leído hoy en el Parlamento para quitar importancia a su intervención contra el fallido golpe de estado de Tejero. Y para hacer hincapié en el valioso comportamiento de otras instituciones, como los partidos políticos.

Como si hubiesen sido los diputados los que le hubiesen plantado cara a los golpistas, y el Rey el que se escondía debajo de la mesa.

Cosas veredes, amigo Sancho.

– – –

El 23 de febrero de 1981 yo acababa de cumplir 6 años (os recuerdo que cumplí 31 la semana pasada). Recuerdo que mi madre nos llamó a mi hermano y a mí, que jugábamos detrás de casa, para que subiésemos corriendo, aunque logró que no notásemos nada de nerviosismo en su voz.

Delante de mi portal estaba mi vecino de arriba, guardia civil retirado, que había desempolvado su uniforme -tricornio incluido- y esperaba, supongo que él mismo no sabía qué, con la mirada nerviosa. “Sube corriendo pa’ la casa, Elías”.

Todos los demás recuerdos que tengo son posteriores, de haber visto el asunto por televisión. Es una pena haber vivido un momento tan emocionante sin enterarse de nada. Supongo.

Presunto machismo

El horno femenino es la obsesión del hombre, pero le sale cada mes un líquido que no a todos nos gusta. Decía la sexóloga Shere Hite que hacer el amor durante la regla “puede ser una experiencia feliz”. Nada tan sublime como todo dentro sin miedo al paquete. Lástima que el orgasmo dure segundos. El problema es que entras limpio y sales de color sangre o rosado. El escrupuloso no entra con el semáforo rojo y otros esperan que cambie de color para entrar, porque saben que la sangre se va con agua y jabón. Fenómeno natural no criticable, pese a no tener el aroma del espliego. Si la mujer, según Hite, tiene más ganas durante la rojez y puede ser una experiencia, sólo hay que hacer la prueba. Un consejo: los maduros que la hagan pronto, antes de que la fuente se seque o que los gusanos asalten el horno femenino. Que no somos nada.

(Un Pere Piqué en una carta al director de El Periódico de Catalunya.)

Por favor, evitad juzgar este texto por su calidad o su dudoso gusto, en lo que seguramente estaremos todos de acuerdo (es decir, en la falta de ambos). Pero ¿veis que esta carta sea machista? Yo creo que no, pero se ha liado una buena discusión a cuenta de ello.

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho