Warning: Use of undefined constant get_magic_quotes_gpc - assumed 'get_magic_quotes_gpc' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/cforms/lib_functions.php on line 339

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/lalen2/public_html/images/cassette01.jpg(1) : eval()'d code(83) : eval()'d code(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code:1) in /home/lalen2/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
La Lengua » Decadencia

Ars longa, vita brevis

Decadencia

30 de November de 2005

Ayer estuve estudiando por la tarde en una Biblioteca.

En mi mesa había dos pequeñas ciervas de 16 ó 17 años que ocupaban su tiempo en hablar en voz baja sobre chicos y cotilleos, con breves pausas para mirar con ojos hastiados sus apuntes.

Miré un momento a los apuntes y vi “GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER”. Pensé que me gustaría tener como única obligación en el día leer sobre Bécquer. Joder qué maravilla. Sin embargo la chica miró el folio de Bécquer con asco durante un minuto y luego pasó a algo de Química, también con asco.

En mi mente se formó la imagen de la misma chica leyendo con emoción la vida de Bécquer, y alternándola con la lectura apasionada de las Rimas, quizás en un libro manoseado y con alguna lágrima incorporada traído de su casa, y con dedicatoria de su padre cuando era joven a su madre. Me imaginé a la chica leyendo eso de:

Yo sé que hay fuegos fatuos que en la noche
llevan al caminante a perecer:
yo me siento arrastrado por tus ojos,
pero adónde me arrastran no lo sé.

En definitiva, me imaginé que vivía en otra época o en otro país, no en esta cuadra inmunda de embrutecimiento y vulgaridad en que se ha convertido España.

¡Qué pena ver a una chica hablando de amoríos de Seat León y de patéticos cerillitos con sensibilidad de diyéi mientras se pierde algo tan bello como los poemas de Bécquer que han hecho estremecerse generaciones de chicas jóvenes como ella en el pasado!

Seguro que si le preguntas a la tía bruta, te dice que se considera romántica. Posiblemente su romanticismo consiste en ver Pasión de Gavilanes y hacerse un dedo después.

Estoy hasta las pelotas.

Texto original de Rodolfo. Nada que añadir.

11 comentarios en “Decadencia”

  • # Rodolfo dice:
    30 de November de 2005 a las 22:17

    Gracias por publicarlo. Es todo un honor aparecer aquí y que me lean tus visitantes.
    La preposición que se me pasó por la premura del cíber era la “a” en “estremecerse a generaciones…” ¿no?
    Un abrazo y un saludo a los lectores de este blog.

  • # Estepaisano dice:
    30 de November de 2005 a las 22:57

    Pues yo creo que el dedo se lo hacen con “El cuerpo del deseo”, salvo las protobardemes que se lo hacen con “Amar en tiempos revueltos”.

  • # luis dice:
    30 de November de 2005 a las 23:17

    Mi impresión es que nunca hubo una edad de oro y siempre ha habido de qué quejarse. Los tipos cambian, pero no creo que las cosas sean significativamente diferentes, salvo la oportunidad desaprovechada que no existía antes.

  • # Elías Gómez dice:
    1 de December de 2005 a las 0:17

    En mi opinión personal -e incluso profesional-, no es incorrecto omitir la preposición ahí, Rodolfo. La preposición “a” se usa para los complementos directos de persona, pero esta regla, como muchas del lenguaje, es bastante flexible. Por ejemplo, podemos decir “Necesito un médico”, omitiendo la prep., y también podemos usarla con animales: “¿Has visto a mi perro hacerse el muerto?”

    En el caso de este post, si bien las generaciones a las que te refieres son lógicamente generaciones de personas, el sustantivo “generación” no es necesariamente humano.

    Además, hay una buena teoría que enunció -si la memoria no me falla- el lingüista Noam Chomsky (agitador social por más señas): “La norma es lo que los hablantes perciben como correcto”. Así que ya está. A mí me suena bien con o sin preposición. Y, aunque hubiese tenido algún fallo, de todas maneras no habría cambiado una coma.

    Luis entronca este artículo con otro de los grandes: Manrique, cuando escribía

    Cuán presto se va el plazer,
    cómo, después de acordado,
    da dolor,
    cómo a nuestro parescer
    cualquiera tiempo passado
    fue mejor.

    Saludos.

  • # Vailima dice:
    1 de December de 2005 a las 8:27

    ¡qué me vais a decir a mí, madre de un embrutecido hijo adolescente que no entiende para qué su padre y yo leemos tanto, no entiende porqué tenemos libros en las estanterías cuando podíamos tenerlas llenas de balones de fútbol y que odia todo lo relacionado con la literatura hasta cotas insospechadas…!
    Mi esperanza está ahora en mi J. de 9 años, más sensible que el otro gañán y que además pregunta o consulta el diccionario cuando no entiende una palabra del texto.
    No obstante os diré, que tiparrajos y tiparrajas de este pelo los ha habido siempre, porque el bicho raro era su madre que le gustaba hacer trabajos sobre el Mío Cid. Yo ya me conformo con que sean buenas personas y sobre todo felices. Cuando quieran un libro ya acudirán a casa.

  • # salpy dice:
    2 de December de 2005 a las 16:21

    Estoy de acuerdo con algunas cosas de las que has dicho, pero no con todas, o mejor….no estoy de acuerdo en que el ejemplo único que hayas puesto sea el de las chicas.
    A mi me encanta oír las conversaciones que tienen, mi sobrino y sus amigos (entre los 21 y 25 años) o las conversaciones del hijo de un amigo (33 años) o de mis hijos (entre 15 y 12 años) , en fin…las conversaciones que mantienen gran parte de la gente joven que tengo a mi alrededor, en las cuales la estrella es el World craff (o como se escriba) o cualquier otro juego, jamás ha salido en ellas Bécquer, Saramago, Cortazar, o cualquier otro escritor o poeta, y si por casualidad dejan de hablar de juegos, la estrella de la conversación pasara a ser los coches.
    Todo muy educativo y enriquecedor para el espíritu.
    De que queremos que hablen las chicas de hoy? De poesía? Y menos y esa poesía es una obligación impuesta por el profe de turno, no hay nada mejor que imponer una cosa para que no se haga, y menos la edad de 16 o 17 años, plena edad de rebeldía y en la que en lo único que se piensa es el chico que se sienta al lado tuyo, o en lo bueno que esta el que sale con alguna compañera.
    La verdad no me imagino a dos chicas o chicos hablando de la ultima novela que ha salido al mercado, o del ultimo premio planeta, e incluso creo que ninguno de los que aquí hemos expuesto nuestra opinión lo hayamos hecho alguna vez, esas conversaciones vienen con la edad (en algunos) cuando la época de presumir del ultimo ligue a pasado a mejor historia.
    Es verdad que en mundo, no solo este país, se esta embruteciendo, pero aquí, en esta pagina, tenemos un ejemplo, en este articulo se lee lo triste que es ver a dos chicas poco románticas, hablando de cotilleos y chicos en vez de prestarle atención a Bécquer y un par de artículos mas arriba se puede leer “Creo que vais a ver poca actividad en este blog los próximos días”. Referido a un videojuego.
    Y me pregunto; ¿Qué es lo que embrutece, el no leer a Bécquer o el sentarse frente a una pantalla a jugar?
    O es que vamos a dejar el peso del romanticismo en las chicas y a los chicos le dejamos las charlas de cotilleos, de chicas y fútbol?
    No critiquemos a uno de los dos sexos.

  • # ´Darío dice:
    2 de December de 2005 a las 16:28

    A veces pienso que muchos al crecer olvidan que una vez… en el tiempo también hicieron todas esas cosas que van criticando. Debemos -antes de abrir la boca- pensar que no deseábamos estar estudiando una asignación escolar, menos estudiar en una biblioteca cuando podíamos irnos de parranda con los amigos y amigas a la playa, disfrutar del aire libre y hacer, precisamente lo que los mayores prohibían, creyéndonos dueños absolutos de la verdad y los derechos.
    Cuando se lanza un tipo de comentario o escrito de esta índole, antes meditemos para ver las cosas más objetivamente, y no ser tan estrictos y avasallador, cuando ambos sexos, toda la vida, han hecho lo mismo, sólo que hoy día los derechos, por decirlo de alguna manera, son más amplios. La época de andar con el librito de poemas bajo el brazo -si alguna vez existió- ha quedado atrás y sinceramente debió ser aburridísimo tener amigos o amigas que solamente estuvieran hablando de un poema de Gustavo Adolfo Bécquer o de Machado o de otro cualquiera cuando nuestro cuerpo nos pedía soñar y lanzarnos a realizar aquellas cosas que desconocíamos, explorar el cuerpo, mirar una chica, soñar con ella… o no lo hizo quien escribió el artículo? Tampoco se escriben ya esos poemas tan cargados y rebuscados de rimas untadas de cebolla para hacernos llorar. El tiempo pasa y las cosas varían, se tranforman y todos pasamos por esa etapa del “No me importa nada”.
    Hoy hay otras cosas que preocupan más -aunque esta también es preocupante- como es el tiempo que se pierde ante una Pc jugando todo el día sin compartir o conocer otras personas, cayendo en una soledad que se descubrirá cuando veamos que hemos perdido la vida sin llevarnos un caramelo robado a la boca, una malda hecha a un amigo o escribir esas notas dejadas sobre el pupitre de la chica que amamos, simplemente porque a nadie realmente conocemos.

  • # salpy dice:
    2 de December de 2005 a las 16:28

    Por cierto,se me olvidaba….me encanta que las llames ciervas, se nota el respeto…

  • # Elías Gómez dice:
    2 de December de 2005 a las 22:51

    Bueno, en primer lugar, no veo que Rodolfo falte el respeto a nadie, ni que se limite a criticar al género femenino; parte de una anécdota para llegar a una conclusión general. Es un recurso muy empleado por cualquiera que escriba (yo diría incluso que por cualquiera que hable).

    En fin, la literatura siempre ha tenido la facultad de atrapar a las personas sensibles. Que alguien no se emocione con los versos de Bécquer me parece relativamente grave en términos de salud mental (sí, exagero un poco a cosa hecha).

    Y, por otro lado, ¿qué tiene que ver el embrutecimiento con los videojuegos? Es un entretenimiento intrascendente que no hace daño a nadie ni molesta al que está al lado. Y además -en el caso concreto del juego comentado- es la capacidad de apreciar un trabajo excelente de programación, diseño y lo que llaman “jugabilidad”. Creo que ahí te has colado, amigo. Todas las opiniones, por supuesto, son bienvenidas 🙂

    Un saludo.

  • # salpy dice:
    3 de December de 2005 a las 0:17

    Amiga, querido amigo, soy amiga.
    Me he pasado? posiblemente, libertad de escritora.
    Y respecto al embrutecimiento…pues te diré, que si. En parte se ha perdido, por lo menos entre los adolescentes, la sana costumbre de leer en favor de pasarse unas horas delante del ordenador pendiente de un juego, y francamente, dudo que los juegos, por mucha jugabilidad y buenos gráficos que tenga, aporten algo al crecimiento como persona.
    Vale que los que son on-line también tienen algo de relación social, no digo que no, pero nada que ver con el salir con los amigos un domingo al cine y hablar de esas cosas intrascendentes como son chicas, o el ultimo modelo de auto que ha salido al mercado (lo digo por que a mi alrededor tengo algunos ejemplos de chicos que se pasan el fin de semana frente al ordenador con la novia al lado viendo como juega).
    Pero en fin….esto es solo una opinión muy personal.

    Y bueno, para terminar, referirse a las chicas como ciervos….no me parece muy respetuoso, o quizás es que soy de la vieja escuela?

    Un saludo

  • # Elías Gómez dice:
    3 de December de 2005 a las 4:33

    Mil perdones por confundirte con un hombre 🙂

    El caso es que los videojuegos no necesitan aportar nada más. Diversión y alguna que otra habilidad reforzada, como la atención, los reflejos e incluso el inglés. Hay tantas cosas que no aportan nada aparte de bienestar. Una puesta de sol, sin ir más lejos.

    Ojo, nunca propondré que se sustituya un buen libro por un videojuego, pero yo al menos soy capaz de compatibilizar ambos placeres.

    Saludos varios.

Escribe un comentario

Hay que comer

Archivos

Búsqueda

La Lengua en tu mail

Tu dirección de email:

FeedBlitz

Video

Más vídeos aquí

Fotos

www.flickr.com
Elementos de Elias.gomez Ir a la galería de Elias.gomez

Estadisticas


Ver estadísticas

La Lengua se publica con Wordpress | RSS de las entradas y de los comentarios | Diseño web: Dodepecho