La Lengua

Dura lex, sed lex

2/28/2005

Koba el Temible

Este ensayo de Martin Amis tiene un subtítulo: La risa y los Veinte Millones. Si he entendido bien, los Veinte Millones era una forma eufemística que los ciudadanos de la extinta URSS usaban para referirse a la época del terror de la Revolución de Octubre. Todas las revoluciones tienen su fase de terror (no recuerdo quién dijo esta gran verdad; he de echar un vistazo a mi libro de citas), y fijémonos en Robiesperre y en Castro para darnos cuenta de que es así.

Dos hechos llaman la atención fundamentalmente del terror rojo de Iosif Stalin:

a) Era el terror por el terror; da la impresión de que pasó de ser un instrumento político a convertirse en un fin en sí mismo, un fin sin un objetivo claro. Los niños denunciaban a sus padres (que eran fusilados más tarde). Los hombres denunciaban a sus hermanos (que eran fusilados más tarde). Las mujeres denunciaban a sus maridos (que eran fusilados más tarde).

Los interrogadores de la Checa torturaban a los detenidos para sacarles la confesión que hiciera falta (después eran fusilados). Nuevos interrogadores interrogaban a los antiguos interrogadores (que después eran fusilados). En cierta ocasión fueron a detener a un gran jefe de la Checa, el cual, cuando le comunicaron la orden de detención, preguntó: "¿Dónde está la confesión que tengo que firmar?" Habiendo sido jefe de la Checa, sabía que acabaría confesando que el sol sale por el Norte, y que después lo fusilarían. Trataba de ahorrarse el suplicio de un interrogatorio que conocía demasiado bien.

La Checa detuvo a un niño de diez o doce años y tras un interrogatorio que duró días, confesó que era un espía a sueldo de los nazis (el niño fue más tarde fusilado. Era judío). Como dice Amis,

[...] porque la tortura, al margen de sus restantes aplicaciones, formaba parte de la guerra de Stalin contra la verdad. No torturaba para obligar a revelar un hecho, sino para obligar a ser cómplice de una ficción.


En una prisión encerraron a detenidos políticos acusados de terrorismo. En el espacio para un hombre embutían a veinte. Estaban tan hacinados, que cuando alguno fallecía, quedaba en posición vertical, ya que no había sitio para caer al suelo y el cadáver quedaba apretado entre los cuerpos de sus compañeros.

b) La relativa comprensión de Occidente ante el terror de Stalin. Se cuenta en el libro que con seguridad las víctimas del terror doblan los famosos Veinte Millones, y con probabilidad los triplican (con que hubiesen sido la mitad, ya sería numéricamente más horrible que el Holocausto). Pero a nadie se le ocurre comparar a Stalin con Hitler. A pocas personas decentes se les ocurre hacer un chiste sobre el Holocausto. O sobre la vida en Auschwitz. Sin embargo, hemos oído miles de chistes sobre las colas de racionamiento en la URSS y sobre la falta de libertad en la dictadura soviética.

Europeo: ¿Qué tal se vive en la URSS?
Soviético: Pues... no nos podemos quejar.
Europeo: Ah, entonces, ¿se vive bien?
Soviético: No, no, es que no nos podemos quejar.


Nos solemos reír con los chistes sobre la URSS. Ahí está la risa, y ahí están también los Veinte Millones (o los Cuarenta, o los Sesenta Millones). En el mismo sitio.

Amis aventura una posible justificación de la diferencia de opiniones existente en Europa sobre Hitler y Stalin:

Todo el mundo ha oído hablar de Auschwitz y Belsen. Nadie sabe nada de Vorkutá ni de Solovetski(1).
Todo el mundo ha oído hablar de Himmler y Eichmann. Nadie sabe nada de Yeyov ni de Dzeryinski(2).
Todo el mundo ha oído hablar de los 6 millones del Holocausto. Nadie sabe nada de los 6 millones del Terror del Hambre(3).


Yo tengo una posible explicación bastante más sencilla. Hitler perdió una guerra. Stalin la ganó.

1: Dos de los peores campos de trabajo (gulags) de la URSS. Ser condenado a un gulag era de facto una condena a muerte de hambre, frío y enfermedad.
2: Dos de los agentes políticos soviéticos más despiadados.
3: Una de las fases del Terror de Stalin consistió en matar de hambre al campesinado bajo su yugo. Los campesinos eran kulaki en potencia. Una vez (o cientos de miles de veces) un campesino en los huesos robó un puñado de trigo. Lo fusilaron por terrorista. Su mujer y sus hijos fueron enviados al gulag.

13 Comments:

  • At 2/28/2005 01:20:00 PM , Blogger erre said...

    En algún sitio leí una especie de lista con los mayores genocidas de la historia. Supongo que es feo comparar número de muertos para ver un ranking, pero el caso es que el primero era Mao, después iba Stalin y, rezagado por varios millones, Hitler. Curiosamente, todavía hay gente que justifica el comunismo...

     
  • At 2/28/2005 01:39:00 PM , Blogger erre said...

    En algún sitio leí una especie de lista con los mayores genocidas de la historia. Supongo que es feo comparar número de muertos para ver un ranking, pero el caso es que el primero era Mao, después iba Stalin y, rezagado por varios millones, Hitler. Curiosamente, todavía hay gente que justifica el comunismo...

     
  • At 2/28/2005 01:40:00 PM , Blogger erre said...

    Siento la repetición, tengo la conexión un poco mal. Borra si quieres éste comentario y el anterior.

     
  • At 2/28/2005 01:49:00 PM , Blogger Elías said...

    No molesta. Si quieres los dejamos ahí como un homenaje al curioso sistema de comentarios de Blogger :)

    Un saludo.

     
  • At 2/28/2005 05:20:00 PM , Blogger Luis said...

    Existe esa tendencia, tendenciosa y siempre alimentada, de asumir que comunismo, y lo que hubo en Rusia, China, y sobre todo el salvaje de Stalin ,son la misma cosa, o siquiera algo parecido. Comunismo no ha habido nunca, en ningún sitio ni en ningún momento, ni el mismo Marx supo nunca cómo llevar a la práctica el comunismo.

    El imperio ruso no era tampoco un lugar de libertades y vida regalada, ni siquiera de necesidades mínimas cubiertas, salvo para los zares y algunos nobles. El régimen bolchevique no cambió eso, se cumplió la aseveración Kantiana: sustituyó unos prejucios por otros, y dentro de los prejuicios, el poder se dirimió por golpe de estado interno y no por consejo. ¿Qué se podía esperar?

    La acusación como práctica tal como se describe ya era habitual en los tiempos del Zarismo (vid. Tolstoi, Gorki, etc), con penas no menores, con suerte una leva de 20 años sería lo mínimo (y la ruina para la famila, completamente desprotegida).

    Total, un chollo nacer en Rusia durante el último mileno.

     
  • At 3/04/2005 05:45:00 PM , Blogger Reset Reboot said...

    Bueno, la de cosas que no nos hemos enterado, de las que nos enteraremos y de las que nunca nos llegaremos a enterar.

    Estoy de acuerdo en lo que dice Luis, creo que el propio Marx lo bautizó utópico.

    Incluso los E.E.U.U. tienen su historia de campos de concentración, de matanzas de indios (ellos que van de libertadores y defensores del bien).

    Nosotros cargamos con la desaparición de miles de mayas y aztecas...

    La lista es interminable, a lo que la úncia respuesta nos la da ese señor que escribió una historia de un anillo de gran poder: El poder corrompe, siempre.

    Y me quedo también con esa frase de un extraterrestre a una mujer en "Xenogénesis" (libro de ciencia ficción): "Tenéis dos características que por si solas os hubieran hecho triunfar, pero juntas resultan un desastre: la inteligencia y la jerarquización. Vosotros habéis puesto vuestra inteligencia al servicio de la jerarquia"

     
  • At 3/31/2005 01:38:00 PM , Anonymous Anonymous said...

    Se habla de un comunismo o se habla de un Stalin que gano de una guerra con la ayuda de un Estados Unidos. Que con el pensamiento de que si es un hijo de puta , Pero.. si es nuestro hijo de puta no hay que preocuparse...(Otros Ejemplitos son Noriega,Ben Laden y mil Etc )mas. ademas el comunismo , fue lo que desacelero el poder de la derecha que sin un poder que se le oponga puede ser tam brutal como el comunismo....Esperen y veran como puede ser "de dulce" la derecha sin una fuerza que se le oponga...
    En fin nada nuevo bajo el sol desde siempre....

     
  • At 5/05/2006 08:06:00 PM , Blogger opinador said...

    Puedes comparar a stalin con Hitler en http://elpeor.ning.com, o añadir al que quieras para comparar

     
  • At 9/14/2006 02:23:00 PM , Anonymous Anonymous said...

    No creo que hacer comparaciones sea algo bueno. Hay que recordar(y no justifico nada con esto)que atrocidades y genocidios se han cometido en nombre de todas las ideologías, y en nombre de religiones también. En España lo sabemos perfectamente con la Iglesia Católica (la Santa Inquisición y Franco bajo palio, caudillo de España "por la gracia de Dios").
    Yo soy comunista y estoy convencido que ni el stalinismo ni el castrismo son el comunismo. Sin embargo, el nazismo y el franquismo sí son el fascismo.
    Me niego a comparar a la madre aria alemana que peinaba a su hijo y miraba hacia otro lado mientras se llevaban arrestado a su vecino judio y/o comunista, con el campesino ruso que, piedra en mano, salió una fría mañana de su chabola para asaltar el Palacio de Invierno del zar.

     
  • At 9/14/2006 02:30:00 PM , Blogger Elías said...

    Anónimo, por supuesto el comunismo teórico es muy bonito, y el fascismo no. Pero si a eso vamos, el estalinismo es al comunismo lo que la inquisición al cristianismo. El comunismo, por ahora, ha demostrado de forma muy triste (tan triste como cientos de millones de muertos, de torturados, de detenidos y de desplazados) que no es viable. Quizás es que no somos lo bastante buenos para esa ideología, pero siempre acaba derivando en lo mismo: en la URSS, en Cuba, en China, en Rumanía, en Yogoslavia, en Vietnam del norte, etc...

    Un saludo.

     
  • At 8/22/2007 01:03:00 AM , Anonymous Anonymous said...

    Cada vez que alguien ha dicho "eso no es el verdadero comunismo, yo lo haré mejor" lo único que ha hecho mejor ha sido matar más gente en menos tiempo. Stalin creyó que lo haría mejor que Lenin, Mao que lo haría mejor que Stalin, y Pol Pot pensó que él sí crearía el "auténtico" comunismo. Dios nos libre del siguiente "auténtico" comunista. Y por cierto, el fascismo y el nazismo son cosas diferentes, que fueran aliados fue casi tan ciscunstancial como la alianza de las democracias con Stalin.

     
  • At 1/03/2008 07:45:00 PM , Anonymous Anonymous said...

    Yo no digo nada de Hitler,ni nadie, ni que uno era mejor que el otro, que uno mató menos, no hablo.
    ¿Pero de Stalin nadie dice nada?
    Recordemos que Stalin también tenía campos de concentración y campos de concentración en lo que murieron mucha gente también (algunas fuentes opinan murió más gente que en los campos nazis) y que empezaron a funcionar muchos años antes que surgiera la figura de Hitler y el exterminio nazi hacia los judíos y que dejaron de funcionar no cuando terminó la Segunda Guerra Mundial sino cuando murió Stalin en 1.953.
    Y esto muchos, lamentablemente lo ignoran y creen que es una mentira, pero lamentablemente es verdad.
    Dicen así porque realmente no se ponen a leer o no saben bien lo que pasó.
    Saludos.

     
  • At 3/23/2009 04:47:00 PM , Anonymous Anonymous said...

    Tras haberse abierto los archivos secretos de la Unión Sovietica, reputados histriadores, nada sospechosos de ser militantes comunistas, se han dado de bruces con la realidad. Esos 20 millones, 50 , 100, etc de cadáveres que se le atribuyen a la URSS han resultado ser un mito, si, si, un mito señores. Por favor, rigor histórico.

     

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home